lunes, 30 de abril de 2018

Psychokinesis (2018)


Con sus recién adquiridos poderes sobrehumanos, un padre (Seung-ryong Ryu) se dispone a ayudar a su hija (Eun-kyung Shim) que está a punto de perder todo lo que da sentido a su vida.

Las películas del director Yeon Sang-ho a menudo han presentado problemas sociales de una manera novedosa. Su debut, THE KING OF PIGS (2011) abordó el acoso escolar y la pobreza a través de la animación, mientras que el éxito de TRAIN TO BUSAN (2016) examinaba la lucha de clases a través del género de zombies. PSYCHOKINESIS (2018) cubre un territorio temático similar dentro del género de superhéroes.


Después de la intensa duologia de TRAIN TO BUSAN/ SEOUL STATION, lo más desmoralizador de PSYCHOKINESIS es la comedia. Gran parte de la primera parte de la película trata sobre el choque cómico de Seok-heon con los objetos que puede hacer flotar a su alrededor, o Roo-mí que no está muy impresionado con ello. Sin embargo, Yeon se las arregla para (casi) sin interrupciones entre este tono y algunos más violentamente contundentes, incluida un inicio un poco contundente para uno de los personajes.Pronto se vuelve evidente que esta es efectivamente una historia de origen de superhéroes. La pronunciada curva de aprendizaje de Seok-heon desde que comienza y va amplificando gradualmente sus poderes. Comedia y acción comparables en partes iguales, los intentos cada vez más frustrados de los villanos en algunas secuencias de lucha ingenuamente extravagantes (como la primera vez que el protagonista utiliza sus poderes en una pelea).


Hay algunas escenas están realizadas de manera impresionante, incluida una en la que Seok-heon arruga un automóvil como si fuera una tarjeta de visita, pero en el corazón de la película de Yeon hay una aguda conciencia social. Además del tema más amplio de las maquinaciones corporativas frente al pequeño vendedor de barrio, hay algunas pequeñas  incursiones en los  sectores de los medios. En un momento dado, un histérico comentarista de noticias culpa a Corea del Norte por su gran armamento para los aparentes poderes de Seok-heon.


Por supuesto, Yeon crea una película visualmente atractiva también. Las tomas a gran escala de las protestas callejeras y las barricadas en llamas están a la altura de cualquier escena de TRAIN TO BUSAN y la escena en la cárcel seguramente pasará a ser una de las escenas más emblemáticas del director. La mejor actuación de la película proviene de Jung Yu-mi, una maravillosa actriz que ha sido conocida principalmente por su encantadora actuación en OKI´S MOVIE (2010) y OUR SUNI (2013) de Hong Sang-soo. Como la villana de la historia Jung deliciosamente mastica sus varias escenas en la película, y ella es especialmente divertida cuando su personaje muestra alegremente a cierto personaje de apoyo lo despiadada que puede ser.


En definitiva y resumiendo: PSYCHOKIESIS no es una mala película, ni está cerca de ser excepcional. El espectador se quedara deseando que  hubieran escogido temas más fuertes y permitir que fluyeran desde allí. Por otra parte, no creo que esta película fuera hecha para formar una trilogía innovadora, eso sería bastante absurdo. Es una película genérica de un superhéroe corriente que no reside en un universo en particular y es una entretenida. Disfrutad de PSYCHOKINESIS pero dudo que se recuerde una vez vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario