miércoles, 29 de agosto de 2018

¿Quien Esta Matando a los Moñecos? (2018)


En un mundo en el que las marionetas coexisten con los humanos como ciudadanos de segunda clase, un títere que trabaja como detective privado, Phil Phillips, trata de seguir la pista del asesino de su hermano, que amenaza también con eliminar uno por uno a los miembros de un famoso show de los 80. La siguiente en la lista es un viejo amor de Phil, Jenny (Elizabeth Banks), lo que le empuja a pedir ayuda a su antigua compañera de trabajo, la detective Connie Edwards (Melissa McCarthy).

En la historia del imperio de los Muppets (o Teleñecos) del creador Jim Henson siempre ha habido una racha más “oscura”. No solo se ha mostrado esa racha a través de la franquicia de los Muppet, sino que también se mostró en películas como CRISTAL OSCURO (1982) y DENTRO DEL LABERINTO (1986). Si bien el público las trata como películas familiares, Henson lo vio como un vehículo para contar historias de todos los géneros. Ahora, su hijo Brian Henson sin importar el nombre de Muppet, estrena en nuestras carteleras ¿QUIEN ESTA MATANDO A LOS MOÑECOS? (2018) una película dirigida al público adulto.


Si bien la historia de ¿QUIEN ESTA MATANDO A LOS MOÑECOS? es bastante básica, los guionistas Todd Berger y Dee Austin Robertson cran un argumento de “thriller” con algunos toques en el género detectivesco, es una estructura lo suficientemente básica como para no colapsar bajo su verdadero propósito. Ese propósito es una historia simple para darnos gags de marionetas, y cuando llega el momento en que los chistes se vuelven zafios y groseros, la película juega con todo su potencial.  Además de la coña con los Muppets, hay un montón de sketches que parodian todo, desde dramas policiales hasta la película INSTINTO BASICO (1992) en una escena que nos arrancara una carcajada.



Hay muchas cosas que no esperarías que hicieran lo muñecos en la película, pero para aquellos que siguieron la carrera post-Muppet del director Brian Henson a través de su marca Henson Alternative, saben que este es su pan de cada día. Y a pesar de que la película es bastante obscena, definitivamente se gana su calificación para adultos, pero con un propósito aparte de escandalizar al espectador. Estas bromas funcionan, y trabajan duro, para crear un mundo donde los títeres sean más humanos de lo que nunca han sido. También ayuda que la película apenas llegue a los 90 minutos de duración, lo que permite que el ritmo brutal de los gags y la historia sea entretenido, sin volverse repetitiva.


Quizás la parte más impresionante de ¿QUIEN ESTA MATANDO A LOS MOÑECOS? es cómo se compromete completamente con su premisa, incluso con el elenco de actores/actrices. Melissa McCarthy, en particular, demuestra que sabe ser coestrella al lado de un muppet y tiene sus propias escenas para brillar (atención a su adicción)  y puedes creer que este mundo entre humanos y títeres funciona, y eso es una verdad no solo de las actuaciones de los actores en la pantalla, sino también de los titiriteros que también están presentes, simplemente ocultos por el inteligente encuadre de la cámara y algunos efectos digitales (pero donde se les homenajea en los créditos finales).


En definitiva y resumiendo: En las manos equivocadas, ¿QUIEN ESTA MATANDO A LOS MOÑECOS? habría sido todo pelusa y no habría ninguna acción. Pero tener a Brian Henson y su equipo de titiriteros abordando el concepto solo lo convierte en lo que podría y debería ser el comienzo de proyectos originales. La dirección de Henson coincide con el guion de Berger al tomar un elemento básico amado de la infancia y convertirlo en algo más. Aunque parezca fácil hacer una película como esta, si esta película fuera dirigida por otros directores que no entendieran el concepto de humano/muppet hubiera sido un desastre. Pero tal como está, ¿QUIEN ESTA MATANDO A LOS MOÑECOS? Es una comedia adulta que juega con la nostalgia para llevarla a otro nivel, con un humor ingenioso y del que sin duda Jim Henson estaría orgulloso de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario