jueves, 5 de octubre de 2017

HorrorOctober#1: Siete Deseos (2017)

Una joven de 17 años (Joey King) descubre una caja con poderes mágicos, pero usarla tendrá un alto y sangriento precio.

En este 2017 parece que el género de terror está pegando un buen subidón y después de películas como IT o DEJAME SALIR, Hollywood ha logrado sacar una serie películas de terror de buena calidad, que han tenido el beneplácito del público y la crítica. Lamentablemente, sin embargo, no todas pueden ser ganadoras. Con esto en mente, SIETE DESEOS de John Leonetti es un producto mal ejecutado, pasado por el filtro de lo absurdo, en una película que está destinada solo para el público adolescente o espectadores que no quieran pensar.


Desde el principio, SIETE DESEOS sonara familiar a los fanáticos del género de terror. Solo con leer la trama principal, parece que ya hemos visto esta película incontables veces. SIETE DESEOS no puede sentirse orgullosa de ser una película original ya que parece un puzle de piezas compuesta por la franquicia de DESTINO FINAL, EXPEDIENTE WARREN e incluso ANABELLE (de la que John Leonetti también es su director) en lo que la película sería una compilación de grandes éxitos de buenas películas de terror pero en versión “cover” cantadas por Justin Bieber. Eso puede sonar duro, pero me temo que también es la pura verdad. La película hace poco o ningún intento de innovar en su concepción de concebir el susto en el espectador, y se basa principalmente en los temores que incluso el más superficial aficionado al horror verá venir desde lejos. ¿Un perro que sabe que algo malo pasa antes que los humanos? Listo. ¿Una secuencia que tiene un triturador de basuras? Listo. ¿Los personajes se agolpan alrededor de un portátil para investigar su misterioso artefacto? Apuesto a que esta película tiene una de esas escenas también.


También hay otro factor significativo que quita interés en SIETE DESEOS: No es recomendada para menores de 13 años. No hay duda de que las recientes películas de terror como NO APAGUES LA LUZ han logrado ofrecer emociones fuertes dentro de esta, pero esta película se siente que esta tan editada para sacar la menos sangre posible que no puede aportar terror o tensión. Como resultado, no conseguimos ningún temor, pero tampoco conseguimos ninguna escena gore o sangrienta que agrade a los fans más “hardcores”.


Realmente es una pena que SIETE DESEOS parezca tan desinteresada en probar algo remotamente nuevo con el género de terror, porque en realidad cuenta con un conjunto de actores jóvenes que cumplen con grado sus actuaciones. Incluso Ryan Phillippe hace lo mejor con el material limitado que le ofrece la película. La cuestión es del hecho de que la trama establecida por el guion de la película es simple, y los actores básicamente  están encasillados en los típicos clichés de las películas de terror.


Uno de los temas más importantes de principio a fin es el hecho de que la película sufre de una crisis de identidad bastante loca. No se  puede decir si quiere ser una comedia negra o una película de terror seria y finalmente se encuentra totalmente perdida en el limbo de esas dos ideas. Ambas ideas podrían haber llevado a una especie de película interesante, pero la incapacidad de SIETE DESEOS para realmente averiguar lo que quiere ser de sí misma hace que se hunda completamente.


En definitiva y resumiendo: Al final, SIETE DESEOS no es ni asustadiza, ni elegante, y despilfarra a un grupo de actores jóvenes en una historia aburrida y sin alma, en lo que lo único que se puede salvar es el final de tal historia (pero para ello tienes que aguantar 89 minutos). Teniendo en cuenta el hecho de que este es un año en el que se está  redefiniendo el terror en la pantalla grande, SIETE DESEOS es un  gran paso atrás para el género en su conjunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario