lunes, 28 de enero de 2019

Creed II (2018)


Adonis Creed (Michael B. Jordan) se debate entre las obligaciones personales y el entrenamiento para su próxima gran pelea, con el desafío de su vida por delante. Enfrentarse a un oponente que tiene vínculos con el pasado de su familia solo intensifica su inminente batalla en el ring. Afortunadamente Rocky Balboa (Sylvester Stallone) está a su lado a lo largo de todo el camino, y juntos se cuestionarán por lo que vale la pena luchar y descubrirán que nada es más importante que la familia...

Después de un fuerte debut como descendiente del gran Apolo Creed, Michael B. Jordan y Sylvester Stallone dieron la bienvenida a la próxima generación a la franquicia ROCKY con CREED (2015). Dirigida por Ryan Coogler (BLACK PANTHER), la película continuó con la tradición expuesta en las seis películas de la serie mencionada anteriormente y llevó la antorcha hacia la franquicia de boxeo para el público con un nuevo personaje. Ahora, nos enfrentamos con el joven boxeador que se abre camino en CREED II (2018) , que trae de regreso a las estrellas Michael B. Jordan , Sylvester Stallone , Tessa Thompson , Phylicia Rashad y Wood Harris, así como el regreso de uno de los personajes más queridos (y odiados) de la fama de Rocky; Ivan Drago, nuevamente interpretado por Dolph Lundgren , quien ahora es mentor de un luchador, su hijo, Viktor Drago, interpretado por el boxeador de la vida real Florian Munteanu. La película prepara el escenario para una historia de venganza y redención, no solo para Adonis Creed, sino para todos los involucrados en la historia. Es una tarea difícil de cumplir, pero CREED II, como su personaje principal, se enfrenta a ese desafío.


La nostalgia juega un papel muy importante en cómo se sentirá el espectador con CREED II, pero si te encantan las películas anteriores, incluida CREED, esta es una maravilla. Está repleto de los ritmos narrativos que esperamos de la franquicia ROCKY, pero con su propia voz y nuevos personajes con nuevos dilemas que reciben un cuidado y un tratamiento maravilloso. Este no es un trabajo de “copia y pega” que intenta recaudar en taquilla solamente únicamente el amor del fan por las películas anteriores, sino que sirve como una línea casi perfecta para la continuación de la serie, mientras se abre camino hacia adelante. Con un guion de Stallone, Sascha Penn y Juel Taylor, CREED II conserva perfectamente la voz de la serie y se centra en los ritmos de los que hemos sacado lecciones durante décadas; Amor, pérdida, venganza, redención y el concepto de familia (muy marcado en esta secuela) CREED II no es solo una entrada más en la serie; De hecho, se siente como el último capítulo de la saga de Rocky. Dudo en decir "final", ya que no intenta cerrar la franquicia del todo, pero vincular los eventos desde el primer ROCKY (1976) hasta CREED II es como un comienzo perfecto y un final perfecto a la vez.


Una secuela es siempre una cosa difícil de hacer bien. Hay mucha presión para estar a la altura de lo que vino antes y el impulso de repetirse siempre está sobre la mesa. CREED II les da la vuelta a esos aspectos. No sabía muy bien qué esperar o cómo iban a desarrollar la historia, pero estaba en el borde de la butaca para descubrir a hacia donde iban las tramas, mientras que cada momento valia la pena de manera satisfactoria. Todos los personajes tienen suficiente tiempo para desarrollarse aquí y me sorprendió lo bien que estuvo todo. Jordan es cada vez mejor como Adonis Creed, que trae coraje, fuego y fuerza al personaje, pero también vulnerabilidad, duda y dolor.


Tessa Thompson también desarrolla más a Bianca, que también se gradúa en un nuevo territorio desafiante, mientras le da la oportunidad de apoyar a Adonis de una manera que nunca hemos visto. Los Drago, tanto Ivan (Lundgren) como Viktor (Munteanu) son la gran sorpresa. Si vas en busca de villanos malvados de principio a fin, bueno, esto no sucederá en CREED II. Estos son dos hombres que buscan ser redimidos de la manera más grande y enfrentan su propio dolor y confusión al tratar de obtenerlo. La relación padre-hijo se explora de una manera mucho más profunda de lo que puede esperar y llegas a apreciar su dilema tanto que puedes estar en conflicto con a quién apoyar al final de la película, especialmente cuando recibimos una “visita sorpresa” que oscila su mundo. Me encontré, comprendiendo los motivos de Drago, pero también sintiendo por Creed.


Hablando de Rocky, Stallone está de vuelta como Balboa y, una vez más, en el rincón de Creed, jugando el papel patriarcal del joven luchador. Es un papel que Stallone ha forjado en hierro (e incluso fue nominado al Oscar por CREED). En muchos sentidos, Rocky se está convirtiendo en su viejo entrenador, Mickey, pero la difícil situación de su vida le pesa mucho y las semillas plantadas en CREED comienzan a dar frutos para su vida personal. Y, que no se preocupe el espectador, todavía hay muchos consejos sabios de Balboa que seguramente se extraerán de esto y se incluirán en una cita diaria inspiradora en Redes Sociales. Lo que me encanta de CREED II es que nada se desperdicia. Ningún personaje se sintió como si hubiera cambiado poco y los desafíos se sintieron reales y personales.


En definitiva y resumiendo: El director Steven Caple Jr. tenía una gran tarea por delante para su segundo largometraje y hace un trabajo sobresaliente con esta compleja historia. La acción del boxeo es nítida y poderosa, con un sonido que realmente te hace estar dentro de la pelea (incluso yo me retorcí de dolor en varias escenas) lo que le da al público un montón de momentos para hacer gestos y vítores, y los momentos del drama humano se manejan con destreza; No te sorprendas si te encuentras en múltiples escenas, incluso al borde de las lágrimas por la alegría o el drama. CREED II es esa rara secuela que sigue las tradiciones establecidas en películas anteriores (y agrupo las películas de CREED a lo largo del linaje de las películas de ROCKY), mientras se abre camino para la próxima generación. Mientras espero ver a Jordan y compañía para muchas más secuelas, casi me temo que tengan que estar a la altura de lo que CREED II ha hecho para honrar el legado de todos los involucrados, pero si estas películas nos han enseñado algo, es absolutamente todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario