miércoles, 21 de junio de 2017

La Batalla por Sebastopol (2015)

Lyudmila Pavlichenko es una joven estudiante rusa que, durante la guerra, se vio obligada a alistarse en el ejército en el año 1941. La chica resultó ser un francotirador nato; su impresionante habilidad y destreza la hacen destacar entre hombres y mujeres por igual. Al ver en Pavlichenko una amenaza tangible, el alto mando alemán da órdenes de eliminar a la muchacha a cualquier precio.

LA BATALLA POR SEBASTOPOL (2015)  es una película bélica de origen ruso muy corriente con pocos elementos audaces e innovadores, aparte del tema principal que es la historia basada en hechos reales, de una mujer en la línea de frente ruso y que se convirtió en una francotiradora que mató a más de 300 nazis. La película examina tanto las batallas personales como en el campo de batalla de Liudmila Pavlichenko, incluyendo un par de romanticismos (que no ayudan nada al ritmo de la película) y los síntomas de estrés postraumático, todo ello con unos estilo cinematográfico muy estereotipado  y estéticamente conservador. La película está llena de trincheras, aviones y batallas navales, con unos efectos que intentan copiar los de cualquier “blockbuster” americano.


Los acontecimientos en la película están lejos de ser polémicos. Representan un enemigo común a rusos, ucranianos y americanos: los nazis y los fascistas. Esto probablemente ayudó a la película a tener su presupuesto de 5 millones de dólares, uno razonablemente grande para los estándares rusos. Después de todo, todos quieren luchar contra los malvados alemanes.


La actuación en LA BATALLA POR SEBASTOPOL  es normal, pero nunca notable, donde lo único destacable seria la actuación de Yuliya Peresild como Pavlickenko, ya que lleva el ritmo de la película sobre sus hombros de una manera respetable. La cinematografía es muy bonita en las trincheras, donde la sangre roja y el fuego se contrastan con imágenes casi en blanco y negro, pero en otras partes de la película es mediocre, rozando cualquier subproducto directo para Tv. Se trata de una película de estudio, con algunas de las ciudades representadas - como Sebastopol y Odessa - difícilmente reconocible. El guion carece de dramatismo que pueda calar en los sentimientos del espectador (a pesar de ser una película bélica).


En definitiva y resumiendo:LA BATALLA POR SEBASTOPOL es una película que es interesante mirar por su contenido histórico y por la historia de la francotiradora Pavlichenko, pero no es excepcional de ninguna manera ni tampoco perdurara en la mente del espectador. Sus escenas de batallas están bien realizadas y es lo mejor de la película, pero cuando la historia pretende meter romances de telenovela o la historia de amistad entre Pavlichenko y Eleanor Roosevelt es cuando más pierde fuelle el ritmo, pasándole factura a una película que podría haber aspirado a muchos más, con una historia bélica tan fascinante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario