lunes, 18 de enero de 2016

El mensajero del infierno (1994)

-En 1994 aterrizo en nuestros videoclubs, la última película protagonizada por Chuck Norris que estaba producida por nuestra querida productora Cannon, no del todo cierto porque EL MENSAJERO DEL INFIERNO se rodó en 1990 para ser estrenada al año siguiente, pero debido a los problemas financieros de la productora, se quedó “congelada” la fecha de estreno hasta 4 años más tarde. Un largometraje que mezclaba género de acción con terror demoniaco y con nuestro amigo Chuck repartiendo hostias.

-Shatter y Jackson, dos oficiales de policía de Chicago, investigan el asesinato de un rabino. Las pistas les llevaran a viajar a Israel, donde se darán cuenta que andan detrás de un ser sobrenatural y que deben detenerlo lo antes posible para evitar que suceda algo terrible.


-Con esta premisa, todo pinta bien para poder disfrutar de una película de acción con Norris enfrentándose a un emisario del mismísimo Satán, pero la verdad es mucho más dolorosa, este largometraje está dentro de las malas películas de la Cannon, debido a un guion que empieza a decaer a los pocos minutos del comienzo y sobre todo a una falta total violencia  y patadas voladoras. Con prólogo ambientado en las cruzadas, que aunque se note la falta de presupuesto se desarrolla creando un interés al espectador, llegando hasta nuestro tiempos donde el asesinato de un rabino y una prostituta (como oís) a manos de un ser infernal con las facciones de Christopher Neame, actor secundario en multitud de series, será el caso al que serán destinados Shatter (Norris) y posiblemente lo peor de la película, un lastre durante 95 minutos que se hace llamar Jackson (Calvin Levels).

Te he dejado el "corazón partio".

-Jackson tiene el duro papel de ser el secundario de color gracioso, compañero de policía del protagonista, que solo se dedica a lanzar chistes sin gracia y a quejarse absolutamente de todo, el 90% de diálogos incluyen “esto me molesta”. Además la historia una vez que se traslada a Israel (por lo menos tuvieron el detalle de rodarla allí) es una completa estupidez, con gags del típico niño ladrón que se hace amigo del dúo y ver a los protagonistas dando vueltas por ahí preguntando sobre el asesinato del rabino. No esperéis muchas patadas voladoras, Norris ya estaba mayor (50 años), solo podremos disfrutar de dos escasas escenas de artes marciales donde transcurren en una habitación de un hotel y en el mismo clímax final en una cueva. No esperéis tampoco sangre ni gore exceptuando el asesinato principal.

Sin palabras.

-El único punto positivo se lo damos al villano de la función, el emisario de nombre Lockley que consigue en sus pocos momentos en los que sale en pantalla, infundir terror o acojonamiento al espectador.

Mortal Kombat:Norris Version.

-En definitiva y resumiendo: EL MENSAJERO DEL INFIERNO fue la despedida de la productora Cannon, antes de su total cierre. Una cinta dirigida por Aaron Norris (hermano de) que no se sabe que es ¿humor? ¿Terror? ¿Acción? Pero de la que puedo opinar que es malísima, a un nivel de serie Z tanto por el terrorífico guion, puesta en escena, las interpretaciones con Levels a la cabeza…una total pérdida de tiempo y una gran pena, porque la sinopsis pintaba a algo mucho más entretenido y disfrutable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario