sábado, 5 de agosto de 2017

Atomica (2017)

Año 1989, el muro de Berlín está a punto de caer. Un agente del MI6 encubierto aparece muerto y la espía Lorraine Broughton (Theron) debe encontrar por todos los medios una lista que el agente estaba intentando hacer llegar a Occidente, y en la que figuran los nombres de todos los agentes encubiertos que trabajan en Berlín oriental. Lorraine no se detendrá ante nada para conseguir dar con esa lista, enfrentándose a varios asesinos y sumergiéndose en un mundo en el que nadie parece ser quien dice ser.

Basada en la novela gráfica “La Ciudad más fría”, ATÓMICA  es la primera película en solitario del director de JOHN WICK, David Leitch. La combinación de la destreza del cineasta con la acción y la posición de Theron como una de las principales estrellas de acción femeninas (especialmente después de su papel en MAD MAX: FURY ROAD) emocionó a muchos con la perspectiva de "Jane Wick", aunque una historia contada en el mundo del espionaje en lugar de crimen clandestino. El resultado final es algo más parecido a un “luces y sombras”. ATÓMICA  es un thriller elegante, pero desigual, con una fuerte actuación de Theron y emocionantes escenas de acción.


Mientras que la película no tiene escasez de excelentes “set pieces”, ATOMICA es un poco fallida por un guion poco inspirado que deja algo que desear y con ganas de más. La premisa de la narración principal es bastante estándar y trae poco nuevo al espectador, utilizando un MacGuffin similar a los que se han utilizado en películas de espías (como James Bond). También carece de una línea emocional convincente, por lo que es difícil para algunos espectadores a meterse en su narrativa. En algunos lugares, la película intenta  abrazar la naturaleza enrevesada de las películas de espionaje, en último lugar, llegando a muchos giros de guion que llegan a ser un pequeño estorbo. Los sucesos de la historia son fáciles de seguir,  pero esos giros son simplemente innecesarios para la narración, cuando un enfoque más centrado habría sido para mejor (sobre todo para la duración).


Donde brilla ATOMICA es a través de sus méritos técnicos y su excelente banda sonora.Leitch demuestra que tiene habilidad detrás de la cámara, elaborando numerosas secuencias que se destacan y son francamente brutales en su ejecución. Una escena situada dentro de una escalera es el punto culminante de toda la película (siendo desde ya, una de las mejores escenas del año) pero Leitch se compromete totalmente con la coreografía de primera clase y el trabajo de la cámara. Su visión se complementa muy bien con la cinematografía de Jonathan Sela, que utiliza una variedad de colores apagados para pintar un lienzo llamativo de neón, que se integra a  los temas y la atmósfera de la historia. ATÓMICA es sin duda un ejercicio de estilo por encima de la sustancia, pero el talento de Leitch es suficiente para hacer que la película sea una película  bastante agradable.


La verdadera alma de ATOMICA, sin embargo, es Theron, quien una vez más demuestra que es más que capaz de llevar una película de acción sobre sus hombros. Ella retrata a Lorraine como un espía de acero, sin parecer absurdo y magistralmente maneja todos los elementos físicos de la actuación. Al igual que la estrella de JOHN WICK de Leitch que es Keanu Reeves, Theron hace la mayoría de sus propias acrobacias, lo que ayuda a elevar el producto final. Por desgracia, no hay mucho para el personaje  para explorar, pero ella es juego para todo lo que Leitch le coloca en su camino, convirtiéndose en un nuevo “icono-fan “que podría ser explorado más en secuelas. Lorraine es un personaje divertido para ver en pantalla, incluso si ella no es el protagonista más interesante a veces.

En cuanto al reparto, los co-estrellas no tienen tanta suerte. McAvoy es el que hace la mayor impresión, teniendo un tiempo diabólicamente bueno como Percival, interpretando la naturaleza impredecible del personaje de un espía que “va a su bola”. El resto no le va tan bien y se pierden en su papel. Jones y John Goodman (que interpreta a la CIA Emmett Kurzfeld) están relegados principalmente a una sala de interrogatorios donde simplemente hacen preguntas y reaccionan. Sofia Boutella intenta sacar el máximo provecho a su agente francés Delphine Lasalle, pero su tiempo de pantalla es demasiado limitado para su dinámica con Theron para ser plenamente desarrollada (aunque entre ambas nos regalan una caliente escena lésbica). Para bien o para mal, ATÓMICA es el espectáculo de Theron hasta el final.


En definitiva y resumiendo: Las carencias del guion de ATOMICA le impiden realizar todo su potencial, pero la película todavía es una excelente elección para ver en los cines. Los aficionados a la acción seguramente obtendrán una satisfacción de lo que Leitch y Theron presentan en la película, con la esperanza de que el director nos cree grandes escenas de acción para DEADPOOL 2, la película puede ser recomendada para los entusiastas del género de acción para adultos, pero es honesto decir que solo los que disfruten de este tipo de películas serán los únicos que compraran la entrada (mereciendo mucho más).

No hay comentarios:

Publicar un comentario