martes, 2 de enero de 2018

The Disaster Artist (2017)

Narra la historia real del 'making of' de la película The Room, que ha sido considerada como “una de las peores películas de la historia". Dirigida en 2003 por Tommy Wiseau, The Room se ha estado proyectando en salas completamente llenas por todo Norteamérica desde hace más de una década.

En el ámbito de los enigmas cinematográficos, hay pocas historias modernas más extrañas que la historia de Tommy Wiseau y THE ROOM (2003).El primero es, sin duda, uno de los actores / cineastas más desprovistos de talento que jamás haya existido en este planeta; y el último, su obra más famosa, es tan increíblemente extraña y terrible que te preguntas si realmente fue hecho por una mente humana en buenas condiciones. Una definición del diccionario de "tan mala que es buena", la película del 2003 es una experiencia única que te deja preguntándote sobre todas las decisiones terribles que se tomaron para su creación (y a pesar de ello, ser una obra maestra bizarra).


Afortunadamente, ahora nos llega THE DISASTER ARTIST (2017), dirigida por James Franco, para contar esa historia en particular, y es tan exitosa y divertida como cabría esperar. Presentando grandes actuaciones tanto de Franco como de su hermano Dave; una larga lista de cameos graciosos y sorprendentes; y lo que es legítimamente, una historia  sobre la pasión y la expresión cinematográfica, es el resultado fantástico de una brillante historia que cae en las manos del elenco y el equipo perfecto, y se une como una de las mejores películas del año. (Si nos acordamos, acabo el número 2 del ranking de lo mejor del 2017 en este blog).


THE DISASTER ARTIST es la primera vez que los hermanos Franco han colaborado, y aunque respectivamente tienen material muy diferente para trabajar, realmente están magníficos. Como era de esperar, la personalidad única de Tommy hace que James Franco sea el principal punto de atracción, pero va mucho más allá. Jugar al ícono de la película de culto requiere una actuación auténtica y transformadora, muy diferente de todo lo que hemos visto anteriormente del actor / director, y añade con éxito una humanidad importante a un tipo que se parece a la interpretación de una persona de otro mundo. Ciertamente, mantiene un aire de misterio en su caracterización, pero también lo entiendes a través de sus motivaciones, prioridades y relaciones mientras rueda THE ROOM.


No solo como Tommy, sino también como el director de la película, James Franco seguramente atraerá la aclamación de THE DISASTER ARTIST, pero lo que Dave Franco ofrece merece el debido reconocimiento también. Greg Sestero fácilmente podría quedar como un tonto por no entender la falta de talento en Tommy Wiseau, pero el personaje del más joven de los Franco le da una impresionante seriedad y el sentido de la ambición de un joven actor. Mientras que el mundo en general claramente no entiende a Tommy, él vende que realmente lo hace, y agrega cierta magia a la narración (como el mítico momento de Hi, Mark).


Claramente, el hecho de que los dos actores sean hermanos agrega una estilo especial a THE DISASTER ARTIST,pero la película también se ve maravillosamente realzada por el estatus del director en la comunidad cinematográfica, dado el impresionante poder de la estrella.Seth Rogen,que ha estado trabajando con James Franco desde la serie de televisión de 1999 FREAKS AND GEEKS, y Paul Scheer,destacan interpretando a los miembros clave del equipo que se encuentra en constante desconcierto con respecto a lo que está pasando por la mente de Tommy (sus caras son impagables) pero son solo dos de las muchas, muchas caras reconocibles reunidas para recrear esta historia. No solo apoya a la película desde una perspectiva cómica, ya que muchos de los actores figuran entre los artistas más divertidos de la industria y tienen la oportunidad de demostrar sus dones, pero incluso completa la ambición total de THE ROOM, que siempre se imaginó como la más grande película de Hollywood que nunca se ha realizado (siempre desde la perspectiva de Tommy Wisseau).


 En definitiva y resumiendo: THE DISASTER ARTIST es una carta de amor a THE ROOM y a los fanáticos de ella, una película que ha brindado muchas alegrías involuntarias al mundo cinematográfico en los últimos 14 años, y quienes estén familiarizados con el título de culto tendrán una mayor apreciación por él. Pero no es solo una película para ese público. Incluso si nunca has oído hablar de THE ROOM, lo que James Franco tiene para ofrecer aquí es una historia de Hollywood fantástica e hilarante que es tan fenomenal que merece totalmente el visionado para cualquier amante del cine.

PD: Incluye una escena post-creditos que es totalmente alucinante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario