sábado, 16 de diciembre de 2017

Coco (2017)

Miguel es un joven con el sueño de convertirse en leyenda de la música a pesar de la prohibición de su familia. Su pasión le llevará a adentrarse en la "Tierra de los Muertos" para conocer su verdadero legado familiar.

Seré claro: COCO (2017) no es perfecta, pero es una completa y absoluta alegría poder ver historias asi.La película demuestra que Pixar todavía está en su mejor momento cuando utiliza nuevas ideas en lugar de secuelas descafeinadas.


Pixar está de regreso para crear una película animada con una historia completamente original. Si existía el temor de que Pixar hubiera perdido su “mojo”, esos miedos han quedado en paz con COCO, una historia bellamente elaborada y emotiva sobre la música, el perseguir los sueños que cada uno quiere realizar  y la importancia de la familia. El inicio y presentación de los personajes puede que sea un poco larga, pero COCO se toma su tiempo en establecer sus bases. Al mismo tiempo es imposible criticar a la película por esa decisión. El tema de la familia es fundamental para la historia que COCO intenta contar, y como tal, debe el espectador pasar un tiempo con la familia del protagonista para que todo eso importe.

Una vez que la historia se pone en marcha, sin embargo, quedas arrastrada hacia ella inevitablemente. Va a escenarios interesantes y conoce personajes curiosos. El perro callejero Dante es tan divertido como tendría que ser un animal en las mejores historias de Disney o Pixar ha producido, y solo vale la pena echarle un vistazo a al mimo realizado con la animación con algo tan simple como la lengua del animal. Héctor, un alma perdida que Miguel une en su causa en la “Tierra de los Muertos” es entretenido, y tan musicalmente talentoso como Miguel. Aunque es probable que la fallecida Mamá Imelda de Miguel robe el show cada  vez que aparece en escena. El niño protagonista (Miguel) es totalmente solido durante todo el metraje. Si bien el personaje es otro protagonista de Disney con padres que "simplemente no le entienden y menos si es algo relacionado con la música, Miguel está lejos de ser el peor ejemplo de este cliché narrativo en una película de animación.
Para responder a la pregunta principal, si COCO va a arañar las fibras del corazón del espectador, la respuesta es unos rotundos sí. El espectador que sea de lagrima sencilla será mejor que acompañe el visionado con un paquete de pañuelos (por si las moscas).


Aunque no es un musical en el modelo tradicional de Disney (como el estilo de LA CENICIENTA o EL LIBRO DE LAS SELVA) la música es una de las partes más importantes de COCO de lo que ha sido en cualquier película de Pixar hasta la fecha. Kristen Anderson-Lopez, famoso por escribir las canciones de FROZEN, tambien realiza las canciones originales en COCO, aunque la influencia mexicana significa que no se parece en nada a "Let it Go" (por suerte) yo acabe tarareando canciones de la película una vez salí por la puerta de la sala de cine.


Es maravilloso ver a una cultura que rara vez llama la atención tener un escenario tan importante como una película de Pixar. La mayoría de las personas probablemente saben muy poco sobre “El Día de Muertos” en México, y aunque algunas libertades ciertamente se toman con la mitología detrás de la pasión en esta fiesta, el respeto con el que se acerca Pixar es totalmente acertado.
COCO es una película que los niños disfrutarán. Habiendo dicho eso, es una historia notablemente más madura. Las películas de Pixar nunca han vacilado en tratar con temas para adultos, como la mortalidad, y como es de esperar, una película que trata con ancestros que han fallecido no se aparta de ella. COCO sin embargo, lleva las cosas un paso más allá con el giro más oscuro en un guion que hemos visto en una película familiar por algún tiempo.


No es el único momento en que la película intenta sorprender al público. El otro gran "giro" probablemente sea una sorpresa para los niños, pero los adultos “oleremos la tostada” des el primer momento, lo que no quiere decir que no sea emocional tanto para niños como adultos.
Llamar a la animación de Pixar visualmente impresionante parece un ejercicio obvio, pero COCO es realmente encantadora de ver. La Tierra de los Muertos es brillante, colorida y está llena de cosas que casi distraen al espectador. El reconocimiento especial debe ir a las “alebrejas”, las guías espirituales que consisten en múltiples animales combinados en varias criaturas únicas. Cada combinación es brillante, hermosa y única.


En definitiva y resumiendo: COCO es una historia de Pixar, en la que demuestra que con las ideas originales no tiene rival, la película te toca el corazón y te hace disfrutar en cada momento. Ya no hablando del aspecto visual (excelente) si no del cariño que se les da a los personajes, en la que es imposible aburrirse. Sin duda una gran recomendación para ver en los cines y sin duda la mejor película de animación del año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario