domingo, 3 de septiembre de 2017

The Hunter´s Prayer (2017)

Estando en el extranjero, la estudiante universitaria Ella Hatto (Odeya Rush) descubre que toda su familia ha sido asesinada. Cuando ella va a correr el mismo destino, es salvada por un antiguo mercenario, Stephen Lucas (Sam Worthington). Ella entonces se unirá a él para intentar dar caza a los responsables.

El director Jonathan Mostow parecía que se iba a convertir en un importante realizador en el cine de suspense. Hace 20 años, dirigió BREAKDOWN (1997) una película de suspense eficaz protagonizada por Kurt Russell.U-571 (2000) siguió con su estilo, mientras que se pegó un batacazo con TERMINATOR 3 (2003) en su primer “blockbuster”.Volvió en 2009 con LOS SUSTITUTOS, que en mi opinión es su mejor obra. Y ahora, casi una década más tarde, regresa con THE HUNTER´S PRAYER, una película al estilo VENGANZA (2008) que llega demasiado tarde para importar a alguien, protagonizado por Sam Worthington, que parece tener una reacción alérgica a dar interpretaciones expresivas y significativas, en la que no tiene la suficiente motivación como película para darnos algo que sea mínimamente entretenido.


Es difícil encontrar alguna apariencia de originalidad en THE HUNTERS PRAYER, que juega como cualquiera película de serie B en el mercado hoy en día. Lucas no es un personaje particularmente profundo, con el guión tratando de sacudir la norma con la drogadicción del protagonista (atención a las “profundas” expresiones del actor, mientras luchas por no chutarse)  con una mujer y una hija que no le hablan y con dolorosos recuerdos de su participación en la guerra de Irak. Lucas es un conjunto simple de problemas, la mayor parte siendo un gran “cliché” de otros personajes de acción, y su conexión con Ella, que representa a la “hija” que ha estado ignorando durante años, tiene una química inexistente entre ambos.


Mostow intenta animar THE HUNTER´S PRAYER con mucha violencia. Durante la película, Lucas se enfrenta a los enemigos a través de las persecuciones de coches, un tiroteo en un club nocturno, y combate físico con más de un desgraciado sicario. En realidad hay una cantidad considerable de distracciones físicas para disfrutar, lo que ocurre que ninguna llega a sorprender y menos con unos personajes a los que no sientes simpatía ninguna.Worthington está mucho mejor en modo silencioso, de todos modos, capaz de manejar los aspectos más agresivos del guion (que es repartiendo “estopa”).Sin embargo, el guion está muy establecido, trabajando a través de unos pocos giros de guion, y hay un giro de apoyo de la actriz española Verónica Echegui que no agrega mucho al  drama general de la película, interpretando a  Dani, una drogadicta que intenta hacer que Lucas siga enganchado. Lo que debería ser un nuevo desafío para el personaje principal resulta ser un callejón sin salida en el que Mostow no puede retroceder en ningún momento.


THE HUNTER´S PRAYER solo encuentra la vida en el turno de Leech como Richard. Es un villano amplio que rompe con la monotonía de la pelicula.Si tengo que poner otro punto negativo a los que ya lleva la pelicula,es que si Worthington es inexpresivo, su compañera en la historia, la actriz  Odeya Rush tiene el mismo carisma y personalidad que una planta de interior.


En definitiva y resumiendo: THE HUNTER´S PRAYER no ofrece nada especial o que pueda ser recordado a la posteridad.Mostow sabe filmar, pero no sabe innovar u ofrecer algo diferente en un género trillado como es el de la acción, mientras que la conclusión de la película queda simplemente cojo y un poco “deprisa y corriendo”. No hay ningún tipo de emoción expresada durante la narración y la acción llega a ser insípida y aburrida. En fin, creo que hay mejores películas que merecen el tiempo que no THE HUNTER´S PRAYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario