lunes, 24 de diciembre de 2018

El Regreso de Mary Poppins (2018)


Mary Poppins (Emily Blunt) es la niñera casi perfecta, con unas extraordinarias habilidades mágicas para convertir una tarea rutinaria en una aventura inolvidable y fantástica. Esta nueva secuela, vuelve para ayudar a la siguiente generación de la familia Banks a encontrar la alegría y la magia que faltan en sus vidas después de una trágica pérdida personal. La niñera viene acompañada de su amigo Jack (Lin-Manuel Miranda), un optimista farolero que ayuda a llevar la luz -y la vida- a las calles de Londres.

Sospecho que estoy demasiado viejo para EL REGRESO DE MARY POPPINS (2018). Una película como esta exige un cierto tipo de rendición en el espectador y está claro desde los clásicos títulos de crédito que el director Rob Marshall está empeñado en hacer una película que está servilmente dedicada al espíritu del original. Pero, aquí hay un pensamiento controvertido: la original MARY POPPINS (1964) juega un factor en la nostalgia del espectador y a pesar algunos opinan que SONRISAS Y LAGRIMAS (1965) es el mejor musical que hizo Julie Andrews la mayoría recuerda el indiscutible aplomo con el que Julie Andrews abordó el papel de mágica niñera (en su debut en la gran pantalla).


Todo esto ayuda a explicar por qué la secuela, EL REGRESO DE MARY POPPINS, es entretenida, ni de lejos llegara a ser un “clásico instantáneo”. Al igual que el original, se beneficia enormemente de la interpretación de Mary, en este caso, una increíble Emily Blunt, pero en última instancia es solo un pasable musical, y ni siquiera es tan memorable como EL GRAN SHOWMAN del año pasado.

Parte de la culpa puede recaer en el director Rob Marshall. Un director establecido en los musicales, sus películas tienden a sentirse un poco conservadoras en su puesta en escena (a excepción de CHICAGO, su primera y mejor película), aunque esto a lo mejor lo hace exactamente el tipo de persona que Disney quiere en el timón. Si bien es una mejora (bastante fácil) con respecto a INTO THE WOODS (2014) gracias a tener un reparto que realmente puede cantar, EL REGRESO DE MARY POPPINS es a menudo un poco aburrida, y ninguna de las canciones realmente merece un recuerdo, incluso si se cantan bien y son relativamente agradables al oído del espectador.


Afortunadamente, lo que Poppins tiene son dos grandes bazas a favor. Blunt siempre me ha parecido una sucesora lógica de Julie Andrews, y ella lo demuestra en la pantalla. Solo hay una Julie Andrews, pero a Blunt le va mejor de lo que cualquiera podría esperar razonablemente, especialmente cuando no está cantando, ya que asume el tono arrogante y amoroso de Poppins.


Lin-Manuel Miranda también realiza un buen papel como el farolero que se hace amigo de los niños más pequeños de Banks (los hijos e hija de Michael) e intenta atraer la atención de la sufragista Jane (Emily Mortimer). Miranda ha demostrado tener una voz increíble pero lamentablemente en la versión doblada no vamos a poder disfrutar de su auténtica voz. Tiene una verdadera calidad de estrella, pero no va a ser suficiente para derrocar al personaje del gran Dick Van Dyke en la original.


De lo contrario, la premisa está bien, pero es demasiado azucarada incluso para un público infantil. Colin Firth interpreta a un malvado genérico, y la premisa de que la familia de Banks pierda su hogar nunca es tan atractiva como debería ser. La película solo se acerca realmente a la excelencia en una escena, una secuencia animada extendida que rinde homenaje al original (aunque con un final apresurado). De lo contrario, todo es bastante rutinario, aunque la cinematografía de Dion Beebe merece algo de atención.


En definitiva y resumiendo: Una vez más, podría estar demasiado envejecido como para caer rendido ante EL REGRESO DE MARY POPPINS, y dadas las nominaciones a los premios que está acumulando, claramente a la gente parece que le gusta. Para mí, la siento enormemente sobrevalorada, pero prueba una cosa: Emily Blunt aparentemente no puede hacer nada mal.

1 comentario:

  1. No voy a ir al cine a ver esta película, ni los trailer me engancharon. No se si es como dices tu que estamos demasiado viejos para la niñera mágica, o le falta chispa, por más que Emily Blunt sea un mujeron de esos que vale la pena ver...

    ResponderEliminar