Asia Presenta: Horrors of Malformed Men (1969)


Hirosuke, encerrado en un manicomio, no recuerda más que algunos retazos de su niñez, y tampoco recuerda las circunstancias por las que él, estudiante de medicina, se ha visto recluido en dicho centro. Después de que otro interno intente estrangularle, consigue escapar y, gracias a una chica que trabaja en un circo, deducir que su pueblo natal está en algún lugar de la costa del Mar del Japón. Sin embargo, la chica es asesinada y Hirosuke tomado por el asesino, por lo que debe huir nuevamente.

Como adicto al cine de culto, siempre es divertido encontrar las películas más extrañas y bizarras que existen. Si quieres algo extraño y fuera de lugar, entonces Teruo Ishii tiene que ser uno de los directores a consultar. Gran parte de su material se ha vuelto difícil de encontrar con el tiempo y Arrow Video anunció por primera vez el lanzamiento en Blu Ray de su clásico de culto, HORRORS OF MALFORMED MEN (1969). Este título, que generalmente se considera uno de sus clásicos en muchos círculos sociales cinematográficos, es una excelente manera de presentar a alguien nuevo con este tipo de material. Es una película demente, una que comienza enrevesada y que luego parece encontrar una historia más tradicional antes de saltar al abismo de la lógica al final, pero también es una película que puede apreciarse por su tono desagradable. HORRORS OF MALFORMED MEN es una película extraña, pero encantadora a pesar de muchos de sus problemas.


El único aspecto de HORROS OF MALFORMED MEN que puede ser el más extraño, fuera de los elementos visuales a los que llegaremos en un momento, es cómo la película desarrolla su estructura y narrativa. La película está diseñada con un marco clásico de tres actos, pero cada uno de ellos está diseñado específicamente para un tono y una sensación. De alguna manera, el primero y el tercer acto son similares, pero el segundo acto requiere un cambio drástico en el tono que puede desconectar a la audiencia (donde al director “se le va la olla”) Sin embargo, no importa qué tan similar o diferente sea cada acto, están destinados a jugar con las expectativas de la audiencia en una mezcla extraña y potente. El ejemplo perfecto de cómo una película puede funcionar con sus defectos.


En primer lugar, comencemos con el primer y el tercer acto de la película que juegan con la desconexión de la realidad, impulsada por el personaje principal, Hirosuke, que se establece como el camino para que el público entienda (o no) el mundo en el que existe. Inmediatamente, Teruo Ishii establece este sentido de las imágenes de pesadilla y establece su tema donde nada es lo que parece, ya que nuestro protagonista es empujado (con el público) en una habitación cerrada con un grupo de mujeres, todas aparentemente perdidas en su propio mundo y donde uno de ellos acecha a nuestro protagonista con un cuchillo. Esta sensación de estar desequilibrado es la que la película retiene a través de este primer acto y, a medida que la narración avanza hacia el tercer acto que tiene lugar en una isla llena de extraños "hombres malformados", golpea al espectador con su desequilibrio. Cuando se revela que la realidad es tan pesadillesca y desconectada como el resto de la película, a través de las imágenes llenas de locura con colores llamativos e imágenes perturbantes te hace pensar porque para ciertos espectadores es una película de culto. Aparte Ishii filma intencionalmente las cosas de una manera que hace que la audiencia pregunte 'qué ¿Qué coño está pasando? más que cualquier otra cosa. Este es el estilo por el que se conoce a Ishii, y esta película lo muestra con creces, llegando incluso a terminar la película con una de las imágenes más raras que he podido ver.


Sin embargo, este es solo el primer y tercer acto, así que, naturalmente, ¿qué hace que el segundo acto sea tan diferente? El segundo acto, donde nuestro protagonista pretende ser el heredero de una familia adinerada después de ver una imagen en el periódico donde el muerto es clavado físicamente, toma un giro desde el estilo visual y tonal de los otros dos actos y evoluciona en un thriller de identidad. Es en este punto que Ishii muestra su capacidad para navegar entre el tono y los cambios de género como el verdadero maestro de lo extraño que es. Este acto está marcado por un extraño ambiente de thriller negro, optando el suspense clásico, mientras que la paranoia del protagonista sobre ser atrapado le convierte en el centro de atención mientras intenta desentrañar el misterio de esta familia. La película mantiene esta sensación de vincular lo que es real y lo que es irreal.


En definitiva y resumiendo: HORRORS OF MALFORMED MEN, es una película que no me extraña que tenga sus seguidores. Es elegante, extraña y nunca duda de sí mismo, aunque lo que cuente la historia sea una locura. También es una película que está tan concentrada en su enfoque narrativo, estilo visual y desenfreno que olvida llevar a cabo una trama de forma efectiva o desarrollar todos los personajes de una manera equitativa. Es difícil que no guste ya sea debido a la gran intensidad de su extrañeza y gracias al talento del elenco y algunos momentos de dirección increíblemente efectivos de Ishii. En todo caso, con sus defectos, para cualquier fan del cine visual o del cine asiático es una película que merece ser vista y de la que pocos conocen su existencia.

Comentarios