lunes, 29 de agosto de 2016

Blanco Humano 2 (2016)

-Retirado de las Artes Marciales Mixtas, es “El Carcelero” Baylor (Scott Adkins) no puede rechazar una oferta de un millón de dólares por una última pelea en Birmania. Pero cuando llega al punto de la pelea, descubre que ha sido engañado y se ha convertido en el objetivo de una cacería humana liderada por un rico empresario llamado Aldrich (Robert Knepper) al que millonarios pagan para poder sentir lo que es “cazar a un hombre”. Llevando consigo una bolsa de rubíes (que será suya si llega a la frontera de Tailandia) y una botella de agua, Baylor tendrá que sobrevivir en plena jungla de sus temibles captores.


-Dirigida por el director Roel Reiné, un auténtico experto en realizar películas directamente para su venta en DVD y Blu-Ray, con títulos como PERSECUCION EXTREMA 2 (2009), TRAS LA LINEA ENEMIGA: COMANDO DE ELITE (2014) y 12 TRAMPAS 2 (2013) y secuelas de películas de gran éxito como EL REY ESCORPION (2002) o LA CARRERA DE LA MUERTE (2008) nos presenta la secuela (tardía) de una de mis películas favoritas de acción que no es otra que BLANCO HUMANO (1993) dirigida por el maestro John Woo y con el protagonismo en su época de mayo fama de Jean-Claude Van Damme.BLANCO HUMANO 2 (2016) aunque intenta invocar el título de la original, esta secuela es muy inferior a la primera parte con una premisa muy básica sobre la cacería humana (más desarrollada en la original) y donde la acción se traslada de Nueva Orleans a Myanmar (Birmania).

-Lo que llama la atención, es que a pesar de contar con tres guionistas para la historia, esta simplemente parece un “reboot” de la anterior, donde un luchador de Artes Marciales Mixtas se retira después de un “problema” que no destripare. Después de esto y viviendo en Tailandia, decide aceptar (sin ninguna pregunta) una oferta de un promotor que le ofrece una última gran pelea, pero como todo espectador sabe, será un truco para que él sea el objetivo en una cacería humana. Una historia simple que solo teje finos hilos de personalidad en el protagonista y demás personajes, para que estos demuestren sus capacidades para las escenas de acción que transcurren durante la película, lamentablemente estas secuencias tienen el problema del bajo presupuesto y un estilo de filmación deficiente.


-Visualmente el director abusa de las escenas en cámara lenta (si no llega a tenerlas, la película hubiera durado 20 minutos menos) como si fuera un homenaje al director John Woo y en el que (como no) se incluye un par de tomas de palomas blancas volando. Por lo demás la historia transcurre en la selva de Birmania, mientras el protagonista huye de un plantel de “villanos”, en donde estos últimos parecen totalmente idiotas, ya que teniendo armas, tecnología puntera y todo tipo de opciones para que nuestro protagonista muera de primeras, estos escogen toda decisión absurda que se les va planteando hasta llegar al clímax final.


-Sin duda alguna, BLANCO HUMANO 2 está realizada para que el actor principal Scott Adkins se luzca todo lo que pueda como héroe de acción, lo que pasa es que si eres seguidor de su filmografía (INVICTO 2, NINJA, JUSTICIA LETAL) sabemos que es especialista en repartir patadas y puñetazos, pero que el director no debería de saberlo mucho, porque las escenas de pelea son escasas y las coreografías están realizadas con una lentitud pasmosa. Del reparto y destacando por el nombre tenemos a Robert Knepper (PRISON BREAK) como villano, donde solo sirve para mostrar su enfado ante cámara y Rhona Mitra (BEOWULF, DOOMSDAY, UNDERWOLD: LA REBELION DE LOS LICANTROPOS) como cazadora, solo sirve para pavonearse vestida de cuero mientras camina en cámara lenta con explosiones a su lado, con varias escenas de pelea, donde la ultima es para echarse las manos a la cabeza (ya sabréis porque si la veis).


-En definitiva y resumiendo: BLANCO HUMANO 2 se sirve de la gran fama de la original, para ofrecernos un producto con un presupuesto y una dirección parecida a la de un telefilm, una historia que no tiene nada nuevo que no sepamos de la anterior y que solo sirve como un (mal) vehículo de lucimiento para el actor Scott Adkins, al que seguramente solo sus fans responderán viendo esta película.




No hay comentarios:

Publicar un comentario