sábado, 31 de marzo de 2018

El Justiciero (2018)


Paul Kersey (Bruce Willis) es un famoso cirujano que vive con su familia en Nueva York. Un día, su esposa (Elisabeth Shue) y su hija (Camila Morrone) son brutalmente atacadas en su casa. Paul, que siempre había sido un tipo tranquilo, siente cómo la sed de venganza va apoderándose de él.

Cuando la DEATH WISH original (titulada en España: EL JUSTICIERO DE LA CIUDAD) llegó a los cines en 1974, se encontró con la controversia de los defensores del control de armas por su interpretación de un justiciero. Y ahora, en 2018, es probable que veamos otra ronda de quejas correctas e incorrectas en ambos lados del debate sobre el control de armas. Aparte de eso, lo que el clásico de Charles Bronson también hizo, fue darle al público una película de exploitation muy exitosa que dio lugar a una serie de secuelas (que en total, fueron unas 5). Y ahora, con el remake escrito por Joe Carnahan y dirigido por Eli Roth, vemos una versión ligeramente “diferente” del hombre común que decide luchar contra los criminales que aterrorizan a su ciudad. Y esta vez, el hombre que desata el infierno es Bruce Willis.


EL JUSTICIERO (2018) funciona como una nueva versión y no me sorprendió demasiado ver a Eli Roth dirigiendo. Teniendo en cuenta el trabajo pasado del realizador, esta historia de venganza parecía que iba a ser perfecta. Y después de ver la película, todavía estoy de acuerdo. Sin embargo, esta no es el típico proyecto de Roth. Si bien el tráiler puede hacer que el espectador piense que esto va a ser un baño de sangre, está lejos de eso. En cambio, tenemos una historia sorprendentemente personal que todavía tiene un poco de humor (con algún chascarrillo de Willis)  pero es una película seria. Otro elemento básico de Eli Roth es el “gore” y hay muy poco de eso aquí (pero que cuando aparece, funciona de maravilla).Mientras se suaviza el nivel de sangre y humor, este puede ser el trabajo más maduro del director hasta la fecha. Es sorprendentemente emocional, y de alguna manera se implementa lo que la original tenía para ofrecer.


De todos los actores que podrías haber interpretado  este papel, Bruce Willis ciertamente parece ser la mejor opción. Después de protagonizar una serie de películas de acción mediocre y directa al mercado doméstico, es divertido verlo asumir este papel icónico. Si bien era más fácil apreciar a un tipo como Charles Bronson, que no necesariamente se veía como un "tipo duro" hasta que lo ves pegando tiros, Willis parece un tipo que te pegaría una patada en el culo. Aun así, el actor es creíble como un hombre que decide enfrentarse a un grupo de criminales. Y aunque la película original es ciertamente un clásico, la principal directiva del héroe esta vez está un poco más centrada en una historia de venganza personal. Esto no es solo un tipo tratando de deshacerse de la escoria, Willis está buscando sangre y hará cualquier cosa para perseguir a los hombres que cometieron el crimen.


Como fan de este tipo de cine, siempre he apreciado lo que Bronson aportó al género de acción. Y sí, lo mismo se puede decir sobre Willis, especialmente sobre su trabajo inicial. Con eso, ambas películas tienen algo que ofrecer, ya sea que les guste o no lo que tengan que decir. Esto es especialmente cierto si eres un fan del tipo de cine más independiente. Personalmente, siempre he tenido afinidad con las películas de venganza, como SPIT ON YOUR GRAVE y OLDBOY, por lo que este tipo de películas las suelo disfrutar bastante.

Mientras que EL JUSTICIERO es una nueva versión que conserva un poco de lo que hizo que la original, la toma personal es intrigante. Willis y Roth nos han dado una oportunidad - buena o mala probablemente sea tu elección - historia de venganza que probablemente atraiga a muchos de los fanáticos de Roth. Después de todo, la original se olvida de los principales villanos que cometen el crimen. Son solo el catalizador que libera a la bestia en el afligido hombre de familia que es Kersey. La de Roth es una venganza más directa. La historia de Bronson se sintió más aceptable para ser un ciudadano que te puedes encontrar por la calle. A pesar de que Willis lo intenta, se enfrenta a un personaje que nunca se siente como un ciudadano que te puedas encontrar por la calle.


En definitiva y resumiendo: Si bien hay menos de su humor obsceno, gore y el tono es bastante diferente a la película original, EL JUSTICIERO sigue siendo un disfrute violento y satisfactorio para los fanáticos de la acción. Bruce Willis es un reemplazo interesante para Bronson, y el resto del elenco también es bastante bueno. Uno de los puntos más brillantes de la película es  Vincent D'Onofrio como Frank Kersey. Él y Willis tienen una excelente química, y el actor se las arregla para ofrecerle a más espectadores algo más que  una historia brutal. Los más puristas de la original puede que no les guste y otros aplaudiran.Sin embargo, si estás con ganas de ver una película de venganza, con acción y seria, seguramente acabaras aplaudiendo también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario