viernes, 20 de octubre de 2017

HorrorOctober#5 Leatherface (2017)

Precuela de la saga "La matanza de Texas", centrada en los años de adolescencia de “Leatherface”, su protagonista. El joven “Leatherface” escapa de un hospital psiquiátrico con otros tres reclusos y secuestra a una enfermera a la que llevará a un viaje por carretera de pesadilla mientras un policía trastornado le persigue.

LEATHERFACE llega como la precuela que nadie pidió y todo el mundo odia antes de verla. La franquicia de LA MATANZA DE TEXAS está repleta precuelas, remakes y secuelas, convirtiéndola en un auténtico caos y en donde un personaje tan icónico como es “Leatherface” no puede dar más de sí. Así que cuando comencé el visionado de LEATHERFACE tenía un poco de “miedo” interior debido a que la original del 1974 es mi película de terror favorita.


 El recientemente difunto Tobe Hooper y Kim Henkel  participan como productores ejecutivos, así que es una buena idea involucrar a los creadores originales. Con un guion de Seth M. Sherwood, LEATHERFACE es un serio intento de presentar una razón de por qué Jed Sawyer se convirtió en Leatherface y el mayor problema con esto es el mero hecho de que algunos villanos del cine de terror simplemente no necesitan un trasfondo, jugando muchísimo mejor con el misterio sobre su personalidad y cuáles son sus motivos para matar. Sin lugar a dudas, la película es una premisa intrigante, pero también es innecesaria intentando explicar sus tendencias homicidas ¿alguien quiere eso?


Tiene lugar en Texas y fuera de una secuencia de prólogo sin embargo, no esperéis  ver una motosierra hasta pasado los 75 minutos en la película. El hecho es que se intenta fijar una historia de fondo para el personaje de Leatherface, sin realmente proporcionar mucha información de fondo. Quiero decir, sólo muestra cosas tal como ocurren, sin realmente pararse a explicar los motivos. El mayor problema es que los personajes son todos bastantes terribles. No por sus acciones (al fin de al cabo, son una pandilla de locos) sino por la forma en que están escritas. Ninguno de los personajes está bien desarrollados, aunque obviamente son importantes para la creación de 'Leatherface'. De alguna manera esta película realmente necesita otra precuela para mostrar cómo se formó la familia, para poder entenderlos. En serio, si haces una precuela intenta explicar porque la familia Sawyer es una panda de psicópatas y a partir de ahí es donde tienes realmente que empezar. Esta película ofrece más preguntas que respuestas. De hecho, proporciona muy pocas respuestas fuera del desarrollo del personaje principal.


La película carece de un "héroe decente”, así como un sólido  villano principal en la historia. Sinceramente, no sé quién se supone que es el héroe, personaje principal y villano de la película. Todo está destinado a poder dar una “sorpresa de guion” para saber quién del grupo acabara cogiendo la motosierra, pero tampoco es un giro de guion que te haga caer de espaldas, ya que el espectador no es tonto y la historia parece todo el rato en intentar que te enfoques en un personaje (bastante obvio por su físico y estado mental) cuando sabes que por ahí no va a ir la resolución final de la historia.


Otro aspecto es que LEATHERFACE no es más que un “slasher” moderno con su enfoque y la historia. Hace todo lo que se puede esperar de una película de este tipo y los directores Alexandre Bustillo y Julien Mary (Á l´INTERIEUR) están más pendientes de sacar secuencias truculentas y gore que realmente crear un poco de suspense o alguna escena que provoque un poco de terror. Un poco extraño también es que a veces estas secuencias están fuera de plano y otras no, lo que me hace pensar en que los productores no les dejaron enseñar todo lo que los directores hubieran querido y ese conflicto de intereses puede que se vea reflejado en ciertas partes del film. No por ello, también hay que elogiar la ambientación y la fotografía de la película, sobretodo llegados al tercer acto, donde en los últimos 20 minutos por fin podemos ver a Leatherface hacer de las suyas (otra cosa, es si el espectador acepta o no lo que ocurre con la “transformación).


En definitiva y resumiendo: LEATHERFACE tiene muy poco de lo que sería una película de LA MATANZA DE TEXAS (exceptuando prologo y sus últimos 20 minutos) y pareciéndose más a una “road movie” sangrienta con un grupo de personajes que parecen ser descartes de la película de LOS RENEGADOS DEL DIABLO de Rob Zombie.Lo único salvable sea las actuaciones de Lili Taylor (como matriarca de los Sawyer) y Stephen Dorff (como sheriff del condado) y ciertas escenas truculentas (una con un cadáver de por medio) pero que como fan acérrimo a la original, no consigue LEATHERFACE cautivarme, no pasa de ser un mero entretenimiento pero solo pido que si vuelve el personaje en otra pelicula,por favor, trátenlo como se merece o simplemente déjenlo morir en paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario