domingo, 28 de febrero de 2016

13 Horas:Los soldados secretos de Bengasi (2016)

-El director Michael Bay deja de una lado a sus amigos TRANSFORMERS, para traernos 13 HORAS: LOS SOLDADOS SECRETOS DE BENGASI (2016) basado en un hecho real y adaptación de un libro escrito por Mitchell Zuckoff).

-El 11 de septiembre del 2012,en el aniversario de los ataques terroristas a las Torres Gemelas y el Pentagono,un grupo de milicianos islamistas atentaron contra el consulado estadounidense y un anexo de la CIA en Bengasi,Libia.Un equipo de seis miembros de las Operaciones Especiales fue enviado para rescatar a los supervivientes.


-Hay mucho crítico gafapasta que cada vez que se estrena una película de Michael Bay disfruta despellejándola y mucho inútil que no sabe que existe el cine de entretenimiento, un cine que sin una gran historia puede ser una gran pelicula.Michael Bay lo ha demostrado en largometrajes como LA ROCA (1996), DOS POLICIAS REBELDES (1995) y la saga TRANSFORMERS que si no es una oda a la inteligencia, sí que lo es en el disfrute del espectador en escenas de acción de alto voltaje.

-13 HORAS recuerda un poco a la película BLACK HAWK DERRIBADO (2001) de Ridley Scott, con un grupo de soldados que tienen que sobrevivir a fuego enemigo cueste lo cueste y donde la historia pasa a segundo lugar. Michael Bay vuelve a demostrar que rodando escenas de acción es uno de los mejores, solo hay que comentar escenas como el ataque al consulado y la consecuente supervivencia en el edificio de la CIA, donde tendrán que hacer frente a oleadas de terroristas, donde el director nos deja su firma en forma de cámara lenta,travellings rápidos e incluso un recorrido de un mortero desde que se lanza hasta su objetivo que me recordaba a la escena de la bomba de PEARL HARBOR (2001).En esto, no se puede poner ningún tipo de queja, ya que la acción es casi todo el metraje y es muy entretenida.



-Ahora pasaremos a lo que no es tan positivo en 13 HORAS: Un excesivo metraje (144 minutos) que se nota en escenas como entre asalto y asalto a la CIA en donde los personajes se ponen a dialogar de temas intrascendentes, donde incluso un personaje dice esos momentos de descanso son lo peor, porque a un soldado le baja la adrenalina y se pone a pensar, lo mismo ocurre en el espectador, que después de 10 minutos de tiros y explosiones le entra el bajón con esas escenas. Otro punto seria la historia con un guion simple, que de explicar la situación en Bengasi y porque es una de las ciudades más peligrosas (un buen prologo) a lo típico de este tipo de largometrajes, con unos personajes planos y casi semi-dioses (no les pegan casi ningún tiro, pero ellos mata a mucha gente) exceptuando los tres con más protagonismo, donde a veces parecen personajes de videojuegos que solo disparan. También los clichés típicos como el Jefe de la CIA que no pone mucho de sí en ayudar a los soldados, el soldado que echa de menos a su familia etc,que ya en películas bélicas hemos podido ver repetidas veces.



-También tenemos esos momentos Made in USA que tanto gusta al público yankee, pero que chirria un poco al público extranjero, desde un tiroteo a una bandera de Estados Unidos en cámara lenta, hasta diálogos que rozan un poco el racismo; como cuando llega el soldado Jack Silva a Bengasi y su compañero le dice: En Bengasi no se sabe quién es bueno y quien es malo. La casualidad es que de todos lo que sospechan son árabes o africanos, nunca les veras cuando ven a un blanco decir: cuidado que este es malo.



-En el reparto, destacar en primer lugar la buena química entre los 6 actores que encarnan a los soldados, ya que parecen colegas de toda la vida y eso se plasma en la pantalla. Con un plantel de actores semi-desconocidos (que destacan unos cuantos por ser eternos secundarios) y un John Krasinski como cara principal, que sorprende, ya que es más conocido por sus comedias (donde destaca la serie THE OFFICE) pero que aquí nos muestra un personaje de acción y un soldado duro.



-En definitiva y resumiendo: Si eres anti Michael Bay directamente no la vayas a ver, ya que el director deja la historia en segundo plano, para darnos una autentica montaña rusa de tiros, explosiones y un montaje frenético, como un videojuego de guerra. Película dirigida para los amantes de la acción (aquí hay para dar y regalar) y los que quieran conocer una de esas historias que casi no salieron en los informativos, pero si eres de los que les gusta el silencio en los diálogos…mal asunto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario