miércoles, 29 de noviembre de 2017

Don´t Knock Twice (2017)

Una madre (Sackhoff)  llena de culpa debe desvelar la terrible verdad que se esconde tras la leyenda urbana de una bruja demoníaca y vengativa.

El drama familiar y el horror son una combinación sorprendentemente eficaz, a pesar de sonar como conceptos antagónicos. Desde clásicos como POLTERGEIST (1982)  hasta ejemplos más recientes como EXPEDIENTE WARREN (2013), no hay nada que reúna a una familia como una buena historia de horror pasada de moda.DON´T KNOCK TWICE del director James Caradog  es la última de esta larga serie de dramáticas películas de miedo.


La trama de la película se siente ligeramente floja, con muchos aspectos que han sido “prestados” de películas de terror similares como MAMA (2013), específicamente con los temas de la maternidad y la representación del antagonista. A pesar de esto, DON´T KNOCK TWICE tiene algunas sorpresas para los espectadores pacientes, por no mencionar algunos momentos que consiguen trasmitir terror con cierta hechicera que busca niños.


Aunque ciertamente aprecio las conexiones con el folklore ruso, el misterio sobrenatural es  claramente la parte más débil de la película. Las interpretaciones de Sackhoff y Boynton, por otro lado, son las que realmente hacen que la experiencia valga la pena, ya que su relación madre-hija añade  otro nivel de drama a la película. Por lo menos el guion ha tenido el detalle de sentirte identificado con estos personajes que se enfrentan a esta entidad aparentemente indestructible.


Más allá de los personajes, Caradog también tiene un buen ojo para la narración visual, y su dirección ciertamente eleva algunas de las partes más genéricas de la película. Mientras que lo visual  no es un sustituto de un buen guión, el estilo en la película casi compensa la falta de creatividad de la historia. Hubiera sido genial ver una versión mejor desarrollada del antagonista, pero parece ser (una lástima) que las figuras altas y delgadas que se arrastran desde los rincones más oscuros de la pantalla se han convertido tristemente en algo demasiado común en el horror en estos tiempos.


En definitiva y resumiendo: Incluso con un guion con altibajos y el diseño del “monstruo”, DON´T KNOCK TWICE meceré al menos un visionado. Los personajes están muy bien desarrollados, sus interacciones son creíbles, y hay algo instintivamente convincente para ver hasta qué punto una madre está dispuesta a ir a fin de proteger a su hij@. Puede que hubiera funcionado mejor como un drama familiar que como una película de terror original sobre problemas familiares, DON´T KNOCK TWICE sigue siendo una siendo un ejemplo del genero, entretenida y sin pretensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario