martes, 6 de diciembre de 2016

Hasta el último hombre (2016)

-Narra la historia de Desmond Doss (Andrew Garfield), un joven médico militar que participo en la batalla de Okinawa en la II Guerra Mundial y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso.


-Depues de una década de  distancia de la silla de director, Mel Gibson regresa detrás de la cámara y demuestra a si mismo que sigue siendo un narrador formidable, con un basado en una historia verdadera en el titulo HASTA EL ULTIMO HOMBRE (2016).Como hizo ya en LA PASION DE CRISTO  y APOCALYPTO, Gibson se toma su tiempo para establecer los temas principales y las implicaciones religiosas durante la primera mitad de la película,antes de meternos en una sucesión  de las mejores y más brutales escenas que hemos visto en este año. Tanto la primera mitad con los personajes y los elementos dramáticos es la parte menos eficaz de la película, dejando claro que no tiene la misma profundidad narrativa en el drama como en lo que se refiere a la violencia del segundo acto.

-Gibson da forma a la historia verdadera de Desmond T. Doss en una parábola sobre la espiritualidad occidental (que es más eficaz en los diálogos íntimos entre personajes, que no cuando le da por reflejar escenas simbólicas).La sombra de otras películas sobre la guerra y los militares cuelga pesadamente sobre HASTA EL ULTIMO HOMBRE, de principio se comienza con una escena de combate (al estilo SALVAR AL SOLDADO RYAN), escenas de campamento que tiene “golpes” similares a LA CHAQUETA METALICA, asi como el anticuado romance entre Desmond y Dorothy que se asemeja (en el peor sentido) a PEARL HARBOR.


-Sin duda, lo mejor de la película son las secuencias de batalla, diseñadas con precisión, quizás las mejores y más grotescas aparecidas en cualquier película de la Segunda Guerra Mundial después de SALVAR AL SOLDADO RYAN. Gibson y su director de fotografía filman las escenas de acción de una manera clara y coherente, a favor de tomas individuales, que están a continuación editadas para formar una secuencia más amplia, en comparación a la acción “nerviosa” que tienen últimamente las producciones de Hollywood.


-Andrew Garfield como Desmond Doss, ofrece el encanto suficiente, pasión y vulnerabilidad creando un protagonista convincente, espectadores (en los que me incluyo) que no pueden tragar a Garfield como Peter Parker en la ideología de THE AMAZING SPIDER-MAN, pueden tener problemas similares con su actuacion,pero Garfield capta muy bien el espíritu de Desmond;la de un hombre que se mantiene fuertemente en sus principios espirituales y que tiene una causa justa para hacerlo, incluso pensando que entiende los retos y riesgos que su enfoque “extremo” que lleva consigo.

-La historia mantiene hilos argumentales sólidos en torno a la relación de Desmond con su padre Tom (genial Hugo Weaving) asi como sus superiores que no lo ven en el ejercito, en lo que se incluye Vince Vaughn y Sam Worthwington (que juega cada uno su papel individual).Los diversos miembros del batallón de Desmond,obtienen su (breve) momento para brillar. En el lado negativo tenemos a la actriz Teresa Palmer como el interés amoroso de Desmond, en una actuación que se reduce a un tipo de personaje amoroso estándar y sin ningún tipo de esfuerzo por hacer algo más en su papel.


-En definitiva y resumiendo: HASTA EL ULTIMO HOMBRE es una “espantosa” película sobre la Segunda Guerra Mundial que sobresale en la acción y el suspense, mezclando con éxito la realización con las ambiciones temáticas más elevadas. La película peca un poco de auto-parodia gracias a la dependencia de personajes que ya hemos visto en más de una película belica, pero que se salva a la robusta mano en las secuencias de batalla. Aquellos que no son fans del Gibson director que se centra en temas religiosos puede que se sientan un poco negativos ante la historia, pero su vuelta a la dirección desde la última década, merece un sonoro aplauso y una cálida bienvenida sin lugar a dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario