lunes, 24 de julio de 2017

Cars 3 (2017)

Sorprendido por una nueva generación de corredores ultrarápidos, el legendario Rayo McQueen queda relegado repentinamente del deporte que tanto ama. Para retomar su carrera, va a necesitar la ayuda de una joven entrenadora de coches, Cruz Ramírez, que tiene su propio plan para ganar, además de la inspiración del fallecido Fabuloso Hudson Hornet.

Después de CARS que presentó al mundo a la sensación de carreras Rayo McQueen en 2006, Disney / Pixar centró la secuela del 2011 titulada (como no) CARS 2 y que dejo a Rayo McQuenn en segundo plano, dejando como protagonista a la odiosa grúa llamada Mate, llevándose con ellos las peores criticas de una película Pixar y el odio hacia ese personaje de un servidor que os escribe. La tercera entrega de la serie, CARS 3, llega seis años después y ofrece cierta corrección de rumbo para la franquicia, volviendo otra vez el foco de atención a Rayo y devolviendo la serie a sus raíces de género de deportes/carreras, ya que la secuela fue un batiburrillo de película de espías ¿hay alguien le gusta esa horrible secuela en serio?CARS 3 ofrece una narración más fluida y una mejor animación que su predecesor, pero no llega ni a superar el nivel de la primera parte ni añadir nuevas emociones al espectador.


En cuanto al nivel visual, CARS 3 tiene el aprobado cuando se trata de la calidad de la animación que se espera de las producciones de Pixar. Las superficies reflectantes y la movilidad expresiva de los diversos vehículos nunca han sido más convincentes o fotorrealistas en el diseño, ni las secuencias de carreras han lucida tan bien visualmente como en esta última. Aunque la película no es tan sofisticada en términos de atención al detalle y fotografía / edición como el mejor trabajo de Pixar de los últimos años, logra mantener la cabeza por encima del agua en la era actual de animación por ordenador.


La historia de Cars 3 que está escrita sorprendentemente por cuatro guionistas, incluyendo el director de la película Brian Fee (un artista del guión gráfico en las primeras dos películas de CARS)  es una variación en la historia deportiva del mentor  ofrecida en la primera película de los coches, con Relámpago ahora en la posición de ser el más experimentado y paciente, pero también desilusionado por el nuevo rumbo que están tomando las carreras. La manera en que CARS 3 explora el impacto que Doc (el mentor) tuvo en Rayo y cómo sus experiencias se comparan entre sí, hace que sea uno de los elementos que más se salvan en la película. Sin embargo, al igual que la crisis existencial con la que Rayo debe luchar en la película, el hilo de la historia de Doc Hudson se siente un poco fuera de lugar en el contexto más amplio de la franquicia CARS (sobre todo para el público infantil). Eso es porque la película en sí es más una historia de cómo nuestro personaje pasa el relevo a otro personaje (que dejaremos en incógnita) y deja un poco de lado a los pequeños fanáticos de Rayo (en un tramo final que creo que a ningún niño puede gustar).


También se intenta, en pequeñas dosis comparados con las dos anteriores, meter algo de humor a la historia, pero tiene tanta carga moral el guion, que ningún gag que intente ser gracioso lo consigue. Aparte de ello, un metraje un poco alargado que no ayuda ni a la historia ni a la paciencia del espectador y un villano como Jackson Storm que esta poco desarrollado (a pesar de que le podría haber sacado mucho jugo) Al igual que con las dos primeras películas de CARS, la mayoría de los personajes secundarios de CARS 3-incluyendo ahora a residentes de Radiador Springs como Mater y Sally  quedan relegados a casi el final de la cola, apareciendo en pocas ocasiones (en el caso de Mater,podria no aparecer en toda la película).Dicho esto, no hay destaques en particular en el conjunto CARS 3 en sus personajes secundarios, dejando todo el peso de la historia al dúo Rayo/Cruz.


En definitiva y resumiendo: A pesar de todo, CARS 3 se encuentra en el mismo barco que los CARS originales, en el sentido de que es una película familiar para pasar el rato, pero que está bastante lejos de las últimas producciones de Pixar/Disney. Aquellos que les gusto la primera entrega, se quedaran de calles con ella, ya que la secuela fue una idea fallida y CARS 3 está  más propensa a  la mezcla de sentimientos, humor y deslumbrante animación que en su mezcla no funciona. Entre esforzarse por lograr el amplio atractivo demográfico que las películas de Disney / Pixar son conocidas (queriendo gustar a todo el mundo) y cuánto se basa en la relación de Relámpago con el recuerdo de su maestro Doc funciona en su impacto dramático, sin embargo, CARS 3 no tiene mucho que ofrecer a la franquicia ni en historia ni en desarrollo de los personajes de las otras entregas, con un cambio de rumbo en el último acto que huele a forzado para vender merchandising y poder realizar una cuarte entrega, aspecto que creo que a Pixar/Disney no le hace ningún favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario