sábado, 18 de agosto de 2018

Upgrade (2018)


Tras ver cómo su mujer es asesinada, un hombre (Logan Marshall-Green) se somete a una operación que le permite volver a caminar para así poder vengar a su esposa.

Tres años después de haberse sentado en la silla del director con INSIDIOUS CAPITULO 3 (2015) el guionista y director Leigh Whannell  nos presenta una película de ciencia ficción  titulada UPGRADE (2018) una crítica anárquica sobre lo peligroso que puede llegar a ser los temas tecnológicos. Mientras que Whannell nos ofrece en 95 minutos una mezcla de humor negro, violencia y ciencia ficción. A pesar de algunos problemas de ritmo para arrancar, nos lleva a una genial actuación del protagonista con un constante Logan Marshall- Green. Obvio que la historia nos puede recordar a HER (2013) o HARDCORE HENRY (2015) pero ¿y qué? Si la experiencia en el espectador acaba siendo positiva.


Con la reciente tendencia a la nostalgia en el cine, es agradable ver a un cineasta utilizar las influencias anteriores de una manera nueva. Whannell ha creado una de las películas de acción de bajo presupuesto más emocionantes de los últimos años. No solo tenemos una idea real de quién es el personaje principal llamado Gray, sino que el cineasta logra crear algunos personajes geniales además de su protagonista. La más notable es Betty Gabriel, quien interpreta a una simpática detective que está tratando de encontrar a los hombres que fueron tras Gray y Asha. La actriz agrega otro nivel a su actuación y le da a UPGRADE un poco más de “corazón”. Y luego está STEM, la voz que le habla a Gray desde el implante, que a pesar de no ser visto, con su voz podemos adivinar qué estado anímico contiene.


Hablando de actuaciones, Logan Marshall-Green da una de las mejores actuaciones del año. Vemos a Gray pasar de ser un esposo a ser un hombre que lucha con un poder incontrolable, y maneja todos los niveles brillantemente. También ayuda que Gray sea un personaje bien escrito. El actor aborda sin esfuerzo el ingenioso dialogo, el trabajo emocional y las coreografías de lucha realizadas con intensidad, todo mientras nos da un héroe con el que el espectador se puede identificar. Este es un rol que fácilmente podría haber sido demasiado serio o incluso lo contrario, un idiota que merece morir. De cualquier manera, Logan nos da un héroe  convincente, uno que es un placer ver y uno que personalmente me gustaría ver más en otras películas.


Otro aspecto positivo es la construcción de la historia con un par de giros de guion. Whannell tiene una visión inteligente del hombre convirtiéndose en una máquina de matar. Una vez que Grey se infunde con STEM, la batalla de voluntades entre él y la “maquina” es  especialmente emocionante. En lugar de tus típicas secuencias de peleas sangrientas, hay una sensación de energía y estilo, ya que Gray permite que STEM se haga cargo y hace que cada movimiento que hace Gray es tan sorprendente para él como lo es para sus oponentes y funciona mejor de lo que se imagina.


En definitiva y resumiendo: UPGRADE  es inteligente, brutal, hilarante y vale la pena verla. Leigh Whannell una vez más transforma sus propias influencias en algo que es exclusivamente suyo. Por supuesto, con la elección de Logan Marshall-Green gana puntos. El actor es la elección perfecta para Gray en todos los sentidos. La película puede tener la sensación de una de esas películas de ciencia ficción de culto de hace unos años, sin embargo, lo hace sin sacrificar la calidad y que dentro de los “thrillers de venganza” es una de las mejores. Si necesitas un descanso de blockbuster veraniegos, no te decepcionará.

1 comentario:

  1. pues después de leer tu critica, solo me quedan unas ganas tremendas de verla.

    ResponderEliminar