viernes, 15 de julio de 2016

Infierno Azul (2016)

-Intentando superar la muerte de su madre, la estudiante de medicina Nancy (Blake Lively) se va de vacaciones a México, donde espera encontrar la paz surfeando en una playa solitaria donde su madre se hizo una fotografía cuando era joven, el problema llega cuando se queda atrapada en un islote a cien metros de la costa, y que entre ellos se interpone un tiburón blanco.


-Después de mucho tiempo de Sharknados, Mega Tiburones, Tiburones fantasmas y demás idioteces que han destrozado las películas sobre tiburones asesinos, por fin nos llega a nuestras carteleras INFIERNO AZUL (2016) película dirigida por el español Jaume Collet-Serra y que recupera el espíritu que tenía esa obra maestra de la mano de Steven Spielberg que fue TIBURON (1975).Funcionando durante sus apretados 87 minutos, INFIERNO AZUL sabe exactamente que película es y a que publico va dirigido, sin llegar a tener una ambición de ser una gran película de supervivencia, pero que tampoco lo necesita, teniendo un gran éxito en lo que intenta transmitir, ya que si algo tendremos en el largometraje es un montón de emociones y sustos.



-Jaume Collet-Serra,conocido de sus películas de terror LA CASA DE CERA (2005) y la recomendada LA HUERFANA (2009),para después ofrecernos un puñado de títulos de acción como vehículo al actor Liam Neeson (SIN IDENTIDAD,NON-STOP y UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR),sin duda tiene un fuerte control sobre ese tipo de aspectos comentados anteriormente. Una vez que aparece el tiburón en la pantalla, la película se convierte en un tenso viaje que hará sufrir a los espectadores menos habituados a la emociones fuertes, con la amenaza del gran tiburón blanco se cierne en cada escena. El realizador toma un enfoque similar a TIBURON (1975) en minimizar el tiempo en donde aparece el escualo para así aumentar el suspense y el terror. Imágenes como su aleta apareciendo por encima del agua o su (enorme) sombra que dejara pegados a los espectadores en sus asientos. Cuando el director acepta enseñar el tiburón en su totalidad las secuencias siguen siendo totalmente eficaces con un CGI obvio, pero de un diseño perfecto.



-Cuando un solo actor tiene sobre sus hombros el peso de la película siempre es un reto y afortunadamente en INFIERNO AZUL, Blake Lively supera el reto. Su rendimiento tira más hacia la variedad física que dramática, mientras intenta sobrevivir a su adversario, pidiendo ayuda en medio del islote, donde la actriz esta convincente en su papel y vende al público perfectamente la desesperación y peligrosidad de la situación. A medida que la película avanza, la audiencia se une más al personaje de Nancy en el hecho de querer vivir y se profundiza en sus ganas de supervivencia. Así mismo se agradece dar un poco de contenido al personaje en el primer segmento de la película, donde se puede comprender su estado emocional y el significado de su viaje a México.



-En lo referente al nivel de hemoglobina en sus escenas y sin entrar en Spoiler de ninguna de las maneras, comentar que contiene un par de secuencias realmente interesantes en ese tema, a pesar de que el director ha querido más tirar por el estilo de película de terror light y crear suspense sin ensañarse en las escenas explicitas. Los puntos negativos que tiene INFIERNO AZUL tampoco son muy graves, teniendo un plantel de secundarios que cumplen sus mínimos papeles en donde quedan eclipsados por una gaviota (que no es coña) y un inicio demasiado breve y apresurado donde el desarrollo inicial de la protagonista se cuenta a base de imágenes de teléfono y chats de Facetime, por lo que la historia empieza a ser interesante una vez aparecido el tiburón blanco.



-En definitiva y resumiendo: INFIERNO AZUL es un entretenimiento perfecto para esos espectadores que hartos de las grandes superproducciones exageradas de los estudios, donde todo son efectos especiales pero que no contienen ningún tipo de alma en su interior, pueden encontrar en INFIERNO AZUL un desintoxicante perfecto. Una película simple, que va al grano en lo que quiere respecto en el suspense y el terror. Cierto es que algunos espectadores quieran algo más por el dinero de su entrada y es difícil recomendarla. Pero gracias a Blake Lively que pone toda la carne en el asador con su papel y un tiburón de los que acojonan de verdad, estamos ante una de las películas que con un moderado presupuesto pueda convertirse en uno de los primeros éxitos del verano.

1 comentario: