viernes, 2 de noviembre de 2018

Mister Video: Commando (1985)


El coronel John Matrix (Arnold Schwarzenegger), experto en artes marciales, es un comando sin igual; sin embargo, debido al número de operaciones especiales en las que ha intervenido, ha sido 'jubilado' para protegerlo de quienes desearían vengarse de él. Pero un dictador sudamericano despiadado y vengativo ha logrado localizarle y secuestrar a su hija. Para recuperarla, Matrix deberá volver a Sudamérica con una última misión: acabar con el presidente Velásquez.

Lo que la década de 1950 fue para la ciencia ficción (PLANETA PROHIBIDO, LA INVASION DE LOS LADRONES DE CUERPOS etc.) es lo que los años 80 fueron para la película de acción - el momento cumbre del género, ofreciendo una variedad de ejemplos de este tipo de película, caracterizada principalmente por el machismo, hombres demasiado grandes que manejan enormes armas, convirtiéndose en un ejército de un solo hombre y dejando cadáveres por doquier. Chuck Norris, Dolph Lundgren, Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger se convirtieron en iconos conocidos en todo el mundo, no por su habilidad para actuar, sino por el tamaño de su pecho, los abdominales, y el caos que creo a los villanos más malvados del mundo. Como un verdadero fanático de la acción, puedo crear una breve lista de aspirantes al título de "película de acción por excelencia de los años 80" como ACORRALADO, TOP GUN, DEPREDADOR, COBRA y LA JUNGA DE CRISTAL vienen a mi mente inmediatamente como lo mejor de lo mejor. Películas como EL GUERRERO AMERICANO seria la que ganaría el título a la más insulsa, aunque tener un guion con momentos absurdos es sin duda uno de los requisitos para mejor película de acción de los 80.


COMMANDO (1985) fue estrenada justamente a mediados de la década, presentando a Arnold Schwarzenegger, el casi indiscutible rey de la acción en la década, del hombre de enorme estatura y con insuperables músculos, tan grandes como las armas que maneja en COMMANDO. No hay duda de que la década de 1980 fue la década de la "paz a través del poder de fuego superior", ya que Estados Unidos derrotó a la Unión Soviética en buena medida a la superioridad en la carrera armamentística. COMMANDO cuenta con lanzacohetes grandes y voluminosos, un rifle estilo Kalashnikov de apariencia extragrande y una escopeta de tamaño considerable, solo para nombrar algunos. También es un aspecto idiota, exagerado y tonto, y lo llamo así con todo el respeto y la admiración que puedo tener a esta obra. La película logra el equilibrio perfecto de acción exagerada, un diálogo inteligente que incluye el mejor grupo de frases para el recuerdo, y una historia simple (muy simple) para que funcione. Es lo suficientemente seria para que nos preocupemos por la historia, y lo suficientemente estúpida como para que podamos mantener una sonrisa en nuestras caras durante noventa minutos. Sin lugar a duda, esto es, la película que define la década de 1980 y, como fan de la década, el género y su estrella, COMMANDO es una de mis películas favoritas de la época.


Por mucho que me guste esta película, soy el primero en admitir que es una de las películas de gran presupuesto más tontas que he visto en mi vida, pero eso es lo que la hace tan genial. Su estado de ánimo es muy serio, pero los cineastas obviamente sabían que no estaban haciendo una película de calidad de Oscar, y crearon una película hecha a medida para los fanáticos de la acción. La trama es increíblemente simple, tanto que, como mencioné antes, realmente no importa. Los aficionados no miran la película para la complejidad de la trama o el desarrollo del personaje (aunque de todas formas superan con creces muchas películas en este género). Los fanáticos de Arnold miran esta película para verlo disparar, cortar, apuñalar, patear, todo ello para rescatar a su hija, mientras suelta algunas de las frases más divertidas que se han escuchado y esperando la batalla final entre Matrix y su archienemigo Bennet sin ningún tipo de complicación durante el metraje.


En definitiva y resumiendo: COMMANDO es una película de acción que se puede ver hasta la saciedad y que nunca va a perder su encanto, como una película de Serie B disfrazada de espectáculo de gran presupuesto. Sin duda merece estar entre las primeras en el top de este cine de acción en los 80´s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario