lunes, 4 de julio de 2016

Buscando a Dory (2016)

-Tras la friolera de 13 años desde el estreno de BUSCANDO A NEMO (20013), la productora Pixar se atreve con una secuela de la historia y que de primeras nos entró a más de uno cierto escalofrió tras recordar la (sin duda) peor película y también secuela, la horrorosa CARS 2 (2011), pero tras AL REVES y EL VIAJE DE ARLO que nos ofrecieron el año pasado, teníamos ganas de ver BUSCANDO A DORY (2016) donde como dice el titulo, el protagonismo recaerá en Dory…

-Un año después de los acontecimientos narrados en BUSCANDO A NEMO, Dory vive apaciblemente con Marlin y su hijo Nemo. Pero durante un viaje para ver como las mantarrayas migran de vuelta a casa, los problemas de memoria de Dory parecen desaparecer durante un segundo: recuerda que tiene una familia e inmediatamente decide emprender un viaje para reencontrarse con sus padres, a los que perdió hace años.


-BUSCANDO A DORY esta llevada a la gran pantalla a través del guion y dirección de Andrew Stanton (co-creador de BUSCANDO A NEMO) y Angus MacLane (creador de un par de mini-historietas del universo TOY STORY).Teniendo en cuenta que la anterior entrega es una de las más queridas cuando Pixar era independiente de Disney, algunos fans sentíamos que esta secuela estaba más dirigida para vender merchandising con secuelas inútiles y menos por la calidad de estas, la presión estaba sobre los directores y por suerte estos nos han demostrado que estábamos equivocados. Afortunadamente BUSCANDO A DORY no es solo una muy digna secuela de Nemo, sino que también tiene éxito creando una historia de amor y superación contra la adversidad.

-En general, el ritmo de la historia es menos “sencilla” que su predecesora, dado que utiliza diferentes recursos como la mezcla de la historia presente con una gran cantidad de flashbacks en la memoria de la protagonista Dory.Esto sirve para que no todo este centrado en un solo escenario (en este caso el Instituto de la vida marina) o que sus habitantes, como era en el caso de la clínica dental de la original este más desarrollados. Aun así la estructura narrativa no significa que sea menos entretenida sino que por el contrario establece un escenario para crear un profundo impacto sentimental que su primera parte.



-Los directores se pasan mucho tiempo estableciendo la personalidad de Dory, caso que peca un poco de pesado, cuando ya hay aspectos que conocimos de Dory en BUSCANDO A NEMO pero consigue que se quiera más a ese personaje, ya sea en las divertidas escenas donde habla “balleno” o en las secuencias donde comparte protagonismo con mensajes  sobre la confianza en uno mismo (donde discapacidades mentales o físicas no definen a una persona o en este caso pez) y donde la familia vuelve a ser un punto importante en nuestras vidas y sobretodo asegurando risas siendo independiente la edad del espectador.



-Además de Nemo y Marlin (que pasan a ser secundarios) la película contiene una nueva tanda de criaturas marinas, algunos tienen la tarea de hacer reír al público mientras se desarrolla la trama como pueden ser el dúo de leones marinos, pero otros juegan un papel más decisivo y son aspecto clave en la propia Dory, como Destiny, la tiburón ballena bastante miope y el divertido Bailey como una ballena beluga que tiene miedo a desarrollar el poder ecolocalizar (divertidos sus momentos mentales) y sobretodo el personaje estrella de esta nueva película que es el malhumorado pulpo Frank que se lleva las escenas  conmovedoras y sin duda las que arrancaran más carcajadas (sobre todo una en la recta final que es digna de aplaudir).

-Sin pasar de alto el detalle técnico, BUSCANDO A DORY demuestra que Pixar va por buen camino después de llegar (según mi opinión) al techo a nivel visual que consiguió con EL VIAJE DE ARLO. Animación de altísimo calibre y que se beneficia del detalle debajo del agua, con ambientes luminosos y unos coloridos y detallados personajes.



-En definitiva y resumiendo: BUSCANDO A DORY con una hermosa animación, emociones, risas y momentos sentimentales, realiza todo lo que una buena película de Pixar y que el espectador pide y más cuando se trata de una secuela de un título tan querido como BUSCANDO A NEMO. Hubiera sido fácil que Disney hubiera sacado una secuela sin sentido, pero por suerte se ha tomado 13 años para pensar en el retorno al mundo submarino de Nemo, con una historia deliciosa y con un mensaje de gran alcance, que consigue que esta película se codee con los mejores títulos del estudio Pixar.


PD: Aparte de disfrutar en los créditos finales de una versión de “Unforgettable” de Nat King Cole versionada por la cantante Sia, tenemos escena post-créditos sorpresa…




No hay comentarios:

Publicar un comentario