Action Point (2018)


Un temerario doble de acción (Johnny Knoxville) diseña y opera su propio parque temático con sus amigos.

Sobre el papel ACTION POINT (2018) suena como una idea razonablemente entretenida, y además permite al actor Johnny Knoxville (JACKASS) revivir algunos de sus trucos visuales y más de alguna lesión física. También trae un poco de nostalgia si recuerdas películas como LOS INCORREGIBLES ALBONDIGAS (1979) o LA REVANCHA DE LOS NOVATOS (1984) Sin embargo, la película no llega al nivel de las dos anteriores y está claro que la historia es totalmente predecible desde el inicio. Además, esta historia está dirigida hacia el espectador que disfruto de la serie de JACKASS y que se ríe del sufrimiento ajeno, ya que es el único humor que habrá en ACTION POINT y lo mejor es que si no te gusta ese tipo de comedia física, no sea “santo de tu devoción”.



Básicamente ACTION POINT cuenta la historia (basada en hechos reales) de como una persona decidió crear un parque de atracciones, pero donde no había ningún tipo de seguridad al que fuera a montar en sus atracciones. Digamos que llega un momento en la historia donde un rico empresario quiere comprar el parque de atracciones debido a las tierras. No hay escasez de comedias sobre un grupo de niños que intentan salvar algún tipo de establecimiento. Si bien es una trama cansada, es una que ha sido utilizada con éxito por una serie de características divertidas. El problema que puede tener ACTION POINT es que la trama en sí misma se siente como una ocurrencia tardía, ya que casi todo se basa en los golpes (reales) que se pega Knoxville mientras prueba todas las atracciones y en eso realmente tiene éxito, ya que los golpes realmente duelen al espectador y ya no digamos al propio Knoxville (que se le llego a caer el globo ocular en un golpe contra el suelo).


Otro aspecto interesante en la película es la relación entre padre-hija que funciona, con una química entre Knoxville y Worthington-Cox, la hija en pantalla. A pesar de no ser este tipo de películas que se ven por las actuaciones, la mayor parte del elenco no es terrible, sino que funciona realmente bien. Irónicamente, mi actuación favorita fue probablemente otro de los actores que estuvo en la serie de JACKASS que es Chris Pontius. Aunque estaba jugando una versión de sí mismo (me falto el “Party Boy”) pero su pequeña aventura con una chica muy atractiva llamada Mia (Camilla Wolfson) fue un toque dulce entre tanto golpe.


Un problema es el tono de la película. Cuando un espectador ve este tipo de comedia grosera, todo es generalmente grande y amplio. Para ACTION POINT, los villanos son tan imbéciles y apenas tienen un desarrollo que casi se sienten sin sentido, realmente más como una distracción. Y luego tienes la pandilla que trabaja en el parque Action Point. Si bien son ciertamente personajes coloridos, la mayoría de ellos parecen disfrutar de haberse fumado un porro en lugar de interpretar personajes que escandalicen al espectador, a diferencia de los villanos.


En definitiva y resumiendo: ACTION POINT es una comedia que crea nostalgia para los espectadores que disfrutaron de las locuras de Knoxville y cia en la serie de JACKASS. Las piruetas y golpes que aparecen en la pantalla son del todo tipo, las hay mas flojas y realmente algunas llegan a doler (como el gag de la manguera a presión) y sin duda eso será lo que lo que complacerá a este tipo de publico a pesar de una trama reciclada en muchas películas de este tipo. Con una duración de menos de 90 minutos, esta comedia solo gustará a lo anteriormente comentado, ya que para el resto del publico seguramente les parecerá aburrida, genérica y rara. Pero que les va a contar un critico que tiene unas zapatillas Converse con el icono de la mítica serie JACKASS. Yo directamente pase un grato tiempo viendo ACTION POINT.


Resultado de imagen de action point gif

Comentarios