lunes, 20 de agosto de 2018

Mister Video #13: Pesadillas de una mente enferma (1981)


Un hombre sale de un hospital mental. Sus doctores creen que ya está curado. Pero paulatinamente se irá sumergiendo en una espiral de locura al recordar su sangrienta infancia.

Título: Pesadillas de una mente enferma (Nightmare)
Género: Terror
Año: 1981
Director: Romano Scavolini

PESADILLAS DE UNA MENTE ENFERMA es una película de terror olvidada de la época de los 80 y que tuvo que lidiar con la censura (sobre todo en U.K) debido a sus altas dosis de violencia y gore. La historia es oscura, retorcida y “sucia”. Como se puede ver en la trama, hay MUCHA inspiración del clásico LA NOCHE DE HALLOWEEN (1978).Matar a un miembro de la familia por un acto sexual: Comprobado. Salir de un hospital psiquiátrico: Comprobado. Aterrorizar a las canguros: Comprobado. Lo único que le falta a esta película es que no tiene lugar en Halloween. Incluso el director al final de la película  intenta darle a nuestro asesino una máscara de Halloween y un cuchillo.


La actuación de nuestro psicópata principal es buena y sus ataques son convincentes cuando echa espuma por la boca. El resto de la actuación varía de mala a tolerable, como cualquiera de los slashers  de bajo presupuesto. El desconocido director italiano Romano Scavolini  garantiza un montón de momentos espeluznantes (la escena del martillo)  y una atmósfera extraña y cercana al estilo “grindhouse” de los 70´s. Sin embargo, su guion es flojo, con un arranque lento y con unos agujeros en la historia, como el personaje del médico del psiquiátrico de nuestro psicópata, que parece tener prisa por ir a Florida a buscar al asesino, pero una vez que llega a Florida, desaparece por completo de la película (y no vuelve a aparecer). El espectador puede pensar que sería el Dr. Loomis de LA NOCHE DE HALLOWEEN  pero solo aparece para darle lentitud al desarrollo.


PESADILLAS DE UNA MENTE ENFERMA es más popular entre los fanáticos del horror por sus sorprendentes efectos sangrientos y puedo decir que están a la altura de su sangrienta reputación. Estos efectos  son tan buenos que parecen realizados por el  maestros Tom Savini, tanto que se anunciaba como el artista de maquillaje en los tráilers cuando solo desempeñaba el trabajo de asesor técnico.


En definitiva y resumiendo: PESADILLAS DE UNA MENTE ENFERMA  estuvo a la altura de su reputación y, definitivamente, es una de las mejores películas de terror “malsanas” que se perdió en el tiempo. Es un slasher clásico que tiene mucha sordidez y gore, por lo que los fanáticos del horror echaran espuma por la boca tanto como nuestro psicópata en la película. Si nos olvidamos de un inicio lento y agujeros de guion, está claro que el amante del terror disfrutara con esta historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario