Plano Anormal: Sin Escapatoria (2021)

Nueva critica en Plano Anormal, donde hablo de la película “SIN ESCAPATORIA” (2021)  dirigida por Mike Burns y protagonizada por Jaime King y Bruce Willis.

Sinopsis: Shannon (Jaime King) sube a la montaña para esparcir las cenizas de su padre, pero una vez allí ve cómo una policía mata a un traficante de drogas tras una discusión. La agente la persigue y pide refuerzos, ya que su primo también es un policía corrupto y su tío es el jefe corrupto de la policía. La atrapan y están a punto de matarla cuando Jack (Bruce Willis), que es un policía de Cincinnati recientemente retirado que se ha ido de fin de semana a una cabaña cercana, lo oye todo y la salva. Juntos, Jack y Shannon, tienen que enfrentarse a la familia criminal y conseguir pruebas suficientes para poder incriminarlos.




Si os gusta la crítica, Like y suscribiros.

Scream (2022)

 

Lo admito: Soy muy fan de la franquicia de SCREAM. Y realmente parece que fue ayer, pero ya han pasado 25 años desde que se estreno la primera parte SCREAM (1996) y 11 años desde que se estrenara la que es ahora la penúltima entrega SCREAM 4 (2011). Desde el 2011, nos tuvimos que despedir de Wes Craven (falleció en 2015) y parecía que nadie del elenco original quería volver para una nueva entrega si no estaba Wes a los mandos. Pero, en un giro del destino, los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett fueron escogidos para una nueva entrega, y ellos personalmente acudieron a la casa de la actriz Neve Campbell para convencerla de que leyera el guion (escrito por Guy Busick, James Vanderbilt) y la propia actriz se sorprendió de que era un homenaje en toda regla hacia Wes Craven y su franquicia. Acepto volver y con ella David Arquette y Courteney Cox también se añadieron al elenco, aparte de un grupo de jóvenes actores y actrices que van a pasar malos momentos en compañía de GhostFace en esta nueva película titulada SCREAM (2022).

Veinticinco años después de que una serie de brutales asesinatos conmocionara al tranquilo pueblo de Woodsboro, un nuevo asesino se ha puesto la máscara de Ghostface y comienza a perseguir a un grupo de adolescentes para resucitar los secretos del mortífero pasado del pueblo.

Mister Video: Dick Tracy (1990)

 

En 1975, el director y actor Warren Beatty tuvo la idea de una adaptación cinematográfica de los populares cómics de Dick Tracy escritos por Chester Gould, pero a pesar de los éxitos iniciales con adaptaciones de cómics, por ejemplo, las dos películas de SUPERMAN (1978-1980), los productores no tenían ninguna intención de realizar el proyecto, ya que no estaban muy entusiastas por la proposición de Beatty. No fue hasta una década después que nuevos productores aceptaron la visión que el actor tenía en mente, por lo que la producción comenzó con un elenco con talento y el apoyo de una (muy) agresiva campaña publicitaria. El resultado es una adaptación cinematográfica del cómic muy estilizada, que al mismo tiempo se ve a sí misma como un homenaje al cine de los años treinta y cuarenta.

Dick Tracy (Warren Beatty) es un policía valiente e incorruptible que está decidido a acabar con el crimen en la ciudad. Pero, para ello, deberá enfrentarse al gánster Bambino Caprice (Al Pacino) y su banda. Su voluntad y determinación se tambalean cuando conoce a la seductora Suspiros Mahoney (Madonna).

Terrores Nocturnos: No profanar el sueño de los muertos (1974)

Los muertos vivientes o zombies en el cine siempre han sido objeto de una serie de largometrajes bastante sorprendentes, cada uno más o menos interesante, especialmente en términos de guion y dirección. La obra maestra indiscutible para bastantes espectadores sigue siendo LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVOS (1968) de George A. Romero. Seis años después, en 1974, cuando el proyecto ya llevaba un tiempo inactivo, Jordi Grau, director español de CEREMONIA SANGRIENTA (1973), acepta el rodaje de NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS (1974), e inspirada directamente en el clásico de Romero. Pero a diferencia de LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES, la película es en color, rica en violencia explicita, plantea una plausible reflexión sobre el incumplimiento de la política ecológica, ignorada y por tanto apoyada por una sociedad británica conservadora, coronada por una represión policial abusiva y racista. Un contexto ciertamente ficticio, pero que no deja de evocar, a lo que ocurre hoy en día en ciertos países.

Los cadáveres de una morgue inglesa próxima a una abadía de Manchester vuelven a la vida a causa de un experimento del gobierno que utiliza ultrasonidos para combatir la contaminación. Pero el experimento consigue también que los insectos de la zona enloquezcan y se devoren unos a otros. Al mismo tiempo, los muertos salen de sus tumbas con hambre y sed de venganza.