miércoles, 1 de agosto de 2018

Misión Imposible: Fallout (2018)


Sexta entrega de la saga. En esta ocasión presenta a Ethan Hunt (Tom Cruise) y su equipo IMF (Alec Baldwin, Simon Pegg, Ving Rhames), con algunos aliados conocidos (Rebecca Ferguson), en una lucha contrarreloj después de que una misión salga mal.

No hay nada como la franquicia de MISION IMPOSIBLE en Hollywood. Claro, algunas sagas han existido por más tiempo, pero la mayoría se han rediseñado y actualizado a medida que pasa el tiempo. MISION IMPOSIBLE por el contrario, ha aumentado continuamente, manteniendo Al Ethan Hunt de Tom Cruise  como el centro de la historia. Ahora nos llega a salas la entrega número seis titulada como MISION IMPOSIBLE: FALLOUT (2018) y si bien la sabiduría convencional dictaría que una franquicia de 22 años liderada por una estrella de acción de 56 años ya cansaría al público, pero la nueva película mejora todo lo anteriormente visto, casi de  todas las formas imaginables. No es solo una de las mejores entregas del canon de M: I sino una de las mejores películas de acción del siglo hasta ahora.


Digamos las cosas desde el principio: las franquicias de acción no deberían mantener este nivel de alta calidad con este grado de consistencia. Lo que Tom Cruise ha logrado con la franquicia de M: I es nada menos que sorprendente, ya que MISION IMPOSIBLE: FALLOUT continúa la trayectoria impecable de la saga de ofrecer una acción sin interrupciones definida por el estilo del director detrás de la cámara.

En este aspecto particular, Chris McQuarrie (el primer director que se dobla en la saga) ha perfeccionado su oficio prácticamente como director de MISION IMPOSIBLE. Las peleas son brutales, las acrobacias son perfectas, y las persecuciones son tan emocionantes como pueden ser. McQuarrie ha perfeccionado muchos de los rasgos que aparecieron en películas como JACK REACHER (2012) y MISION IMPOSIBLE: NACION SECRETA (2015) para ofrecer una película que, al menos desde una perspectiva de acción, supera cualquier cosa que veas este verano. Sí, películas como VENGADORES: INFINITY WAR y DEADPOOL 2 ofrecieron algunas escenas impresionantes gracias a una cantidad enorme de efectos, pero MISION IMPOSBLE: FALLOUT es el tipo de película que perdurará debido al gran nivel de autenticidad en cada toma. Incluso después de la secuencia Burj Khalifa de MISION IMPOSIBLE: PROTOCOLO FANTASMA o el truco aéreo de MISION IMPOSIBLE: NACION SECRETA, hay momentos en FALLOUT que no se parecen a nada que hayamos visto.


Por supuesto, una parte considerable del crédito le corresponde a Tom Cruise, quien continúa duplicando su estatus como icono de acción. Honestamente, después de que el público tenga la oportunidad de ver a FALLOUT, será difícil argumentar en contra de la idea de que él es la figura más poderosa y perdurable del género. Entre un salto al vacío de una sola toma, una persecución de motos en Paris y un combate aéreo de helicópteros que desafía la muerte (por nombrar algunas escenas), FALLOUT se destaca como una de las actuaciones físicas más impresionantes que Cruise haya entregado al publico.


La destreza de acrobacias de Tom Cruise parece ayudada por el hecho de que el actor experimentado ofrece su mejor interpretación como Ethan Hunt en esta película. Hay un saludable equilibrio de dolor físico y emocional al acecho detrás de Ethan en esta película que no era evidente en muchas de las otras películas, con Cruise transmitiendo efectivamente el agotamiento perpetuo del personaje a través de sus audaces hazañas.
El resto del elenco de FALLOUT se enfrenta al desafío de igualar la intensidad de Cruise. Ving Rhames y Simon Pegg siguen siendo apuesta segura como Luther y Benji, los confidentes más confiables de Ethan, mientras que el regreso de Rebecca Ferguson como Ilsa Faust ayuda a complicar la historia y agrega más capas de la desconfianza que eran evidentes en la anterior entrega. Con todo lo dicho, es Henry Cavill quien se eleva a la cima del elenco de secundarios como agente de la CIA, August Walker un personaje brutalmente eficiente que obtiene algunas escenas de acción asombrosas (particularmente una fantástica escena de lucha en un lavabo) junto al Sr. Hunt.


En definitiva y resumiendo: MISION IMPOSIBLE: FALLOUT es una de las películas de acción más capaces del siglo. La franquicia solo parece ganar impulso con cada entrega, y la sexta película nos deja con la esperanza de que Ethan Hunt y los agentes del FMI continúen aceptando estas misiones en los siguientes años. Obligada verla en pantalla grande y cualquier fanático de la acción la va a disfrutar como nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario