lunes, 16 de octubre de 2017

HorrorOctober#3 Cult Of Chucky (2017)

Nica (Fiona Dourif) vive en el manicomio, convencida de que ella fue quien mató a su familia. Como parte de la terapia, su psiquiatra utilizará un muñeco cuya aparición coincidirá con una horrible cadena de asesinatos en el centro. Andy (Alex Vincent) protagonista de las primeras entregas, reaparecerá para ayudar a Nica, y Tiffany (Jennifer Tilly) la novia de Chucky, también se dejará caer por la que es la séptima entrega de la saga.

El paisaje del horror de los años 80 está poblado por tantos asesinos icónicos de la pantalla que incluso hoy en día colectivamente permanecen siendo esenciales para cualquier fan de género. Nombres icónicos que se han convertido en sinónimo del “slasher” de los 80´s incluyen Freddy, Jason y Michael (que hizo su debut en la pantalla en 1978, pero disfrutó de su apogeo en la década de 1980) y terminado por Chucky, ese muñeco pelirrojo que hizo su debut en 1988 y que vuelve en lo que su séptima entrega, devolviendo un montón de viejas caras de la franquicia y que continua los hechos ocurridos en LA MALDICION DE CHUCKY (2013).


"Loca" es sin duda la palabra correcta para describir CULT OF CHUCKY.La película se desarrolla en un manicomio insano y la trama es totalmente caótica, con el motivo  de confundir la línea entre la realidad y la imaginación, con un puñado de pacientes mentales, cada uno de los cuales están luchando contra sus propios demonios. Chucky, por supuesto, ira matando a los personajes uno por uno en una serie de maneras increíblemente grotescas (es sin duda, la película mas gore de la franquicia).Pero más allá de la violencia, es una historia que reúne muchos rostros familiares de la saga y es, en algunos aspectos, la historia que más difumina la línea entre la realidad y la pesadilla, expandiendo el universo del personaje de unas maneras inesperadas (que quizá sea el punto más criticado) en un círculo de acciones durante sus 90 minutos de metraje.


Estructuralmente, sin embargo, la compleja trama de la película, las relevaciones lentas, y la construcción gradual de la historia no le crea muchos favores, al menos no cuando se trata del entretenimiento casual del espectador. Puede ser frustrante desde el principio, especialmente para el público menos familiarizado con la historia y los sucesos de la franquicia pero que va ganando ritmo una vez  que aumenta el número de víctimas  y los hilos de la trama comienzan a unirse de una manera más fina, más allá de nudos desordenador de la primera mitad. El escritor y director Don Mancini, que ha escrito todas las películas de la franquicia, ciertamente asume la conciencia de que el espectador se ha visto las 6 entregas anteriores, haciendo poco para hacer que los que vean por primera vez una película de Chucky, o aquellos que simplemente han olvidado todos los detalles más básicos de trama, se vean totalmente perdidos en ella. Pero la película sin duda será un regalo para los veteranos de la serie. Reúne un montón de elementos interesantes de la trama, reestructura algunos conocimientos de franquicia, y ofrece una de las películas más elegantes dentro de  la serie. Gran parte de la película se realiza en lugares blancos, que dan a la película el aspecto más único, después de casi  30 años de franquicia.


Nica interpretada por  Fiona Dourif, demuestra una vez más ser un excelente enemigo de Chucky; como ocurrió en LA MALDICION DE CHUCKY, Dourif da una actuación espléndida que es vulnerable cuando tiene que ser y su padre, Brad Dourif, presta una vez más su voz a Chucky, aunque el personaje esta un poco apagado esta vez, sobretodo en voz y aspecto. A decir verdad, Chucky es a menudo, el aspecto más extraño de la película, sobre todo en los momentos surrealistas que no sabes si existen o no.Alex Vincent y Jennifer Tilly cumplen sin más, siendo un cameo extendido, en vez de un personaje dentro de la historia.


Naturalmente, no puedo estropear cuál es el gran giro de guion de CULT OF CHUCKY, pero puedo decir que la película toma unas opciones que realmente me soprendieron.Honestamente, en ciertos momentos durante la película me comía la cabeza pensado que “coño está pasando” y creo que Mancini es lo que quiere del espectador, pero el que puede ser un problema es que una vez se descubre la “sorpresa” puede que te cabrees por ser un insulto a la franquicia o tomártelo un poco a broma viendo que se pueden saltar las reglas como quieran y cuando quieran (yo, por cierto, soy del segundo grupo).


En definitiva y resumiendo:CULT OF CHUCKY sigue siendo un regalo (demente) de Mancini para seguidores de Chucky y quizás una creación distinta dentro de la historia que puede alejar a los fans más acérrimos. Mi opinión es que es un esfuerzo animado de quemar todo lo establecido y empezar de nuevo y si Mancini sigue dentro de ese juego de la coña hacia el espectador, claramente seguiré viendo más aventuras de Chucky en el futuro. Solo puedo acabar diciendo que hay una escena post-créditos en la que volverá a aparecer una cara amiga de la franquicia y una sorpresa en general.


No hay comentarios:

Publicar un comentario