Artemis Fowl (2020)


Artemis Fowl (Ferdia Shaw), un joven criminal irlandés, rapta a Holly Short (Lara McDonnell), un hada, con la intención de pedir un rescate que le permita salvar a su padre (Colin Farrell). Una vez logra cumplir sus intenciones, se embarca en una aventura que le llevará a luchar contra el maléfico hada Opal Koboi.


Aquellos que intentan superar la miopía temporal causada por la sobrecarga de información del mundo moderno, pueden recordar un momento en que los multicines no eran únicamente del dominio de los superhéroes. Antes de que los Vengadores se reunieran (y antes de que Katniss se ofreciera a Los Juegos del Hambre) hubo un período en el que todos los libros de fantasía tenían la opción de convertirse en el próximo Harry Potter. ¿Quién puede olvidar la legión de inicios de franquicias que fueron fallidas, adaptaciones de novelas exitosas sobre niños (normalmente niños) descubriendo un mundo secreto? La mayoría comete el error de deformar la novela más allá del reconocimiento, alienando a los fanáticos de los libros sin atraer a los que no leen, y sentando las bases para las secuelas en lugar de contar una historia convincente. (La excepción posiblemente fue Percy Jackson, que, aunque despreciada por los fanáticos y el autor por igual, tuvo el éxito suficiente como para tener una secuela).


Mientras que la burbuja de fantasía adolescente creció y explotó, Artemis Fowl languideció en el infierno del desarrollo. Si bien la serie de Eoin Colfer sobre un genio infantil / cerebro criminal que descubre el inframundo de las criaturas mágicas fue exitosa, la adaptación permaneció en el aire (probablemente debido al protagonista antiheroico y con frecuencia insufrible). Después de más de una década, la película finalmente pareció despegar, pero fue rechazada por su asociación con Harvey Weinstein, luego se retrasaron las fechas de estreno y, finalmente, Coronavirus. Por lo tanto, ARTEMIS FOWL (2020) finalmente ha sido abandonada sin ruido en Disney +, como otra película para que los padres que están ocupados dejen a sus hijos frente noventa y cuatro minutos de soledad.
Dirigida por Kenneth Branagh con un guion del dramaturgo irlandés Conor McPherson, se siente como un producto de una excesiva intromisión en el estudio; despojado a fin de atraer a todos y que termina ofreciendo ningún tipo de atractivo. Esta claro desde el primer momento (y mas con su historia) de que ARTEMIS FOWL esta pensada para generar secuelas (que nunca llegaran). 


Branagh tiene poco con lo que trabajar en la película. El drama que ocurre entre los personajes es apático y carente de personalidad. De manera confiable, Branagh obtiene buenas actuaciones del elenco, pero no puede encender la chispa para encender una historia emocionante para el espectador.
Y ahí es donde sospecho que la película se quedará sin público: incluso con un material tan rico con el que trabajar, hay tanta falta de energía y emoción que incluso simplemente divertirse con la película es imposible. El mundo de las hadas que se nos muestra brevemente parece copiado de cualquier otro tipo de mundo tecnológicamente avanzado en una película con un gran presupuesto, y la acción es poca, dispersa y no entretiene. Hay menos abundancia de magia e inteligencia que la premisa permite, y muchas más montañas de exposición y construcción del mundo se amontonan en 90 minutos. No diría ni que ARTEMIS FOWL sea una historia de aventuras y que gran parte parece que los personajes se preparan para que suceda algo grande e impactante, solo para que nunca llegue.
Hay tanto en el camino de personaje diferentes, seres y relaciones entre humanos y hadas que ningún elemento individual tiene la oportunidad de brillar, y nunca supera el carácter unidimensional de los personajes importantes. Por ej., el protagonista Artemis Fowl, es el mejor ejemplo. Un genio con potencial ilimitado, que al principio muestra un destello de personalidad cuando habla con su padre.


 Todo eso se desvanece cuando secuestran a su padre, y a partir de entonces, se trata de leer libros sobre Hadas y Trolls y preguntarse cómo va a obtener cierto objeto. No tiene ninguna conversación significativa con nadie a su alrededor, ni vemos casi su genialidad de la que tanto se habla. Y con tantos saltos entre personajes, apenas se siente como el personaje principal de su propia película. Al final, vestido con su traje y sus gafas, es difícil darse cuenta de lo que se supone que debe haber aprendido durante la historia.



Y en cuanto al resto del elenco, ninguno de ellos recibe muchos favores. Judi Dench, recibe un papel que tiene menos sentido para ella que ser un “gato CGI, haciendo una voz entrecortada como una comandante de las hadas y que está dejando que todos sepan que “es demasiada vieja para esa mierda”. En cuanto a Farrell, pasa la mayor parte del tiempo retenido como rehén. Nonso Anozie interpreta a Domovoi Butler, el sirviente y guardaespaldas de la familia Fowl que tiene una infinidad de habilidades que difícilmente podemos ver. Tampoco sería una película moderna de Disney sin Josh Gad estando en ella, y de una manera que solo puedo describir como sublime, él es lo mejor de la película. Es como una mezcla de Rubeus Hagrid y Josh Gad con voz ronca, pero es el único que proporciona algo de humor a la historia.



En definitiva y resumiendo: ARTEMIS FOWL es una película sin ningún tipo de emoción, y eso se traslada a los espectadores. Durante 90 minutos estas esperando algo que nunca llega (porque eso seria para la secuela). No creo que lleguen, dejando esto en una anécdota de como Disney sigue empeñado en crear franquicias que solo se meten una ostia (con perdón) cuando se estrena. A pesar de un estilo visual, no interesa nada lo que les pasa a los personajes siendo todo intrascendente. Hay un momento en la película donde el personaje de Butler le dice al joven Artemis: “No se suponía que tuvieras que ver esto”, pero creo que no se dirige hacia él, sino hacia los espectadores.

Artemis Fowl Movie GIFs - Artemis Fowl Confidential

Comentarios