lunes, 7 de agosto de 2017

Transformers:El Ultimo Caballero (2017)

Humanos y Transformers están en guerra y Optimus Prime se ha ido. La llave para salvar nuestro futuro está enterrada en los secretos del pasado, en la historia oculta de los Transformers en la Tierra. Salvar a nuestro mundo está en manos de una alianza única: Cade Yeager (Wahlberg); Bumblebee; un Lord Inglés (Sir Anthony Hopkins); y una profesora de la Universidad de Oxford (Haddock). Hay un momento en la vida de todo ser humano en la que recibimos el llamado para hacer la diferencia.

Mientras que TRANSFORMERS: EL ULTIMO CABALLERO  es la quinta película de la franquicia de películas en vivo de Transformers (y supuestamente, la última que dirigirá Michael Bay. El objetivo principal es ampliar la franquicia de películas de Transformers en un universo cinemático completo, con EL ULTIMO CABALLERO sirviendo como una continuación entretenida de las películas anteriores Y un intrigante punto de lanzamiento para futuras secuelas de Transformers y spin-off (como el que se está realizando con el personaje de Bumblebee).TRANSFORMERS:EL ULTIMO CABALLERO tiene una mitología más profunda y un espectáculo más grande que sus predecesores, pero con un nivel de absurdidad y excesos bastante alto.


La película es una producción pura de Michael Bay desde una perspectiva técnica... en el sentido de que prioriza secuencias de edición rápida, explosiones a “tutiplén” y secuencias “flash” sobre una narración deficiente basada en la acción. El problema es que el estilo visual de Bay no ha evolucionado mucho, ya que sus esfuerzos en la tercera película y los últimos avances técnicos de la última son más derivados que atractivos, a su vez. EL ULTIMO CABALLERO puede presentar a la mejor apariencia en CGI de los Transformers y espectáculo sin parar que sus predecesores, pero Bay parece estar fuera de ideas frescas para la franquicia, desde una perspectiva de cine de acción. Incluso los ajustes únicos del tercer acto de la película (y una introducción a los Decepticons inspirados por EL ESCUADRON SUICIDA) sólo son para animar las batallas de los Transformers.


El equipo de redacción (4 guionistas, ahí queda la cosa) se las arregla para encajar una buena parte de la construcción del mundo (la creación del universo cinemático Transformers en el proceso) en la narración de tres actos convencionales, sin ralentizar las cosas en términos de flujo de la historia. El problema es que, debido a que se dedica mucho más tiempo a expandir la mitología de la franquicia y  a los eventos de las anteriores películas de Transformers,EL ULTIMO CABALLERO proporciona sólo arcos básicos para los personajes humanos, algo que incluso las anteriores se esforzaban por darles algo de transfondo.En cuanto a los hilos de la historia central en EL ULTIMO CABALLERO son algo incomprensibles, plagados de agujeros de la trama que son simplemente demasiado grandes para ignorar al menos que entre en el juego de “reírse de sí mismo “con el rumbo que toma la película durante su historia (como el momento Nazis).


También el humor de la película es más  frecuente y los caracteres humanos que son estereotipos que parece un dibujo animado que una persona real. EL ULTIMO CABALLERO tampoco cambia de rumbo en este aspecto, dando lugar a una serie de cambios de tono entre comedia de “sal gorda” y el intento de crear algún trazo emocional (que nunca llega). Cade Yeager interpretado por  Mark Wahlberg, comparte el centro de atención junto a dos sub-tramas: una con un interés romántico en Viviane Wembly,intepretada por Laura Haddock, y otra con una hija de "reemplazo" en Izabella interpretada por Isabela Moner, pero sus relaciones con ambos personajes son insípidos (quizá también por el nulo nivel de actuación de las dos últimas). Digamos que los héroes de la película  pasan más tiempo corriendo y gritando que interactuando de manera interesante.


EL ULTIMO CABALLERO tiene apariciones de un puñado de rostros familiares de películas anteriores de Transformers (ver, por ejemplo, Josh Duhamel como William Lennox), pero estos cameos especiales tienden a sentirse metidos con calzador a la película y parecen existir para hacer mejor la franquicia de Transformers y expandirlo como su propio universo, más que nada. Los más notables de la película  es Anthony Hopkins como Sir Edmund Burton y su mayordomo/protector transformer llamado Cogman.La diversión es total viendo a Hopkins ganador de Óscar ir el modo “locura total” y pasando absolutamente de todo (genial la escena de la persecución en Londres) y se ve que el actor de lo está pasando en grande.


En definitiva y resumiendo: En cuanto a las otras películas de Transformers dirigidas por Michael Bay,EL ULTIMO CABALLERO  no es mejor que la primera y tercera entrega, ni tampoco es tan desordenada como los capítulos segundo y cuarto. En todo caso, el mayor problema con EL ULTIMO CABALLERO es que no deja una impresión tan fuerte (sea buenas o malas) como las otras películas de Transformers de Bay, a pesar de estar llenas de mitología y fuegos artificiales de gran presupuesto (con un final que dura aproximadamente una hora, llena de excesos visuales). Los fans de Bay a la franquicia de Transformers obtendrán satisfacción personal, pero incluso algunos de los partidarios del director pueden seguir sintiéndose un poco defraudados por la película (sobre todo al desarrollo nulo del guion). Basta decir, con un poco de dolor en el corazón, que es mejor que Michael Bay se aleje de la franquicia dado sus alarmantes signos de agotamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario