viernes, 10 de junio de 2016

Eddie el Águila (2016)

-Todos recordamos películas  como SOMOS LOS MEJORES (1992), ELEGIDOS PARA EL TRIUNFO (1993) donde no es difícil sentir un apego hacia el débil o rechazado, en la que parece que estos no tienen ninguna oportunidad de triunfar. Ahora nos llega a nuestras carteleras EDDIE EL AGUILA (2016) un biopic sobre el británico Michael Edwards, el más famoso saltador de esquí del país.

-La película sigue los pasos de Michael Edwards (Taron Edgerton) conocido como “Eddie el águila”, en su lucha por lograr cumplir su sueño de infancia y poder participar en los Juegos Olímpicos de invierno de Calgary (Canadá) en 1988,convirtiéndose en el primer saltador de esquí británico de la historia en participar.


-Dirigida por el británico Dexter Fletcher, que ya sorprendió con la película/Musical AMANECE EN EDIMBURGO (2013) y "basado" en el libro Eddie The Eagle: My story, escrita por el mismo Edwards nos presentan el típico largometraje que hace que cuando salgas de la sala de cine, tengas una sonrisa de oreja a oreja. El largometraje nos presenta a un luchador desde que era pequeño, que solo pretendía un objetivo, que era participar en unos Juegos Olimpicos,en una lucha de “David contra Goliat” donde el mensaje que nos deja la película es que lo importante es participar y luchar por tu sueño, ganes o no una medalla olímpica.



-La historia es una mezcla de géneros, tanto el deportivo como la comedia excéntrica y un poco fantasiosa (ya que se tomaron ciertas libertades con la historia real) junto a la pasión y la fortaleza del ser humano. Es cierto que cada minuto del desarrollo ya se puede prevenir lo que viene a continuación ya que no contiene grandes sorpresas ni giros de guion que serían, por otra parte innecesarios que lo compensa con un entretenimiento perfecto. El director no era tonto metiéndose en este proyecto, ya que este tipo de películas del “oprimido” suelen caer bastante bien en taquilla, pero que como punto negativo tendremos una sensación de “deja-vu” de haber visto ciertas escenas en otro tipo de historias parecidas, pero la complicidad del dúo protagonista crea una refrescante diversión.

-Por un lado se puede comentar que el guion se toma tantas libertades que en la realidad nunca existio un entrenador llamado Bronson Peary (Hugh Jackman) que entrenara a Eddie para poder conseguir su sueño, los más puristas sobre biopics seguramente alzaran sus manos en contra de la película, pero es un acierto, debido a que últimamente nos llegan a la pantalla biopics de personas en los que no se quieren alejar mucho de lo que ocurrió realmente, debió al temor que le tienen colocar ficción dentro de una historia y se agradece un punto diferente que ayude entre la línea de la emoción real y la historia convincente, agrandando más el personaje principal y figura central.



-En términos visuales, más allá del estilo ochentero que respira cada poro de la película, el director aprovecha el máximo para ofrecernos unos saltos de esquí, rodado de una manera que haga emocionante verlos, al fin de al cabo EDDIE EL AGUILA es una película que celebra un deporte desconocido para el gran público, así que ellos podrán comprender y apreciar a los saltadores de esquí del pasado, presente y futuro.



-Referente al reparto tenemos a Taron Edgerton (KINGSMAN) como Eddie, en una representación que solo puede llevarse aplausos de mi parte, ya que su caracterización del personaje real es de autentico 10, llevar sobre sus hombros la historia de un “perdedor” que contiene una inocencia en la que el actor da lo mejor de sí, incluyendo los extraños gestos que hacia Eddie con la cara o su manera particular de saltarlo que llevo a su famoso apodo de “El águila”. Por otra parte tenemos a Hugh Jackman, interpretando a su entrenador e intentando robar escenas a su compañero y como comente antes, no existir ningún entrenador real de Eddie, Jackman sabe darle brillo a un mentor que le da tenacidad y brillo, en el que ambos aprenderán lecciones durante el entrenamiento. En papeles menores tenemos a Christopher Walken como ex entrenador de la selección americana de salto de esquí que tuvo en el pasado sus rencillas con el personaje de Jackman.



-En definitiva y resumiendo: EDDIE EL AGUILA es una película deportiva que en un principio ya hemos visto más de una vez y puede ser un repelente para el espectador, pero contiene un ritmo divertido y ágil (es imposible aburrirse) con un mensaje positivo tanto para adultos como para niños, puede que sea una exageración ciertas partes de la historia pero eso nos recuerda a las películas de los 90 para toda la familia donde el entretenimiento y sobretodo no tomárselo en serio hará que con la química entre el duo protagonista,destacando el gran trabajo de Edgerton.


No hay comentarios:

Publicar un comentario