miércoles, 25 de octubre de 2017

HorrorOctober#7 Zombies (2017)

Cuando el mundo está en ruinas, plagado por un brote de zombies, sólo los más fuertes sobrevivirán, pero ¿cuánta determinación tomará? ¿Luke y su equipo tendrán suficiente ambición y munición para permanecer vivos lo suficiente como para salvar a la raza humana?.

El apocalipsis zombi viaja a Minnesota rural en ZOMBIES, que trata de montar una tendencia prominente alrededor de un tema que empieza a dar síntomas de mucho cansancio. El escritor y director Hamid Torabpour no trae mucha originalidad, ni siquiera un ritmo básico para el esfuerzo, pero si uno está con el estado de ánimo para ver a muertos vivientes pisoteados por supervivientes fuertemente armados, alguien podría hacerlo peor que ZOMBIES pero es bastante difícil debido al poco movimiento de la pantalla, haciendo que la extravagancia del horror decepcione a aquellos que exigen un mínimo a una película de bajo presupuesto que intenta describir los últimos y sangrientos días de la humanidad. Torabpour no está jugando a realizar algo novedoso en la que solo mantiene las características de zombies hambrientos  por carne humana pero la película falla totalmente.


En un intento de autenticidad, ZOMBIES  cuenta con un crédito de productor ejecutivo de George Cameron Romero, hijo del famoso padrino zombi George Romero. Es un juego extraño para la legitimidad, pero un algo comprensible para adjuntar algo llamativo a una aventura en gran parte indescriptible que enfrenta la vida contra los muertos, una y otra vez. (Repitiendo esquemas cada 15 minutos). Torabpour sin duda entiende las exigencias del cine zombie, con su película llena de encuentros violentos, siguiendo a Luke en el corazón del peligro, frente a cientos de muertos vivientes, con una  batalla en una estación de policía (secuencia de apertura de la película), un campo de maíz, túneles, calles de la ciudad, y un cementerio. El enemigo sigue viniendo, con la esperanza de abrumar a la pandilla de Luke y tener como banquete a sus entrañas, y para aquellos que anhelan imágenes macabras y una enorme cantidad de extravagantes extras pintados, ZOMBIES  puede satisfacer (Si exiges lo minimo, claro está) Torabpour respeta las exigencias del subgénero, manteniendo abundantes las escenas gore.


Es el resto de ZOMBIES lo que es preocupante. Con un presupuesto reducido, la función parece una producción realizada detrás del patio de una casa, donde el CGI es muy cutre, encontrando espacios abiertos y rincones oscuros para escenificar conflictos, mientras que el resto del guion mantiene (demasiados) intercambios de diálogo y con demasiado tratamiento a que los personajes son almas torturadas en una mala situación. Las reflexiones sobre la culpa son interesantes, pero las actuaciones parecen de cartón y poco convincentes, donde el único que se salva es Tony Todd (CANDYMAN) siendo también el único actor experimentado en el genero.Tarabpour se esfuerza por lograr la introspección, pero es demasiado para el elenco y tampoco pues crear algo cuando parte de la película ocurre en callejones.


ZOMBIES también peca de demasiadas escenas de viajes (cuando los personajes van de un lado a otro) y de acecho a los zombies. Tarabpour no mantiene el suspense, manteniendo la mayoría del metraje en escenas de Luke tomando su laaargooo tiempo para entrar en las habitaciones. Ser cauteloso está bien, pero tardar tanto, comienzan a sentirse como relleno en la segunda mitad de la historia, que solo se salva por la escena en los campos de maíz y la “cosechadora”, pero cuando en esos momentos crees que la película va a tomar el camino de lo absurdo y la violencia gratuita, nos deja con unos minutos finales de auténtico drama de telefilm.


En definitiva y resumiendo: ZOMBIES es una película fallida, que intenta mantener el espíritu (cosa de agradecer) de los largometrajes de George Romero, pero con un guion que hace aguas (en su segunda mitad) y un ritmo que tiene altibajos, solo se la puedo recomendar a los muy fanáticos de los muertos vivientes, que se alegren por ver más de una cabeza reventada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario