MiniCriticas: 7500: Avión Secuestrado (2019)


Tobias (Joseph Gordon-Levitt) es el joven copiloto de un avión que es secuestrado por unos terroristas, quedando él como único negociador con los atacantes desde dentro de la cabina sellada. Cuando los secuestradores matan a un pasajero y amenazan con matar a más gente inocente si Tobias no abre la puerta de la cabina, este hombre normal se enfrentará a la prueba de su vida.


7500: AVION SECUESTRADO (2019) se lanzó el viernes 19 de junio en Amazon, siendo un thriller tenso e inmersivo. Imagine el típico drama de secuestro, pero hecho desde la perspectiva del piloto, que está encerrado en la cabina sin otra opción que mantener el avión en curso para un aterrizaje de emergencia, incluso cuando todo el infierno se desata en el resto del avión. Eso solo generaría un gran drama, aunque el guionista y director Patrick Vollrath aumenta la tensión para hacer las cosas aún más personales para nuestro piloto, con su compañera sentimental y madre de su hijo (Aylin Tezel), siendo una de las asistentes del vuelo como rehén.


Si bien Vollrath quizás introduce demasiados elementos a veces, incluso colocando la película en Alemania para que Levitt no pueda comunicarse con los terroristas, excepto en cortos intercambios con el secuestrador más joven y aterrorizado (Omid Memar), en general, esta es una eficiente película. Ayuda que el concepto sea bueno, y ciertamente algo actual y oportuno. Pero el verdadero as bajo la manga es Joseph Gordon-Levitt, quien hace su primera aparición en la pantalla después de tres años como nuestro piloto protagonista. Es difícil no simpatizar con el actor, que no tiene más remedio que asumir una gran responsabilidad si va a aterrizar el avión de manera segura y salvar a los ochenta (y algo) pasajeros a bordo. Levitt tiene algunos momentos de pánico convincentes, como cuando suplica por el intercomunicador con sus pasajeros para tratar de recuperar la cabina de los secuestradores, que solo están armados con botellas de vidrio rotas. El espectador siente su difícil situación y, a pesar de todo, es convincente incluso cuando comienza a empatizar con el secuestrador más joven.


Una advertencia para aquellos lectores que vayan a ver la película: Prime Video parece tener dificultades con los subtítulos, ya que en multitud de ocasiones los subtítulos iban pegados sin ningún tipo de espacio entre las palabras. Creo que es un error grave ya que te hace desconectar de la película si la ves en V.O, y son aspectos que se tendrían que cuidar antes de lanzar una película a multitud de países.


En definitiva y resumiendo: 7500: AVION SECUESTRADO es un pequeño thriller que es convincente durante todo su metraje, incluso si al director le da por estirar un poco la trama en el tercer actor sin ser necesario, o introducir elementos en la trama solo para que el viaje en el avión sea más aterrador. Dicho esta, la película es entretenida y solo por el rendimiento de Levitt merece totalmente el visionado.

Comentarios