lunes, 15 de febrero de 2016

COOL MOVIE 9: Ruedas de fuego (1985)

-Cirio H. Santiago es como Bruno Mattei,pero en versión Filipina, ya que este director se dedicó a dirigir explotations de todo éxito que se estrenaba en el mercado yankee,con un presupuesto barato, con actores anglosajones para poder ser vendidas al mercado extranjero. La saga MAD MAX, no se salvó de su versión filipina, en el mismo año que llego que llego la tercera parte de Mel Gibson, también lo hizo RUEDAS DE FUEGO (1985) , una “madxplotation” en toda regla.

-En el mundo del futuro, los guerreros de la autopista imponen su ley. Trace intenta sobrevivir enfrentándose a esos salvajes  y a sus máquinas de destrucción.


-Con una estética copiada de MAD MAX 2, tanto en el protagonista (un clon de Gibson) como en lo automóviles, en menos de 15 minutos vemos un torneo de lucha, disparos y una persecución a todo gas, todo ello bajo el filtro de un presupuesto irrisorio, tiene un inicio potente, lo que ocurre (su gran problema) es un guion que se podría escribir en un servilleta de papel, ya que es una sucesión de escenas de acción con un malo de pacotilla, un grupo de personajes que aparecen solo para dar palmito, debido a su plano desarrollo además de unos actores que sobreactúan fatal.

Imperator Zetosa.

-Entre las escenas que se quedan en la retina del espectador tenemos un amplio abanico que voy a desarrollar, donde se dan mano lo absurdo y la Serie Z:

-Entre el grupo de villanos hay ninjas.
-Los coches y las motos están adornadas con cartón y pintadas con acuarelas.
-La hermana del protagonista se escapa con su novio de la persecución de unos “piratas” pero le da tiempo para echar un kiki (desnudo gratuito)
-En medio de la película, aparecen unos enanos llamados “hombres de las arenas” que en un cambio de plano han crecido, son filipinos, maquillados con talco y llevan unas pelucas que parecen unos caniches muertos.

Venga,que ya ha salido la cabalgata de carnaval.

-Son muchos puntos a nombrar, pero prefiero que el espectador se arriesgue a descubrirlos todos, pero aparte de la cantidad de “frikadas” el ritmo es un poco lento, y tanto tiro sin motivo no es motivo de diversión. Todo esto se añade a que solo hay tres paisajes en todo el largometraje (un desierto, una playa y una fortaleza) se hace un poco cansino.

-En el reparto (sic) tenemos a Gary Watkins, el protagonista del que solo salvo su gran escena saltando de una montaña pegando tiros y cayendo de pie, Lynda Weismeir (playmate) que como actriz poco, pero como físico tiene el aprobado. De los demás poco que mencionar, todos son planos como un papel de fumar.

¿Tom Hardy?

-En definitiva y resumiendo: Sucesión de escenas de acción, al estilo del Equipo A, sin casi guion, pero que dentro de lo cutre y casposo, tiene un pase, debido a la cantidad de diálogos y situaciones surrealistas, bajo la ambientación de MAD MAX (incluso aparece una imperator furiosa de baratillo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario