Entre Dos Helechos: La Película (2019)


Zach Galifianakis y su peculiar equipo se ponen en ruta para completar una serie de sus famosas entrevistas entre helechos y, de paso, intentar restaurar su reputación.


Si el lector ha visto alguna vez “Between Two Ferns” antes, ya sabrá lo que vas a tener aquí. Una versión largometraje de la serie web de Funny or Die. ENTRE DOS HELECHOS: LA PELICULA (2019) es un falso documental ambientado detrás de las escenas del popular programa de entrevistas de Zach Galifianakis. Ampliando a una especie de “road movie” mientras Galifianakis intenta cumplir un contrato con Will Ferrell (interpretando una versión pasadísima de vueltas de el mismo), esta es una película hilarantemente estúpida que es mucho mejor de lo que yo tenía pensado. Al igual que PEE WEE'S BIG HOLIDAY (2016), ENTRE DOS HELECHOS: LA PELÍCULA se expande en un formato básico y un estilo de comedia con un elenco de celebridades que participan en la propia broma que es la película en sí.


Si no el lector no está familiarizado con la serie web “Between Two Ferns”, es un programa de entrevistas presentado por Zach Galifianakis donde hace preguntas insultantes a actores famosos y otras celebridades. Creada por Scott Aukerman y BJ Porter, la serie debutó de manera intermitente a partir de 2008. Dirigida por Porter, Aukerman y Ruben Fleischer, la serie alcanzó su máxima popularidad cuando Galifianakis entrevistó al presidente Barack Obama en 2012. Repleto de nombres mal escritos y momentos verdaderamente incómodos, el programa desarrolló un culto por internet. Con este nuevo largometraje, todavía obtenemos los segmentos de entrevistas clásicas con un nuevo elenco de celebridades, pero está conectado por una narrativa que presenta al equipo de Between Two Ferns y a los invitados famosos interpretando versiones ficticias de sí mismos.


Nadie va sobre seguro en ENTRE DOS HELECHOS: LA PELÍCULA ya que todo el mundo puede ser criticado. Estar en la línea del estilo del humor de esta película hace que sea mucho más entretenida, y el estilo autocrítico de Zach Galifianakis funciona cuando está filmando su programa o simplemente interpretándose a “si mismo”. Donde la serie web nunca explicó por qué presenta el programa, la película convierte a Galifianakis en un nativo de Flinch, Carolina del Norte, que ha estado presentando su serie en una televisión pública durante años y recibe invitados famosos gracias al benefactor Will Ferrell. Con su deseo de ser un presentador de programas de entrevistas en “late night”, Ferrell envía a Galifianakis en una búsqueda para filmar 10 episodios en dos semanas. Desde ese punto de partida, vemos a Galifianakis seguir interpretando a su personaje como un idiota adorable pero que realmente tiene una profundidad como persona.


En su viaje por carretera, Zach se une a su productora (Lauren Lapkus), camarógrafo (Ryan Gaul) y operadora de sonido (Jiavani Linayao) que son bastante divertidos por derecho propio. Gran parte de su viaje juega con el humor que encontrarías en THE OFFICE o PARKS AND RECREATION, lo que hace que esta película sea mucho más divertida. Los invitados famosos que aparecen en el programa de entrevistas incluyen a Matthew McConaughey, Benedict Cumberbatch, Brie Larson, Jon Hamm, Keanu Reeves y muchos más. Algunos se involucran con algunas tramas secundarias, especialmente David Letterman y la pareja en la vida real de John Legend y Chrissy Teigen que posiblemente sea un fallo, ya que no consigue ser tan gracioso comparado con lo demás.


Dirigida por Scott Aukerman, ENTRE DOS HELECHOS: LA PELÍCULA debería ser absolutamente terrible, pero yo personalmente me lo pase muy bien. El hecho de que un concepto basado en videos de cinco minutos podría expandirse a una duración de un largometraje debería haber enviado señales de alerta, pero funciona. Hay momentos que las bromas puede que no funcionen, pero la mayoría de ellas valen la pena. El simple hecho de que estas celebridades sean capaces de evitar reírse cuando les hacen preguntas ofensivas y ridículas debería ganarles un poco de respeto. Si quieren pruebas, solo hay que ver los créditos finales que muestran tomas falsas de muchos de los entrevistados que no pueden contener la risa e incluso el propio Galifianakis no puede evitar reírse. También hay una escena post-creditos que vale la pena esperar.


En definitiva y resumiendo: ENTRE DOS HELECHOS: LA PELÍCULA nunca habría funcionado en la pantalla grande, pero es perfecta para un servicio como Netflix. Es fácil de ver como cualquier comedia y los múltiples segmentos de programas de entrevistas son cortos y eliminan cualquier material de relleno. Sí, es una tontería y no tiene ninguna razón para existir, pero me alegro de que se haya lanzado. Solo por las entrevistas a los actores/actrices con una mala leche excepcional merece la pena.

Resultado de imagen de between two ferns gif

Comentarios