sábado, 10 de febrero de 2018

The Ritual (2017)


Un grupo de amigos de la universidad se reúnen para emprender un viaje de senderismo por los montes de Suecia, con la finalidad de rendir homenaje a uno de ellos, muerto de forma violenta. Cuando se internan en el bosque, una presencia amenazante empieza a acosarles.

THE RITUAL (2017) es algo así como uno de los primeros “eventos” de cine de terror que tenemos a principios del año 2018  y si eres fanático del terror, el esperado debut en solitario del director David Bruckner, quien codirigió anteriormente LA SEÑAL en 2007 (una película muy subestimada), así como segmentos en antologías de terror como  V / H / S  y SOUTHBOUND. THE RITUAL llega directamente a Netflix y aunque  carece de una creatividad absoluta del mejor terror, es sin duda superior a lo normalmente establecido en lo que nos suele traer las producciones de terror.


Lo que es interesante en THE RITUAL funciona mejor cuando solo representa la relación entre los cuatro amigos, todos los cuales suelen tocar un típico “cliché”. Robert James-Collier  como Hutch, el macho alfa, mientras que Sam Troughton es el desaliñado, y  Arsher Ali es el miembro nervioso de la pandilla. Finalmente, tenemos nuestro liderazgo en Rafe Spall  un hombre que está en medio de una crisis. Al principio, vemos el personaje de Luke se hace pedazos mientras sucede una escena en una tienda de licores, y que le da sentido psicológico a todo lo que ocurre con el personaje durante la historia.


La dinámica del grupo, aunque está claramente basada en DELIVERANCE (la película clave de grupo de amigos que se van de excursión y acaban con “la mierda hasta el cuello") es sólida, y los actores están excelentes. Spall es un líder especialmente convincente, y creíblemente humano como el ahora frágil Luke. Es difícil no identificarse con él. Por extraño que parezca, cuando las cosas se ponen espeluznantes, y lo hacen después de los quince minutos del inicio, THE RITUAL se convierte en un buen thriller. Esto nos lleva a la amenaza dentro del bosque y que claramente no pienso explicar (y quien lo haga, es una mala persona) con un último acto donde el director crea un gran “show final”. Es una película totalmente entretenida, pero no especialmente aterradora en la pequeña pantalla (en salas de cine, ya hubiera sido otro cantar) debido a su gran ambientación.


En definitiva y resumiendo: THE RITUAL es una buena película de terror y suspense, aunque tiene algún susto mediocre que es elevado por el elenco y la magnífica fotografía. Está bien elaborada, y Bruckner sin duda tiene un futuro en el género, pero le falta algo que le impida alcanzar ese nivel de estar en la primera clase de los directores del género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario