jueves, 3 de enero de 2019

Bumblebee (2018)


Sexta entrega de la saga 'Transformers', esta vez centrada en el "hermano pequeño" de los Autobots, Bumblebee. Tratando de escapar, en el año 1987, Bumblebee encuentra refugio en un depósito de chatarra en una pequeña ciudad en la costa Californiana. Charlie (Hailee Steinfeld), a punto de cumplir 18 años y tratando de encontrar su lugar en el mundo, descubre a Bumblebee, dañado durante una batalla y descompuesto. Cuando Charlie lo revive, aprende rápidamente que éste no es un VolksWagen amarillo normal.

La franquicia de Transformers se ha vuelto tan enorme como los robots gigantes que la conforman. Es un gran negocio en la taquilla, pero al final, si no estás allí explícitamente para ver a los robots gigantes derribar edificios, entonces no hay mucho más para entusiasmarte. BUMBLEBEE (2018), sin embargo, es algo un poco diferente, y diferente es bueno. Es el primer “spin-off, que se centra en el personaje del título (favorito para muchos) en lugar de dos ejércitos de robots gigantes, y al reducir la historia a un tamaño manejable, BUMBLEBEE ha podido hacer algo que ninguna otra película de la serie ha conseguido: lograr que los espectadores se involucren emocionalmente en un transformer.


Con la posible excepción de la aparición aleatoria de Sir Anthony Hopkins en TRANSFORMERS: EL ULTIMO CABALLERO (2018), Hailee Steinfeld es probablemente la mejor actriz (en incluso de los actores) que haya aparecido en una película de Transformers, y eso se nota. Ella tiene más química al instante con este robot gigante, o cualquier otro personaje humano, que nadie más en la franquicia. Por supuesto, su co-estrella también “actúa” bien. El truco de las películas anteriores, donde Bumblebee usa su radio para comunicarse, es algo que esta película produce gradualmente, e incluso una vez que se ha establecido, nunca se exagera. Esto le da al silencioso robot una calidad infantil que es instantáneamente cautivadora. Otra actuación digna de destacar es la de John Cena. BUMBLEBEE saca su mejor rendimiento hasta la fecha y lo aprovecha al máximo, con un papel que le permite ser estrella de acción, comediante y funcionando bien en ambos.


BUMBLEBEE es una película de los 80. Eso no es porque solo tenga lugar en los años 80, sino más bien porque se siente como una película que viene de la década. Las comparaciones con ET (1982) son obvias, ya que un humano se hace amigo de un extraterrestre y trata de ocultarlo de los militares. Pero BUMBLEBEE está claramente destinado a caer en el lado del homenaje en lugar de sentirse como un imitador. La película no solo parece que quiera tener lugar en la década de los 80, se siente como si fuera realmente filmada en ese momento. El director Travis Knight ha capturado perfectamente el tono y el estilo de una "película de los 80".


Desde los años 80 fueron el apogeo de los Transformers, BUMBLEBEE juega con esa nostalgia a lo grande. En lugar de tener el cuerpo de automóvil deportivo de la franquicia de la película principal, los otros Transformers que sí vemos, aunque brevemente, se parecen mucho más a sus homólogos de juguete de los 80. La secuencia de apertura de la película se parece a lo que sucedería si re-hiciera TRANSFORMERS: THE MOVIE (1986) con efectos modernos, siendo una autentica pasada para los fans los primeros minutos de metraje.


La nostalgia corta en ambos sentidos, por supuesto. Un poco puede ser un buen añadido a una historia, demasiado puede hacer que una historia se sienta demasiado forzada para tocar todas las teclas. Hubo demasiadas referencias de la cultura pop de los 80 para mi gusto. muchos de ellos estaban obviamente allí sin ninguna razón, más allá del gag que provoca la risa entre el publico (a mi la escena de los cassettes no me hizo gracia) Por supuesto, no sería una película de Transformers si no tuviera explosiones masivas y robots gigantes que se disparan entre sí con láser. No te preocupes, BUMBLEBEE también tiene eso, y mientras que las secuencias de acción son más pequeñas simplemente por el hecho de que hay menos robots, los fanáticos de la franquicia se divertirán.


En definitiva y resumiendo: BUMBLEBEE no reinventa la rueda. La historia es bastante formulada, pero Travis Knight sabe claramente qué ingredientes se necesitan para hacer que esta fórmula en particular funcione de la mejor manera posible. Es casi seguro que continuaremos obteniendo más películas de Transformers. Si tiene que suceder, ¿podemos obtener más como BUMBLEBEE?



1 comentario:

  1. Bah, que pedazo de critica querido, me encanta que siempre intentes transmitir lo positivo de una pelicula, provocando al lector ganas de verla (más)...

    Por cierto, cada vez que veo a John Cena es esta película, me recuerda al Terminator... (casualidad)

    ResponderEliminar