Gotti (2018)


Biopic del famoso mafioso estadounidense John Gotti (1940-2002), jefe de la familia Gambino, una de las más importantes del crimen organizado en la Norteamérica del siglo XX.

Sin duda, GOTTI (2018) pasará a ser uno de los mayores fracasos como productor del actor John Travolta, y eso que ha tenido unos cuantos. Películas como PERFECT (1985) terminaron con su estrellato de finales de los setenta y principios de los ochenta, pero podría decirse que regresó mejor que nunca a mediados de los noventa después de PULP FICTION (1994). Durante la siguiente media década, más o menos, estuvo bastante bien. Este fue su apogeo, pero en el momento más alto de su capacidad, hizo la CAMPO DE BATALLA: LA TIERRA (2000) increíblemente mal concebida y su carrera nunca se ha recuperado. Durante la última media década, ha estado trabajando en productos directos a DVD o a VOD, a excepción del éxito de su alabada actuación en la serie "American Crime Story: The People vs OJ".


Claramente, Travolta ha estado ansioso por volver a primera fila y durante años ha dedicado su energía a hacer una película biográfica de John Gotti que se intercambiaría por su modesto parecido con el don de la mafia, en un proyecto que estoy seguro de que esperaba que fuera un retorno como fue PULP FICTION. Los productores pasaron por muchos directores y finalmente se decidieron por Kevin Connolly (uno de los actores de “El Sequito”), pero la película terminada estaba programada para un lanzamiento de VOD, antes de ser sacada a las once horas por sus productores en favor de un estreno en cines (al menos en USA) lo que fue un gran error.


GOTTI es bastante absurda y se parece más a una película de televisión glorificada que a una película legítima para cines. Por un lado, el clan Gotti parece bastante flojo, particularmente el hijo de Gotti, John Jr., interpretado (horriblemente) por Spencer Lofranco. Esto se basa en su libro, y hace una breve crónica de sus luchas legales en curso, pero la película trata de tenerlo en ambos sentidos. Nunca le muestran participar en ninguna actividad criminal, a excepción de una pelea rápida (para establecer que es una buena persona de buena fe), sin embargo, también lo vemos convertido en el jefe de la familia. Para ver esta película, uno pensaría que nunca violó una ley en su vida, pero la verdad es mucho más complicada de lo que parece.


Por el contrario, el propio John Gotti, interpretado por Travolta, es representado como un mafioso genial, que protege a su familia, pero su lado más asesino también es minimizado a casi mínimos (muy insípido todo).Todos sus delitos se describen como justificados y "cool", Dice "f**k this" y "f**k that", y pelea con su esposa ( interpretada por la esposa real de Travolta, quien es Kelly Preston, pero básicamente ha demostrado ser una versión light de Tony Soprano.También hay que comentar que parece que el director Kevin Connolly y el resto de su equipo vieron un montón de películas de Scorsese y tratan de hacer un homenaje a todas esas películas sobre la mafia. Sin embargo, claramente no han captado el mensaje de esas películas, con Scorsese que nunca convertía a gansters en antihéroes (a quienes siempre reveló que eran sociópatas asesinos), y la serie de “Los Sopranos” que realmente hacia recordar a la audiencia que Tony Soprano, aunque carismático, era un hijo de puta. Pero GOTTI presenta a su héroe como un “ROCKY”de los bajos fondos, y es un grave error.


En definitiva y resumiendo: GOTTI es fallida en (casi) todo. La actuación de Travolta es bastante salvable pero el guion es fallido en todo momento. Quizá que el hijo de Gotti estuviera presente durante todo el rodaje y basado en su libro haga que la película parezca una versión Disney de una película mafiosa y que parece destinada a propagar la leyenda de Gotti en lugar de mostrar honestamente a la persona (y el personaje). Afortunadamente para el espectador y las victimas reales que sufrieron los asesinatos del Don, Conolly no tiene talento como cineasta para conseguir ese tipo de hazaña.

Comentarios