lunes, 3 de julio de 2017

Inconceivable (2017)

Una misteriosa joven, Katie (Nicky Whelan), y su hija se mudan a un nuevo pueblo para escapar de su pasado y se hacen amigas de Angela Morgan (Gina Gershon), una madre que quiere tener una familia más grande. Según su relación se va desarrollando, Angela y su marido, Brian (Nicolas Cage), dejan que Katie viva en su casa de invitados para hacer de cuidadora. Con el tiempo, la amistad entre las dos mujeres va degenerando, ya que Katie se obsesiona con la hija de los Morgan.

Dirigido por Jonathan Baker (en su primera película), INCONCEIVABLE (2017) es exactamente lo que parece, ni más ni menos, un thriller barato que juega con las reglas de las películas de los 90´s que tan se pusieron de moda como LA MANO QUE MECE LA CUNA o MUJER BLANCA SOLTERA BUSCA y no deja casi nada a la casualidad.
Con un inicio que nos deja ver  una faceta clave del pasado de Katie, una que quita gran parte de la tensión y en la que sabemos que Katie no va a ser buena. Baker se niega a guardar secretos desde el principio hasta el final de la trama, asegurándose de saber exactamente lo que está sucediendo. Esto significa que Katie debe tener amistad con el matrimonio Morgan rápidamente, que los Morgan necesitan a otro niño, y que la confianza entre ellos se rompe lo más rápido posible.


El guión, de Chloe King, consigue que nada se siente auténtico o real  al respecto, con la mayoría de las cosas atroces y engaños de la “conspiradora” que ya hemos visto en millones de telefilms. Esta es una película de diálogos de besugo, con la mayor parte enfocados a las maldades de Katie interpretada por Nicky Whelan, que en ningún momento da una imagen amenazadora o “creepy.Gershon hace lo mejor que puede con la ignorancia obligatoria que tiene que tener su personaje  mientras que Cage parece que vaya dormido durante todo el metraje, su papel principalmente en una serie de cameos en los que dice una o dos palabras ( tranquilos, tenemos una escena de él gritando con su asombrosa sobreactuación) en donde no  sabemos nada de él, qué tipo de médico es, ni siquiera por qué está en la historia. Tener un actor como Cage en una película como esta y dejarlo olvidado por la duración es posiblemente el mayor defecto de la película aunque sea duro admitirlo. Aparte también tenemos en el reparto a Faye Dunaway, que tendría un par de días libres y decidió aparecer en esta película y llevarse un suculento cheque a su casa.


En definitiva y resumiendo: INCONCEIVABLE es una basura insípida, un thriller sin ningún tipo de sorpresa que desde el primer minuto ya podemos adivinar por donde va a ir toda la trama y ni las actuaciones son mínimamente aceptables…en fin una total pérdida de tiempo (al menos que te guste perder el tiempo en algo que ya has visto, pero con diferente título.

No hay comentarios:

Publicar un comentario