sábado, 18 de noviembre de 2017

Liga de la Justicia (2017)

Motivado por la fe que había recuperado en la humanidad e inspirado por la acción altruista de Superman (Cavill)  Bruce Wayne (Affleck) recluta la ayuda de su nueva aliada, Diana Prince (Gadot) para enfrentarse a un enemigo aún mayor. Juntos, Batman y Wonder Woman  se mueven rápidamente para intentar encontrar y reclutar un equipo de metahumanos que combata esta nueva amenaza.

¿Ha habido alguna vez una película cuya producción haya estado bajo el microscopio tanto como  LA LIGA DE LA JUSTICIA (2017)? Desde que BATMAN V SUPERMAN (2016) se encontró con la reacción de los fanáticos (y una “decepcionante” taquilla de 872 millones de dólares), Warner Bros ha estado bajo presión para enderezar el barco, donde acertaron de lleno con WONDER WOMAN (2017) y no es de extrañar que LA LIGA DE LA JUSTICIA haya sido tan meticulosa antes de llegar a los cines, con el director Zack Snyder,que tuvo que abandonar la película debido a razones familiares (aunque sigue siendo el único director acreditado) y a Joss Whedon (que obtiene un crédito de co-escritura) a cargo de los nuevos retoques en la película.


Como tal, LA LIGA DE LA JUSTICIA realmente se siente más como producto corporativo (en momentos, con mucho descaro)  en lugar de la visión final de un director. A pesar de que con sus errores, EL HOMBRE DE ACERO (2013) y BVS fueron claramente películas de Zack Snyder, incluyendo sus elecciones audaces en ambas películas.LA LIGA DE LA JUSTICIA  no tiene esa sensación, ya que es una película que claramente tiene  a mucha gente involucrada, dándole una sensación totalmente inconexa. Sin embargo, incluso en los momentos en los que realmente nos hace sentir al espectador, que estamos viendo una película de Snyder, no llega a ser una sensación del todo satisfactoria. La película pretende alejarse de los que fue BVS, con un aspecto notablemente diferente a través del nuevo director de fotografía Fabian Wagner (y compositor (Danny Elfman - reemplazando a Hans Zimmer y Junkie XL - y contribuyendo con un score menos acertado, con guiños breves al tema de BATMAN realizado por Tim Burton  y al tema SUPERMAN de John Williams).


Desde el principio, la película tiene una nueva “sensibilidad” en todo, con un video de un niño haciendo una entrevista con el móvil a un simpático Superman, nos da la sensación de que en esta película se está realizando un cambio radical a lo anteriormente estrenado del DCEU.Todo es diferente de lo que era en BVS, con un personaje que recibe una reinvención más radical (apostaría a que fue principalmente fueron sus escenas las que se volvieron a filmar), teniendo unos resultados de los cuales son discordantes a que una caracterización cambien tanto. Lo mismo se puede aplicar para Ben Affleck, sigue siendo Batman, solo que ahora le gasta bromas a Alfred y actúa como un colegial enamorado de Wonder Woman,algo que no juega a favor suyo en ningún momento. De las dos películas que ha realizado como Batman, sin duda BVS fue un mejor ejemplo de lo que podía hacer. Es mucho mejor como un oscuro Batman, que un agradable y simpático Batman.


Afortunadamente, Gal Gadot como Wonder Woman ,beneficiada de su propia película en solitario, su papel es mucho mejor.LA LIGA DE LA JUSTICIA en realidad retoma bastante bien su estatus de mujer (post Wonder Woman), con la clara idea de que para una amazona de su edad, cien años es un abrir y cerrar de ojos, y todavía tiene heridas emocionales de lo que ocurrió en su película Gadot realmente parece haber nacido para interpretar el papel, y sus escenas son (sin duda) las mejores de la película.


En cuanto a los otros nuevos personajes de DCEU, todos fallan en su realización.Ezra Miller como Barry Allen / The Flash solo sirve para ser el alivio cómico de la historia (y de paso, ser el peor Flash de los realizados). Ray Fisher demuestra ser una buena elección para ser Cyborg, pero tiene un toque bidimensional como personaje torturado por su aspecto y vida que no llega a tener el desarrollo necesario para sentirte “atraído” por el personaje. De todos ellos, el único que funciona es Aquaman interpretado por Jason Momoa con un personaje que parece un roquero salvaje y teniendo el equilibrio perfecto en su carisma y teniendo fe en lo que puede realizar en su película en solitario.
El villano que es Steppenwolf (con voz de Ciaran Hinds) se puede colocar perfectamente entre los peores en la historia del cine de cómics. Con un  CGI tan lamentable y con un villano tan genérico que llega a ser un completo aburrimiento en cada aparición suya. El inevitable enfrentamiento con Steppenwolf termina rápidamente, y parece que el tercer acto se tuvo que cortar para llegar a ser una película de 120 minutos.


En definitiva y resumiendo: LA LIGA DE LA JUSTICIA es un entretenimiento que se olvidara fácilmente, una vez vista. Intenta ser un cambio radical a lo que fue ELHOMBRE DE      ACERO y BVS,jugando más a parecerse a una película de Marvel,que en seguir su estilo de historia “adulta” de superhéroes. Exceptuando a Gadot, entre los demás no existe química en pantalla, con un Ben Affleck que está pidiendo a gritos salir de la franquicia de Warner Bros, un villano de tercera división y sobretodo ¿300 millones de dólares para un CGI tan cutre, al nivel de las películas de Uwe Boll? Yo solo espero que de una vez por todas piensen que tono tiene que tener el DCEU, porque a mí me está empezando a cansar soberanamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario