Verotika (2019)


Antología de terror firmada por Glenn Danzig, cantante y compositor de varias bandas musicales de gran popularidad en el rock (Misfits, Samhain, Danzig), que se basa en los elementos más característicos de Verotik, su editora de cómics dirigidos a un público maduro.


VEROTIKA (2019), se basa en la propia serie de cómics de Danzig, Verotik y el mismo, nos trae una antología de terror/erotismo que no ofrece nada erótico y nada terrorífico (excepto los intentos de erotismo). Francamente, no tengo una manera particular de criticarlo como una antología conceptual, pero realmente me gustaría. Sin embargo, podría tirar por la burla fácil de tener a un personaje anfitrión, Morella (creo que es del cómic, pero nunca lo he leído y no me inclino por investigarlo tampoco) y sus intentos de “El guardián de la cripta”, pero con una actriz atractiva (interpretada por Kayden Kross). Tiene algunos diálogos de los cuales nada es inteligente, divertido o que implique algo morboso, y sus apariciones para presentar cada historia de la antología rara vez importan algo. Este es solo el comienzo de esta antología.


VEROTIKA ya empieza mal desde el principio con una primera historia que implica a una mujer con una extraña deformidad física (digna de la carcajada) y un monstruoso asesino en serie de ocho brazos que llaman "The Neck Breaker". Trataré de resumir eso nuevamente, pero los detalles solo lo harán más confuso. Dajette es una modelo que tiene problemas importantes en su vida amorosa porque sus senos tienen globos oculares en lugar de pezones. Después de un encuentro sexual agrio debido a su anormalidad, Dajette comienza a llorar, las lágrimas caen de sus ojos (de los de los senos) y una lágrima cae sobre una araña albina, y se transforma en un gran monstruo de brazos múltiples que es adicto a romper el cuello de las prostitutas, a practicar sexo anal (no es coña) y solo se activa cuando Dajette duerme.


Por lo tanto, los problemas para este segmento solo comienzan con la trama, en la que el poco presupuesto no da para realizar unos efectos para que todo esto parezca incluso un poco realista. Soy fanático del terror barato, pero todo en esta película parece que se compró en una tienda de Halloween ...y en la parte de “saldos”. El factor decisivo aquí es que, de todas las historias presentadas en esta antología, esta es la única que tiene una idea. No una que se capitalice de ninguna manera, sino la idea de un asesino en serie que solo está activo cuando estás dormido. El concepto tiene potencial, aunque ni siquiera estoy seguro de que los cineastas supieran lo que tenían, ya que está completamente malgastada. Esto es, de lejos, VEROTIKA.


Ahora la película entra en la "historia" de una ladrona de caras. Una mujer camina en un callejón, aparece otra mujer y anuncia que le cortará la cara. La primera mujer dice "Por favor, no me cortes la cara" en vano, y luego hay un baile de cinco minutos en un club de striptease. Este patrón básico se repite varias veces. Sin motivos, sin personajes, sin conflictos reales. La mujer misteriosa ni siquiera usa los rostros sobre su rostro ... solo los cubre y los recoge. Esto realmente se presenta como un ejemplo perfecto de por qué las personas que comparan VEROTIKA con THE ROOM (2003) no me parecen acertadas. Ambos son proyectos de la pasión inepta de creadores sin conocimiento del proceso de realización de la película, pero donde THE ROOM es una “comedia” de errores cuya diversión se encuentra en su ineptitud, también es constantemente fascinante. Es el trabajo de personas que realmente querían hacer una película dramática de éxito. VEROTIKA es el trabajo de un artista establecido que quiere sorprenderte y excitarte. Al igual que una porno, las historias presentadas aquí son pensamientos secundarios, incluso terciarios.


La tercera historia es una versión de la historia de Elizabeth Bathory, una condesa que se baña en la sangre de chicas vírgenes. Una de las vírgenes se escapa. Ella ha sido cazada y la condesa se baña en su sangre. Este guion se agota por completo en este punto. Y esa es realmente la suma total de lo que sucede en esta secuencia. Nada en el tiempo de metraje de esta película tiene sentido como una narrativa, y está dirigida y editada, de una manera extraña que obliga a los actores a estar cinco minutos haciendo poses delante de un espejo (como ocurre en esta historia). Supongo legítimamente que más de la mitad del tiempo de metraje de esta película son solo actores y actrices mirando a la cámara sin ningún tipo de dirección.


En definitiva y resumiendo: VEROTIKA es un videoclip de música heavy, pero sin heavy y con un tiempo de ejecución mas que exagerado. Con un poco de edición, incluso hubiera salvado un poco del pozo sin fondo a la película y hubiera sido al menos “divertido”. Esta película también te hace ver que la violencia sin motivo tampoco funciona, hay que tratar, aunque sea mínimamente a los personajes antes de mutilarlos. VEROTIKA intenta hacer un esfuerzo en ello, pero como tal, es una película sin vida y aburrida en casi todo momento.

Comentarios