miércoles, 25 de abril de 2018

Un Lugar Tranquilo (2018)


Sigue la historia de una familia que vive en una casa en el bosque cuidándose de no emitir ningún sonido. Si no te escuchan, no pueden cazarte...

El tercer largometraje dirigido por John Krasinski (también conocido como Jim de THE OFFICE), UN LUGAR TRANQUILO (2018) es un excelente ejemplo de cómo tomar una premisa simple (de la que no pienso explicar nada) y convertirla en un drama de terror bastante sólido en todo su metraje. Además establece a Krasinski como un verdadero talento en ciernes detrás de la cámara, después de que sus dos primeras películas (ENTREVISTAS BREVES CON HOMBRES REPULSIVOS y LOS HOLLAR) le valieran para aumentar su  ambición, pero con una recepción bastante floja por parte de la audiencia. UN LUGAR TRANQUILO cumple con el ambicioso desafío que se plantea, llevando al público a un viaje lleno de intriga y suspense.


No es ningún secreto que TIBURON (1975) fue una gran influencia en UN LUGAR TRANQUILO, aunque en muchos sentidos la película se acerca más al debut como director de Steven Spielberg en EL DIABLO SOBRE RUEDAS (1971), con su enfoque de narración minimalista. Aparte de ello también recuerda a LA GUERRA DE LOS MUNDOS (2005); no solo por la forma en que explota los miedos de ser padres con hijos en un clima político problemático y acentúa el significado de la película sobre la experiencia de criar hijos para sobrevivir en un mundo peligroso que incluso sus padres no entienden. Que Krasinki y Blunt estén casados ​​y con hijos en la vida real solo hace que el mensaje (y, por lo tanto, la película en su conjunto) se sienta aún más personal.

UN LUGAR TRANQUILO  también tiene éxito al proporcionar información y desarrollo del carácter de los personajes a través de medios estrictamente visuales, sin hacer que su falta de diálogo parezca  un truco en el proceso. La película a menudo encuentra formas sutiles de explicar cómo los Abbot lograron sobrevivir en este mundo post-apocalíptico sin ser idiotas en sus métodos no verbales. Eso no quiere decir que la película sea efectiva en su uso del sonido, ya que la película NO RESPIRES (2017) hacia un buen uso de la misma técnica. Si bien algunos de los “Scare Jumps” son menos innovadores que otros, la película saca un buen provecho de la tensión de la incapacidad de poder comunicarse verbalmente o de hacer ruido (aunque sea tosiendo).


Parte de lo que hace que UN LUGAR TRANQUILO sea efectiva en sus momentos de terror es que se toma su tiempo para desarrollar a los Abbotts y establecer sus respectivas motivaciones y preocupaciones en la primera mitad de la historia, antes de que las cosas comiencen a ponerse difíciles a partir de ese punto.Krasinki se hizo famoso en THE OFFICE por ser capaz de expresar una gran cantidad de pensamientos y sentimientos con solo mirar a la cámara, y aquí le da una gran utilidad a esa habilidad en un contexto más dramático. Blunt es igualmente fuerte en el papel de Evelyn, ya sea enseñando con sensibilidad a sus hijos, para asegurarse de que reciban una educación, o sufriendo de lo lindo en más de una ocasión (Ojo a la escena de la bañera). Jupe y Simmonds son convincentes como los niños de la familia, y Simmonds es sorda en la vida real, lo que le da a su actuación una mayor sensación de autenticidad.


Krasinski captura aún más la sensación de aislamiento de los Abbot y la sensación de peligro que acecha en cada esquina a través del estilo visual. Desde las amplias tomas de paisajes de la casa de la familia fuertemente fortificada y el entorno de las tierras que utilizan para cultivar a los ángulos de cámara ajustados durante las secuencias de suspense de la película, aparte de tener un ritmo constante durante el corto tiempo del metraje de la película, garantizando así que los momentos más lentos nunca sean pesados y que las tramas de la película (por supuesto, hay algunas) sean ligeras.


En definitiva y resumiendo: Firme en su ejecución y con algunos momentos realmente angustiantes, UN LUGAR TRANQUILO es una gran película de terror / suspense que lucha con serios problemas y preocupaciones de una manera significativa (y conmovedora) con un buen dúo protagonista como son Krasinski y Blunt. La película tiene un punto medio entre la experiencia que ofrecen las películas de terror convencionales y la atmósfera artística en el género. La película también da a Krasinski  un importante paso adelante como cineasta y sugiere que el público puede llegar a esperar grandes proyectos de el en un futuro. Es agradable ver que en el 2018 nos van a llegar películas del género de terror que van a satisfacer al público, y sin duda, UN LUGAR TRANQUILO cumple perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario