jueves, 27 de septiembre de 2018

Asia Presenta: RV: Resurrected Victims (2017)


Una madre vuelve a la vida siete años después de su muerte para vengar su asesinato.

En los últimos años, el mercado de Corea del Sur ha comenzado a exportar algunos géneros bastante intrigantes sobre todo en el terror, que causó sensación hace solo dos años con TRAIN TO BUSAN (2016) y que pillo al público por sorpresa. Cuando apareció el primer tráiler de RV: RESURRECTED VICTIMS (2018) tenia de hecho un tono y un concepto parecidos, ya que se centraba en los muertos resucitados y lo que parecía una cantidad sustancial de terror existencial. Estas fueron las expectativas con las que me aferré para ver la película y fueron las que sabotearon dicha visión. En lugar de un examen exhaustivo de los impactos sociales y culturales del concepto, las víctimas que regresaban de la muerte para buscar venganza contra quienes las mataron y no fueron castigadas por la justicia, RV termina siendo una historia de detectives plagada de clichés que adoptan la fórmula del suspense de Corea del Sur.


Primero hay que decir que RV no es para nada una película terrible ni mala, porque el mercado cinematográfico de Corea del Sur no permitiría que una película así tuviera distribución internacional. Como siempre, el nivel de producción es más que impresionante y, en todos los casos, las interpretaciones del elenco siguen siendo efectivas. Con el protagonista principal Kim Rae-won como fiscal cuya madre vuelve de la tumba para vengarse de su asesino, ofrece una actuación admirable que crea emociones en el espectador sobre lo que sucede en la pantalla mientras que en gran conjunto intenta salir indemne de los diálogos melodramáticos. En muchos sentidos, la película intenta con todo su precio venderse y, en todo caso, eso es respetable.


A pesar de estos fuertes valores de producción y buenas actuaciones, RV simplemente no puede superar sus propios conceptos mal utilizados y momentos melodramáticos forzados. Como se mencionó, la película comienza con una intrigante premisa y ese concepto que tiene mucho peso en el potencial de crear una crítica social más amplia, pero la película opta por contar una historia más íntima sobre un hombre, su madre muerta, y un misterioso asesinato que tiene tintes de conspiración. Para cuando introduce el misterio en sí mismo, configurando una narrativa más tradicional que usa su enfoque sobrenatural de la manera más infundada posible que solo crea muchas más preguntas de las que la película está dispuesta a responder, cae en caminos predecibles que ya hemos visto bastantes veces en el cine de Corea del Sur. Este tipo de experiencia hueca, a pesar de todo el potencial de ser una historia desgarradora para una familia con grandes implicaciones en un sistema que no necesariamente castiga lo injusto, se queda un poco en “agua de borrajas” para dar un thriller que roza lo genérico.


En definitiva y resumiendo: RV: RESURRECTED VICTIMS funciona como una película curiosa para el espectador. El concepto parece bastante intrigante y no es injustificado esperar la producción y las buenas interpretaciones en la historia. Al final, sin embargo, RV simplemente no tiene los medios para llevar su material a niveles más grandes y caer en lo predecibles que no le hacen ningún favor, ya que ignora sus elementos de terror para el melodrama familiar. Quizá haya un publico que le parezca muy buena, pero los que somos fanáticos del cine de Corea del Sur veremos que es un entretenimiento que no merece la pena ser recordado después de verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario