miércoles, 5 de julio de 2017

The Love Witch (2016)

Una joven bruja (Robinson) está empeñada en encontrar el amor a base de conjuros y pócimas que le permitan seducir a cualquiera. Cuando por fin encuentra al hombre de sus sueños, su deseo se convierte en desesperación, en locura y luego en...

Mientras que muchos directores están poniendo los años 70 y 80 en un pedestal últimamente, Anna Biller nos presenta THE LOVE WITCH (2016) con un homenaje elaborado al cine “pulp” y “grindhouse” de los 60´s y 70´s y el technicolor. Más impresionante son los esfuerzos de Biller, que no sólo escribió, dirigió y edito, sino que hizo a mano la mayoría de los trajes y decoraciones ella misma. Su visión, el talento y la dedicación son admirables y ya por ello hace de esta una película que merezca la pena verla  y apreciar su capacidad para llevar un mundo y un concepto al cine.
Este es quizás uno de los ejemplos más perfectos que he visto de la realización de un concepto visualmente y de un homenaje a un estilo de películas que se realizaban antiguamente donde todo está calculado hasta el milímetro.

El color explosivo hace de THE LOVE WITCH  un festival para los ojos, con cada artículo de ropa, pieza de joyería  siendo cuidadosamente diseñados y coordinados. El diseño de Biller aprovecha una perfecta visión de la nostalgia de los años 60, mientras sigue tejiendo en la frescura de una película moderna. La banda sonora también se adapta perfectamente a las imágenes, con sus tonos sofocantes y totalmente retro. La actuación  y los diálogos son igualmente retro; A menudo cursis (como en aquella época) pero con un propósito de “coña” hacia el espectador. Teniendo esto en mente, es perfectamente agradable y adecuado para el estilo de la película. Esta película es capaz de transportarte a esa época de los 70´s  y me gustaría imaginar a los grandes seguidores de ese tiempo que  tendrán una gran curiosidad en lo que tiene que ofrecer.


El problema que tiene THE LOVE WITCH es básicamente su trama, que  ha tenido una cierta controversia por sus elementos  feministas (yo, personalmente no he visto nada que pueda ser controvertido para el género).Los puntos negativos son claros: Una duración exagerada donde pasada la primera hora toma un camino en el que la historia se vuelve repetitiva donde todo se basa en las distintas “conquistas” de la protagonista y lo que ocurre después con ellas. Quizá con 90 minutos y cortando varios romances en la sala de metraje hubiera salido un producto mucho más redondo. Además de esto último, tenemos una conclusión muy obvia y mediocre.


Samantha Robison que interpreta el papel principal de Elaine lo hace estupendamente, tomando todos los clichés de los personajes femeninos de esas películas de los 70 y exagerándolos de una manera muy notable. El problema de ello es que todos los demás personajes no tienen casi desarrollo, siendo lineales la mayoría. También añadir que los fans del terror y el gore verán que son escasas las escenas con hemoglobina, en lo que puede decepcionar a más de uno.


En definitiva y resumiendo: THE LOVE WITCH tiene en su directora Anna Biller a su mejor baza, es de aplaudir el trabajo y cariño que ha puesto en la película y eso es digno de admiración junto a la actuación de Samantha Robinson, ya solo por ello merece ser vista, pero en la trama y ese final WTF hace que pueda convertirse en una película referente o una completa basura (donde no habrá término medio) según las aficiones a diferentes géneros del espectador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario