miércoles, 2 de marzo de 2016

Max (2015)

-Muchas han sido las películas que han tenido como protagonista a un perro y sus desventuras (Lassie, Rintintin) y más cuando ha ido acompañado de un jovencito adolescente con los típicos problemas de su edad (excepto en TOP DOG, donde un perro hacían de compañero policía de Chuck Norris) y ahora nos llega directa a nuestro hogares el largometraje MAX (2015) que en su país de origen USA si tuvo estreno en cines, donde se homenajea a los perros y amos soldados abatidos en servicio  durante las guerra de Afganistán.

-Un perro llamado Max regresa de Afganistán y es adoptado por la familia de su adiestrador y amo después de sufrir una trágica experiencia traumática.


-Dirigida por Boaz Yakin (TITANES, NIÑERA A LA FUERZA, SAFE) nos presenta una extraña mezcla de géneros en los que se incluye el drama y un thriller de acción donde se nos muestra en un prólogo como es el trabajo de un perro de la infantería de Marina en Oriente Medio para después de un suceso que es la muerte de su amo llamado Kyle en combate, regresar a USA y ser adoptado por la familia de este, donde su hermano (un incomprendido por su padre, por no seguir los pasos de ser soldado) harán amistad, ya que Max llega con grandes secuelas psicológicas. Esto básicamente es la primera hora de película, un drama  que ya hemos visto miles de veces, donde en este caso el joven adolescente tiene un amigo mexicano (el gracioso) y su hermana que es el interés amoroso del protagonista además de ayudarlo en el adiestramiento de Max, que podía pasar por un telefilm de sobremesa.



-Lo mejor viene a partir de la hora, donde entra en juego una especie de “Thriller” para todos los públicos, que implica al compañero militar de Kyle y que parece una especie de ochentada de la Cannon, en donde el protagonista y Max descubrirán que no todo soldado es tan buena persona como aparenta, esa parte de la película mejora, ya que es un giro en la dirección de la historia que pilla al espectador con sorpresa. Tal vez tenga que ver en ello el co-guionista de la película llamado Sheldon Lettich que ATENCIÓN fue guionista de 5 películas al servicio de Jean-Claude Van Damme, incluyendo pelotazos como CONTACTO SANGRIENTO (1988), LIONHEART (1990) y DOBLE IMPACTO (1991) se nota su mano en las escenas de acción (una un poquito violenta entre Max y un Pitbull)  también en los diálogos planos y los caracteres de los personajes poco desarrollados.



-Es una pena que MAX no hubiera seguido el camino de su prologo, en donde veríamos como se desarrolla la acción de un perro de estas cualidades en la guerra, porque podría haber sido un interesante proyecto, pero el estudio Warner no habrá querido arriesgar demasiado.

En el reparto destacar a Thomas Haden Church y Lauren Graham como padres del protagonista, los únicos que tienen desarrollado un poco la psicología de los personajes, además de buenos actores.




-En definitiva y resumiendo: Si en la segunda mitad del largometraje quitáramos al villano de la función, MAX sería un coñazo insufrible, una historia azucarada solo apta para espectadores de lágrima fácil mientras ven correrías de un joven y su perro, pero que gracias a lo anteriormente comentado, una fotografía solvente y la “actuación” de Max (en realidad eran Seis Malinois Belgas los que representaban el papel) merece al menos un visionado para los amantes de los perros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario