lunes, 11 de julio de 2016

Jugadores (2015)

-Un grupo de jugadores online son invitados a probar un videojuego de realidad virtual con un cuantioso premio en metálico para el ganador, pero las cosas toman un giro inesperado cuando ellos descubren que, literalmente, están luchando por sus vidas.



-Escrita y dirigida por el británico Charles Baker en su opera prima, tenemos ante nosotros un auténtico despropósito de película, en la que “casi” todo está realizado de una manera que solo puede provocar el aburrimiento en el espectador en su eternos 90 minutos de duración. Si bien el comienzo es prometedor, donde un grupo de personas que no se conocen entre ellos adictos a los videojuegos llegan a un extraño edificio donde se les presenta la oportunidad de ganar un premio en un juego bélico de realidad virtual donde el objetivo es abatir a un grupo de terroristas ficticios mientras van sumando puntos de victoria. Una vez descubierto que si son abatidos, morirán en la vida real, tendremos una repetición de escenas donde solo veremos un grupo de personas pegando tiros.




-Para comenzar con los puntos negativos (que son muchos) tendremos la extraña sensación de que la interacción entre personajes nos recuerda mucho a otra (gran) película titulada CUBE (1997) donde mientras se desarrolla la trama, descubriremos datos personales de los protagonistas mientras interactúan entre ellos, en los que ¡Oh sorpresa! algunos no serán tan buenas personas como aparentan ser. El problema de JUGADORES es que el estereotipo de personajes es un completo cliché, en los que tendremos al típico gordito, a la chica asustadiza, al “Rumbo” de turno, el chico valiente etc…en los que ninguno tendrán un trasfondo más allá del encefalograma plano que tienen.

-Otro motivo para provocar el destierro a esta película es su horrible ambientación, en la que, si bien se podría haber creado un grupo de escenarios para el combate, tendremos el MISMO escenario para todos los niveles que disputan los protagonistas, una habitación gris donde irán cambiando los muebles de sitio, para que no se note tanto la falta de presupuesto, en la que parece que solo han puesto interés en las armaduras que portan y un par de efectos especiales resultones.




-El único motivo que puede llevar al espectador a aguantar esta tortura es esperar un giro de guion que salve la película de la mediocridad. Cierto es que hay una “sorpresa” pero es tan lamentable como la utilizan que es la gota que colma el vaso, ya que después de ello, no hay explicación sobre los actos o la finalidad de lo que ocurre en la trama, pareciendo que este incompleta o que se les acabaran las (pocas ideas) que tenía el director.

 En el reparto nos encontramos con caras semi-desconocidas, pero por destacar alguna a la actriz Morfadd Clark (ORGULLO+PREJUICIO+ZOMBIS) y Max Deacon (EN EL OJO DE LA TORMENTA) pero que sumando la actuación de todos los actores, tienen menos carisma que una seta con metralleta, en los que se ve claramente que solo actúan para cobrar el cheque.




-En definitiva y resumiendo: JUGADORES es una película en lo que lo único bueno es alejarte de ella y no verla nunca, ya que todos los aspectos están llevados de la peor manera, el ritmo es soporífero, en la que solo vemos un grupo de personas disparar y tener diálogos de besugos, donde sentarte en una silla delante de una pared puede ser una experiencia más estimulante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario