lunes, 16 de julio de 2018

La Primera Purga: La noche de las bestias (2018)


Para mantener durante el resto del año la tasa de criminalidad por debajo del 1% los Nuevos Padres Fundadores de América ponen a prueba una teoría sociológica que da rienda suelta a todo tipo de agresiones durante una noche en una comunidad aislada.

Desde que nos presentaron por primera vez el mundo de THE PURGE, la franquicia aparentemente se ha adaptado a los tiempos. Lo que comenzó como un “home invasión” se convirtió en una declaración social más burda. Y sí, LA PRIMERA PURGA (2018) tiene un punto de vista muy claro. Sin embargo, creo que un servidor que os escribe, deje a un lado el tema de la política y me centre en si es una buena película de la saga y de ser testigos de cómo comenzó todo. ¿Y quién sabía que la tía May de Peter Parker estaba de alguna manera involucrada en la Purga? Sí, Marisa Tomei está aquí.


Mi reacción a LA PRIMERA PURGA es complicada. A medida que esta historia se desarrollaba, me sorprendió de que realmente no es una mala película. Mientras estaba sentado con mi refresco, me encontré pasando un momento muy entretenido. Sin embargo, dejando pasar el tiempo y pensando, hay algunas cosas que ciertamente no son positivas. El cambio de película de terror al género de acción es una transición tope durante la historia y ciertos aspectos están reciclados de otras entregas. Aun así, si has disfrutado de la saga hasta ahora, la mayoría de estos aspectos serán obvios y más que asumidos.


Como Nya, Lex Scott Davis ofrece un buen trabajo. Y aunque Y'lan Noel también hace un buen trabajo como “gansta” de Staten Island, su transición a un moderno John McClane de color es acojonante. De hecho, una vez que la acción llega al último tercio, uno se piensa si no estamos ante un nuevo remake de LA JUNGLA DE CRISTAL (1988) en una arriesga decisión del guionista (pero que yo agradecí mucho).Y luego está Skeletor. Esta es una actuación en la película que merece una mención especial. De hecho, la primera cara que vemos es la de este psicópata demente interpretado por Rotimi Paul. Prepárate para uno de los antagonistas más extraños que se verán este año en el cine. Y, francamente, Paul lo vuelve completamente loco y creando una sensación en el espectador entre temor y diversión por verlo aparecer en la pantalla.


La precuela está dirigida por Gerard McMurray y escrita por el creador de la saga, James De Monaco. McMurray se las arregla para crear una sensación de miedo y tensión a medida que aumenta el terror. Y dado que la cuarta película de la serie es un poco mejor que las entregas anteriores, las violentas imágenes son más efectivas (como la que ocurre en un campo de baseball).
Anteriormente, mencioné la inclusión de Marisa Tomei en el elenco. Si miramos hacia atrás en la franquicia, ha habido actores de peso como Ethan Hawke, Lena Headey y Frank Grillo. Y aunque ella hace un buena actuación, su papel en sí mismo es un desperdicio (atentos a una escena que transcurre en una Tablet, totalmente frustrante) Tal vez le debía un favor a alguien, pero es una pena que una actriz así no tenga un mejor personaje.


En definitiva y resumiendo: LA PRIMERA PURGA es una experiencia divertida y entretenida. Sin embargo, a medida pasa el tiempo una vez vista la película, descubres que los personajes hacen elecciones constantemente malas y la cuestionable “transición” de Dimitri a héroe no es del todo creíble para los espectadores que se dieron cuenta de la dirección que está tomando esta saga (especialmente en la tercera parte) probablemente no les guste esta. Si el espectador es capaz de perdonarle estos defectos, quizá disfrute de LA PRIMERA PURGA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario