domingo, 22 de abril de 2018

Isla de Perros (2018)


Después de que todas las mascotas caninas de Megasaki City sean exiliadas a una isla que es un vertedero, un niño de 12 años emprende un viaje para buscar a su perro extraviado.

El escritor y director Wes Anderson se hizo famoso por primera vez con su debut LADRON ROBA A LADRON en 1996. En las dos décadas transcurridas desde entonces, Anderson ha seguido desarrollando su propio estilo de dirección, combinado con un humor fuera de lo común que ya es su “marca de la casa”. Anderson ahora regresa al stop-motion para presentarnos  ISLA DE PERROS (2018).Anteriormente se aventuró en este territorio para la maravillosa película del 2009, FANTASTIC MR FOX, que le valió críticas increíblemente positivas. ISLA DE PERROS tiene el humor característico del escritor y director en una historia poco convencional, pero muy reconfortante sobre un niño y su perro(s).


Anderson escribió y dirigió ISLA DE PERROS, basada en una historia que creó con sus frecuentes colaboradores: Roman Coppola, Jason Schwartzman y Kunichi Nomura. La trama de la película  puede parecer a veces un poco complicada, pero tiene fuertes raíces en la clásica historia de un niño y su perro. Por supuesto, lo que hace que la historia de Anderson sea tan única es el futuro distópico y el uso de stop-motion para atenuar los aspectos más sombríos sobre la premisa de la película. Los perros callejeros abandonados y ex relegados a una isla llena de basura habrían sido un poco “chungo” -en el mejor de los casos-en una película con animales de carne y hueso, pero adquieren un tono muy estrafalario con la ayuda y el ingenio de Anderson. El argumento adicional sobre la corrupción política se entrelaza maravillosamente en la línea principal de la búsqueda de Atari por su perro, ofreciendo una gran profundidad a la película, aunque con total seguridad, será disfrutada mucho más por los adultos que por los espectadores más jóvenes.


Al igual que FANTASTIC MR FOX, ISLA DE PERROS es una película stop-motion no necesariamente orientada hacia o pensada para jóvenes espectadores. Los niños sin duda pueden estar interesados ​​por la premisa de un niño de 12 años que busca a su perro, y los jóvenes protagonistas ofrecen un punto de atracción para los más pequeños. Sin embargo, el humor de Anderson no se presta naturalmente para entretener a los espectadores más jóvenes; Si bien hay momentos y personajes, como Atari y Tracy, con los que se pueden conectar, especialmente si se tiene mascota, ISLA DE PERROS es indudablemente una historia más madura y los espectadores adultos disfrutarán muchísimo más de ella. Aun así, con la ayuda de la nostalgia  infundida en cualquier historia sobre un niño y su perro, la película eleva esa premisa con un cuento encantador y conmovedor que atraerá al niño que todos los adultos tenemos en nuestro interior.


Pero sin duda lo que hace que ISLA DE PERROS sea una gran película es (sin duda) la riqueza del mundo que Anderson ha creado. Hay una gran cantidad de detalles que el director puso no solo en los personajes de stop motion, que cobran vida de maravilla, sino en la extensa historia de Megasaki. Es en estos abundantes detalles y hechos históricos ficticios que los espectadores pueden perderse a veces, especialmente porque la película a menudo pasa rápidamente a través de ellos, pero ofrecen una profundidad en el mundo de la historia que ayuda a darle vida a la película. Muchos de los personajes principales, tanto el perro como el humano, tienen antecedentes bien desarrollados que se establecen y se expanden a lo largo de la película, informando a cada uno de los ritmos de sus personajes. Por sus partes, el tono de voz para ISLA DE PERROS se adapta bien a sus personajes y ayudan a darle un gran encanto a la historia.


Por supuesto, tampoco sería una película de Wes Anderson sin su grupo de actores regulares en sus películas, que es un grupo que se mejora por nuevas estrellas que se unen a la familia para ISLA DE PERROS. El papel más importante pertenece a Chief de Bryan Cranston, que cuenta con una historia de fondo profunda, un arco efectivo y una transformación legítima (transformación que nos llega con un gag humorístico de gran calidad) y ​​aunque los otros personajes no están tan desarrollados con tanta audacia, siguen siendo muy bien utilizados. Entre el grupo principal de perros, cada uno tiene su propia afectación especial que los ayuda a sobresalir, desde Duke de Goldblum, hambriento de chismes y cotilleos, hasta Rex de Edward Norton, y aunque no se hagan cargo de la película en ningún momento, hacen  un fondo fantástico. Además, la familiaridad de Anderson con cada una de sus voces significa que él conoce el tipo exacto de material que pueden ofrecer, y el resultado son risas entre los espectadores de principio a fin.


En definitiva y resumiendo: ISLA DE PERROS es otro gran éxito en stop-motion para Anderson, ya que trae su estilo característico a una historia peculiar y conmovedora que seguramente hará las delicias de todos sus fanáticos. La película también puede ganar a los cinéfilos que no estén enamorados del trabajo del director en el pasado, con la ayuda de la encantadora historia de la película sobre el mejor amigo del hombre. Aunque el humor poco convencional en ISLA DE PERROS, típico de una película de Anderson, puede no ser atractivo para todos, los fanáticos de su estilo sin duda se encontrarán riendo durante toda de la película. En general,  ISLA DE PERROS es una película que merece totalmente ser vista en cines (obligatorio en VOSE) y que por mi parte se ha convertido en una de las películas que seguramente estarán en el top de lo mejor del 2018. Muy Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario