lunes, 22 de abril de 2019

Series Criticas: JUEGO DE TRONOS T8 Episodio 2 "A Knight of the Seven Kingdoms"


Este resumen de JUEGO DE TRONOS Temporada 8 Episodio 2 titulado “A Knight of the Seven Kingdoms” contiene SPOILERS.

Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau), después de un largo viaje llega a través de las puertas de Invernalia, comienza este episodio ante un “quién es quién” de los principales personajes de JUEGO DE TRONOS, encabezado por Jon Snow (Kit Harington), Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y Sansa Stark (Sophie Turner). Ah, y Bran (Isaac Hempstead Wright), por alguna razón, ya que claramente continuamos con la tendencia de dejarlo en un rincón para que pueda murmurar algunas frases significativas con esas expresiones dignas de una maceta.


Naturalmente, Jaime desconfía de todos, es decir, de todos, excepto de Brienne (Gwendoline Christie), su compatriota desde hace mucho tiempo, que se apresura a saltar en su defensa, debido a los ataques verbales de Daenerys. Perdió la mano para evitar que la violaran, la envió a buscar a Sansa, y así sucesivamente, con lo que consigue convencer a Sansa, para salvar la cabeza de Jaime.
Jaime se queda en Invernalia. Tiene una breve charla con Bran en el escenario del árbol de Weirwood, en la que se disculpa por algo que en la escena anterior dijo explícitamente que no se disculparía (un poco incongruente) y que está cargado con la amenaza de "esta es la última temporada" de todos. También comparte un momento con su sufrido hermano, Tyrion (Peter Dinklage), que está también en el punto de mira de Daenerys ya que, contrariamente, Cersei (Lena Headey) no está enviando a su ejército al norte en busca de apoyo, pero en cambio, se alistaron las hordas de la Compañía de Oro y la armada de Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) para capturar lo que sea que el Rey de la Noche (Vladimir 'Furdo' Furdik) y sus Caminantes Blancos dejen atrás. Es bueno ver a los hermanos dialogar un rato sobre sus pensamientos.


En otra parte, Daenerys está furiosa por la aparente incompetencia de Tyrion, pero Jorah (Iain Glen) logra hablar con ella y convencerla de que Tyrion es una buena opción como “mano del rey”. Y hablan sobre que pasara cuando los caminantes sean derrotados y Daenerys se siente en el trono de hierro. Afortunadamente, fueron interrumpidos por la llegada de Theon (Alfie Allen), que presumiblemente viajaron a través del continente para llegar en un tiempo récord (parece que en esta temporada la teletransportación funciona mejor que nunca) que quiere comprometerse defendiendo Invernalia. Daenerys, nunca ha visto tanta solidaridad entre los pueblos sometidos.


Si el montaje no lo reveló, se avecina una batalla. Uno grande. Gendry (Joe Dempsie) ha estado haciendo armas y coqueteando con Arya (Maisie Williams); Davos (Liam Cunningham) está repartiendo gachas y hablando a los reclutas reacios a tomar las armas. Y en la sala de guerra, Jon está delineando un plan apropiadamente arriesgado. Dado que los ejércitos del Rey Nocturno son virtualmente imbatibles, la única posibilidad de victoria de nuestros héroes es si lo eliminan personalmente. Y para hacer eso, necesitan usar a Bran como cebo, ya que el Rey de la noche quiere borrar este mundo y el Cuervo de Tres Ojos es "su memoria".

Este episodio nos presenta una serie de pequeñas escenas centradas en los personajes que aprecié bastante, incluso nos recuerdan que ciertos personajes menores sí existen, por lo que sus muertes inevitables son un poco más impactantes. Pero las escenas que involucran una sesión de bebercio y conversación con Jaime, Tyrion, Davos, Brienne, Podrick (Daniel Portman) y Tormund Giantsbane (Kristofer Hivju) son un tesoro de pequeños momentos de personajes, incluida la historia de cómo Tormund obtuvo su nombre (y sus breves reflexiones sobre la igualdad de género), y el nombramiento de “caballero” para Lady Brienne de Tarth.


Y luego, el momento que todos hemos estado esperando, dos de ellos, de hecho. Primero, Jon le cuenta a Daenerys sobre su parentesco, y ella lo toma como se espera; Ella lo ve inmediatamente como una amenaza para el trono. Ninguno de los dos ha considerado oportuno estar adecuadamente horrorizado por la revelación de que son parientes de sangre que han estado teniendo relaciones sexuales. Pero al menos no tuvimos que esperar por esa información durante la mitad de la temporada.

De todos modos, el segundo aspecto. Cuando el episodio se cierra, los ejércitos del Rey de la noche llegan (casi) a las puertas. (madre mía el tercer capítulo que nos espera)

No hay comentarios:

Publicar un comentario