domingo, 8 de abril de 2018

Mister Video #10: Furia Ciega (1989)


Un ciego experto en artes marciales (Hauer) intenta rescatar a un antiguo camarada del ejército que ha sido secuestrado por una banda de gánsteres que lo obligan a fabricar drogas de diseño.

Titulo: Furia Ciega (Blind Fury)
Genero: Acción
Año: 1989
Lanzada por: Columbia Pictures
Director: Phillip Noyce
Frase Promocional:Es ciego pero… ¡Sabe Defenderse!

Rutger Hauer es un talento único. No sólo deslumbro con su famoso monólogo improvisado como el “extrañamente simpático” Roy Batty en BLADE RUNNER o como el psicópata John Ryder en CARRETERA AL INFIERNO. Unos años más tarde protagonizó FURIA CIEGA, una película de acción extravagante e irónica que se asocia más a gente como Arnold Schwarzenegger, pero realizando un excelente trabajo que nadie hubiera imaginado.


Mientras en años posteriores veríamos a gente como Liam Neeson tomando el manto de la acción y reinventándose a sí mismo con héroe de acción, en  los años 80 nos dieron películas de acción que eran relativamente de bajo nivel, con triviales estereotipos y escenarios ridículos. Pero Hauer no vio al género como algo inferior a él; lo acepta y le da una atracción principal a la historia.

Siendo una variación de la película de “chambara japonesa” ZATOICHI CHALLENGE, FURIA CIEGA es esencialmente una “road movie” que incluye un montón de ingredientes de acción para impulsar la testosterona del espectador. El sentido de la ironía de la película es muy palpable. No contentos con una simple fórmula de “buddy movie” tenemos persecuciones de coches al estilo de LOS LOCOS DEL CANNONBALL, flashbacks de Vietnam e incluso una aparición especial del experto en artes marciales y ninja por excelencia de la época de la Cannon que no es otro que  Shô Kosugi, cuyo legendario estado de película de Serie B proporciona la “guinda en el pastel”, ​​solo en caso de que la premisa audaz de la película no fuera suficiente para el espectador.


Nick Parker (Hauer) es un soldado cegado durante la guerra de Vietnam y tomado bajo el ala de una comunidad campesina local. Gracias a una serie de pelucas cada vez más ridículas y barbas postizas, nos damos cuenta de que ha sido invitado suyo durante bastante tiempo, un período en que se convierte de un ciego torpe en un guerrero extra-sensorial que puede cortar melones en pleno vuelo (toma ya).Veinte años después, Parker regresa a Miami luciendo más joven que nunca (tendría una buena dieta en la aldea) para visitar a un viejo amigo de la guerra, y aunque esto es técnicamente cierto, descubrimos que sus razones para hacerlo son bastante irregulares para un género tan trillado, que establece el tono para una película que se deleita en tomar clichés y darles un toque fresco y gratificante.


Luego de conocer a la ahora separada familia del aparentemente egoísta Frank Devereaux (Terry O'Quinn), Parker es testigo del asesinato de la ex esposa de su amigo y promete proteger a su hijo de los asesinos que lo persiguen. Llevando un bastón que también funciona como una hábil espada samurái, Parker es un cruce entre el superhéroe de Marvel Daredevil y el guerrero profético de la serie Kung Fu, solo que si este último fuera escuchando un walkman y caminado con zapatillas de deporte.


Gracias al irresistible papel de Hauer como asesino discapacitado visual, se trata de una película de Serie B convencional, bendecido con un guion que raramente desciende a un nivel de historia escrita por unos macacos, y que mantiene un encanto de cómic que hace que la violencia sea agradable. También se beneficia de un casting maravilloso de secundarios. Hauer discutiría las dificultades de combinar el manejo de la espada y la falta de visión en un rol que probaría ser uno de sus mayores desafíos, recurriendo a la experiencia real de Lynn Manning, un actor que quedó ciego después de recibir un disparo en un bar de Hollywood.


 MEJOR MUERTE: Parker finalmente se encuentra cara a cara con Slag (Randall “Tex” Cobb) cortándolo por la mitad y cayendo sus dos partes a través de una ventana de una estación de esquí en la montaña.

MOMENTO MAS ABSURDO: Después de ponerse los gafas de la conductora Annie (Lisa Blount), Parker, aún más ciego, se pone detrás del volante de un camión y encabeza su escapada a la carretera mientras su cómplice novato le ayuda.

LA HAZAÑA MAS ABSURDA: Cuando un croupier corrupto en la ruleta rusa cambia las bolas, un Parker que escucha el cambio (sic)  corta el dispositivo electrónico oculto en su chaleco, arrancando la ruleta con la punta de su espada y exponiendo la estafa a un casino de apostadores descontentos.

DIALOGO MAS ABSURDO: Cortando las cejas de la cara de un mantón, Parker ofrece ir más allá.
Parker: también hago circuncisiones.

EN DEFINITIVA Y RESUMIENDO: Una película de género que aparentemente parece ser otra más, pero FURICA CIEGA mantiene esos elementos en los aficionados de la acción que prosperan, pero lo que la distingue totalmente es la disposición de Hauer a asumir un rol que demuestra que es un actor que disfruta con sus papeles que le son ofrecidos.

NOTA REVIVAL: 4/5

1 comentario:

  1. Tengo un buen recuerdo de esta película, de esas que en los ochenta se hacían una detrás de otra y que hoy día echamos de menos. Hauer siempre cumple y aquí está de lo más carismático. Una entretenida serie B a recuperar.

    Saludos.

    ResponderEliminar